Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Joan Mena: «Detrás de la sentencia del 25% hay una justicia politizada»

El diputado de En Comú Podem presenta en Palma su libro ‘No parlaràs mai un bon català’, un sentido alegato a favor de la inmersión lingüística

Joan Mena Arca: "La inmersión lingüística garantiza la cohesión social"

Joan Mena Arca: "La inmersión lingüística garantiza la cohesión social" B. Ramon

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Joan Mena Arca: "La inmersión lingüística garantiza la cohesión social" Irene R. Aguado

«Harto de las mentiras de la derecha sobre la inmersión lingüística». El hastío por la batalla de 'fake news' como herramienta política y el uso del catalán como «arma arrojadiza» fue lo que llevó a Joan Mena Arca (1975), diputado de En Comú Podem, a plasmar en un libro su experiencia como alumno castellanoparlante escolarizado en catalán.

No parlaràs mai un bon català, una frase rotunda que Mena tuvo que encajar por parte de una profesora de instituto, es la consigna con la que años después ha bautizado su libro, que presentó ayer en el centro cultural Can Alcover, en Palma. La obra es un sentido alegato a favor de la inmersión lingüística como «herramienta de cohesión social, integración cultural y garantía de igualdad de oportunidades», como explica en palabras a este diario.

Lo dice, ni más ni menos, un profesor de Lengua y Literatura Castellana, licenciado en Filología Hispánica e hijo de inmigrantes andaluces en Cataluña. «El supuesto adoctrinamiento que, según sostienen el PP, Cs y Vox, existe en las escuelas catalanas, conmigo ha fracasado», señala el diputado: «Me he formado en un modelo de inmersión lingüística gracias al cual soy bilingüe, pero no soy independentista», insiste.

Mena desgrana en el libro las seis mentiras sobre este modelo educativo, y la que más le molesta es la que sostiene que los hijos de castellanoparlantes tienen peores resultados académicos por no haber sido formados en su lengua materna: «Los datos oficiales atribuyen los peores resultados a las familias más vulnerables, con independencia del idioma, pero la derecha intenta disfrazar las desigualdades sociales con cuestiones nacionalistas e identitarias».

Para Mena, que durante la mayor parte de su vida ha vivido desde dentro la inmersión lingüística primero como alumno y después como docente, «detrás de la sentencia del 25% hay una justicia politizada y secuestrada por el Partido Popular», puesto que la resolución «no se adecúa a argumentos pedagógicos». El motivo, explica, es que la derecha «quiere ganar con sentencias judiciales todo lo que ha perdido en las urnas».

Y es que, cuarenta años después de la implantación de la inmersión lingüística en las aulas, «todavía hay estudiantes que finalizan la escuela sin tener las competencias básicas en catalán, pero ninguno que no sepa castellano», lo que para el diputado evidencia que el camino a seguir en educación es reforzar un modelo que garantice el conocimiento de ambos idiomas, alejándose de «la instrumentalización de la lengua» y centrándose en que los jóvenes tengan una doble competencia lingüística.

«Me gustaría que leyeran el libro los que no creen en el modelo de inmersión lingüística», subraya Mena, «porque desmonto con datos oficiales y objetivos todas las mentiras que ha extendido la derecha política y mediática».

Compartir el artículo

stats