Centenares de personas se manifiestan por el centro de Palma para protestar contra la invasión de Ucrania por parte de Rusia. «No al genocidio por parte del agresor ruso», es el lema principal de la marcha que ha citado a ucranianos residentes en la isla y a mallorquines que han querido expresar su solidaridad por el sufrimiento que el conflicto está provocando.

«Nuestro país está pasando por tiempos muy difíciles, pero los ucranianos haremos lo posible para que la guerra se acabe pronto y tenga un buen final para nosotros», ha indicado Kristina Reznik, una de las cerca de dos mil ucranianas residentes en la isla.

La manifestación ha salido de Plaça España y culminará en el Passatge de Dalt Murada después de recorrer carrer Sant Miquel, Plaça Major, Colón y Palau Reial.

«Estamos convencidos de que va a acabar bien. Ucrania nos pertenece a nuestras mujeres, hombres y niños, no al invasor ruso», ha subrayado Reznik.

La manifestación está teñida por el color azul y amarillo de las cientos de banderas ucranianas que ondean por el centro de Ciutat. Durante la marcha los congregados han entonado una canción nacional del país, y ha habido un recuerdo especial para las víctimas de ciudades devastadas como Bucha, Jarkov o Mariupol.

Entre los cientos de personas que marchan por Ciutat hay ucranianos que han llegado a la isla en las últimas semanas huyendo de la ofensiva ordenada por Vladimir Putin, así como muchas de las familias que les han acogido mientras las hostilidades se prolonguen.