Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baleares mantendrá la prohibición de fumar en las terrazas a la espera de la nueva ley antitabaco del Gobierno, mucho más restrictiva

Aunque reconoce que las competencias corresponden al Ministerio de Sanidad, seguirá aplicando temporalmente el veto mientras sea posible, de acuerdo con las recomendaciones de las sociedades científicas

Una mujer fuma en la terraza de un bar

Baleares mantendrá la prohibición de fumar en las terrazas de bares y restaurantes a la espera de que el Gobierno ultime la reforma de la Ley Antitabaco, han corfirmado a este diario fuentes de la conselleria de Salud.

Aunque es la última restricción frente a la pandemia del coronavirus que queda actualmente vigente, junto con el uso obligatorio de la mascarilla en espacios interiores, la conselleria de Salud, que introdujo la prohibición en agosto de 2020, no tiene ninguna intención de momento de levantarla, lo que justifica como un acto de coherencia con el criterio que hasta el momento le han expresado de forma continuada las sociedades científicas.

Pero a la vez subraya el carácter temporal que obligatoriamente tiene la medida, porque en última instancia, la decisión corresponde por competencias al Ministerio de Sanidad, que en estos momentos ultima la reforma de la Ley Antitabaco de 2005, que ya fue modificada 2010 y que ahora reducirá mucho más el espacio social del tabaco.

La nueva ley, cuya tramitación se alargará hasta 2023, subirá el precio del tabaco de forma generalizada, mantendrá la terrazas de los bares y restaurantes como espacios libres de humo y vetará el consumo de tabaco en el coche en presencia de menores y mujeres embarazadas.

También extenderá la prohibición a otros recintos al aire libre, como playas, parques, campos de fútbol y otros espacios deportivos, así como durante la celebración de conciertos en estos mismos espacios, según el borrador del texto, elaborado a partir de las propuestas de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica y el Consejo General de Enfermería.

En Baleares, la Asociación Española contra el Cáncer  ha pedido conventir de temporal a permanente la prohibición de fumar en terrazas, recalcando que el tabaco es responsable del 30 por ciento de las muertes por cáncer y argumentando que "la propia población ha asumido con naturalidad y responsabilidad esta medida». Por ello, considera que "no tiene mucho sentido que no se mantenga más allá de la covid-19, siendo como es buena para la salud de las personas". Del mismo modo, el Colegio de Médicos de Baleares ha mostrado su apoyo a la decisión del Govern de prolongar la prohibición de fumar en las terrazas cuando esta medida se ha prorrogado durante la pandemia.

Solo la asociación de restauradores de la CAEB ha solicitado que Baleares permita de nuevo el consumo de tabaco en los espacios exteriores de bares y restaurantes, recordando el carácter temporal de la restricción y que otras comunidades autónomas ya permiten hacerlo, petición que ha contado por ahora con la oposición de las sociedades científicas y de la misma conselleria de Salud del Govern.

Compartir el artículo

stats