Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SANIDAD
Iciar Martínez Responsable de la Unidad de Diagnóstico Molecular y Genética Clínica de Son Espases

«Realizamos 16 estudios al mes para dar terapias personalizadas contra el cáncer»

«Los tratamientos actuales no son para un cáncer de mama o de ovario sino para una mutación muy concreta de un gen»

Iciar Martínez: "Realizamos dieciséis estudios genómicos al mes para ofrecer a los pacientes terapias oncológicas personalizadas"

Iciar Martínez: "Realizamos dieciséis estudios genómicos al mes para ofrecer a los pacientes terapias oncológicas personalizadas" G. Bosch

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Iciar Martínez: "Realizamos dieciséis estudios genómicos al mes para ofrecer a los pacientes terapias oncológicas personalizadas" Iñaki Olaizola

¿En qué consisten las terapias dirigidas contra el cáncer?

En la medicina personalizada contra un tumor se intenta que el fármaco que le das al paciente le cure o evite que se extienda en forma de metástasis y también intentas evitar que le provoque efectos secundarios adversos. Todas estas terapias se han diseñado para cánceres que no se curaban

Es por tanto una terapia oncológica personalizada…

Personalizada para cada tipo de tumor y para cada persona. Antes diagnosticabas un cáncer de mama y ya estaba. Luego se avanzó y se sabía qué tipo de células estaban alteradas y ahora se sabe qué tipo de genes han mutado.

El artículo científico que le acaba de publicar la prestigiosa revista Nature versa sobre esto…

Sí. Y bueno, soy coautora del artículo junto a mi compañero Joaquín Mateo del Vall d’Hebron. Hay diferentes formas de trabajar desde esta perspectiva. Hay gente que busca unos genes concretos y hay otros grupos de trabajo que investigan sobre paneles de genes. En definitiva, es una forma más eficiente de trabajo en la que desde el primer momento miras todos los genes posibles y de esa manera puedes tener acceso a todo el arsenal terapéutico, a todos los fármacos que podrían ser útiles para ese paciente y para ese tumor en concreto.

¿Cómo va a cambiar el abordaje de un cáncer de mama con estas terapias dirigidas?

Hasta ahora, si tenías un cáncer de mama te daban un tratamiento farmacológico único, común para todos los pacientes en esa misma situación. Si fallaba ese tratamiento, te daban otro. Y así sucesivamente.

¿Y ahora?

Ahora miramos qué genes están alterados en tu tumor y le damos el tratamiento más ventajoso, con lo que evitamos los cambios de tratamientos y que el paciente tenga efectos adversos.

¿Podrían haber tantos tratamientos posibles como cánceres existentes?

Ahora es más complejo porque se ha cambiado la forma de trabajo. Antes se pensaba que un cáncer de mama era diferente a un cáncer de ovario. Ahora te puedes encontrar que lo que ha producido esos cánceres sea la misma mutación en un gen. Por eso ahora los tratamientos no son para un cáncer de mama o de ovario sino para una mutación concreta de un gen. Esto es lo que se llama los tumores agnósticos.

Pero antes hay que saber que mutación génica se ha producido en cada tumor…

… en cada situación y en cada paciente. Sí.

¿Está extendida la realización de estas pruebas genómicas?

Aquí en Balears sí hacemos una determinación de tumor a más de 500 genes con lo que conseguimos una información mucho más completa que otras comunidades que trabajan con 100 o 120 genes.

¿A todo paciente con cáncer de Balears se le realiza esas pruebas para dirigir las terapias?

No. A todos los que el comité molecular del diagnóstico del cáncer considera candidatos para ello.

¿Qué es lo que más pesa en esa elección?

Que sean pacientes con tumores de difícil diagnóstico o que puedan metastatizar. Que cumplan una serie de condiciones ya establecidas por el propio comité.

En estos momentos, ¿a cuántos pacientes se les hace estos estudios?

A unos dieciséis al mes aproximadamente.

¿Y sería factible hacer estas determinaciones con todos los pacientes con cáncer? ¿de forma universal?

Está abierto a todos los que el comité del cáncer considera que se les debe realizar.

Lo que le pregunto es si estos análisis podrían generalizarse de forma universal para todos los pacientes con cáncer independientemente de su problemática concreta…

En este momento no tendría mucho sentido porque no daríamos abasto y el trabajo no compensaría el beneficio que iba a suponer para los pacientes. Hay que seleccionar bien los pacientes porque se trata de técnicas que son muy caras y requieren tiempo. En un paciente con cáncer hay que intentar dar el resultado en una semana y para ello necesitaríamos incorporar a muchísimos profesionales para poder hacerlas en tiempo y forma. La forma actual de trabajar es la correcta. Pero se irá ampliando poco a poco con las enfermedades oncológicas raras.

¿Qué coste tiene hacer una determinación de este tipo?

Es coste directo de los reactivos estaría en torno a los quinientos euros por paciente. Esto incluye la secuenciación, ver los genes, más lo que se llama el análisis terciario en el que cruzas la información de tu paciente con las bases de datos de oncología y de medicamentos para saber qué tratamiento irá mejor. Es caro en estos momentos porque incluye muchos procesos.

Explíqueme todo el proceso

El comité presenta el caso clínico y es el que decide si hay que hacer una secuenciación de las células tumorales. Se hace una biopsia y se extrae el dna y el rna de esas células y se miran los genes que pueden tener tratamiento farmacológico.

¿Propician estos análisis genómicos la fabricación de nuevos fármacos anticancerígenos?

Sí estas bases de datos les permiten a las farmacéuticas trabajar en tratamientos farmacológicos dirigidos contra estas mutaciones.

¿De qué manera han conseguido estos análisis mejorar los tratamientos?

Los fallos de tratamientos que había antes se producían porque aunque las células eran muy parecidas realmente el gen que estaba alterado era otro. Por eso el tratamiento que estabas dando no servía para esa mutación. Ahora se ha aumentado mucho la supervivencia de los pacientes en los que antes los tratamientos no eran eficaces.

¿Hasta qué punto de perfeccionamiento pueden llegar estas terapias dirigidas?

Ya no van únicamente sobre el gen en concreto sino contra las cascadas de genes que actúan. Pocas enfermedades son monogénicas y lo mismo pasa con los tumores. El problema que tenemos con estos últimos es lo que ha pasado toda la vida con las resistencias antibióticas. Cuando tratas farmacológicamente a las células que tienen una mutación las quitas. Pero aumentas los clones, aumentan las células de ese tumor que no tienen la mutación, proliferan mucho más. Eso es lo provoca que puedan aparecer metástasis en otros órganos.

Compartir el artículo

stats