Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia incrementa el número de padres que desheredan a sus hijos en Baleares

Raimundo Fortuñy, decano de los notarios, apunta una tendencia al alza y el aumento de testamentos

Imagen de archivo de dos personas mayores paseando por las calles del centro de Palma. | B.RAMON

La pandemia de la covid-19 está trayendo consecuencias colaterales en la sociedad. Una de ellas es el incremento considerable del número de padres que quieren desheredar a sus hijos en Balears. Se trata de personas mayores que durante el confinamiento y los largo meses de restricciones y enfermedad no han recibido ni el cuidado ni el interés de sus descendientes. Por ello, deciden cambiar el testamento con la finalidad de quitarles también la legítima que por ley corresponde a los hijos en caso de fallecimiento del padre.

El decano del Colegio de Notarios de Balears, Raimundo Fortuñy, confirmó a este periódico la «percepción de una tendencia al alza» sobre las intenciones de padres de desheredar de forma completa a sus vástagos. No obstante, no es tarea fácil.

En Mallorca la legítima es de un tercio de los bienes a heredar en el caso de que sean cuatro o menos de cuatro hijos. En el caso de que sean más de cuatro hijos la legítima alcanza la mitad del haber hereditario. Esta parte de la herencia es muy difícil de despojar a un hijo. Haber negado, sin motivo legítimo, los alimentos al progenitor o haberle maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra, son las únicas razones contempladas en el Código Civil para que los padres puedan desheredar a un hijo.

No obstante, varias sentencias del Tribunal Supremo han introducido la variante de maltrato psicológico y como tal la desatención continuada o falta de relación para quitarles la legítima. Con base en estas sentencias del alto tribunal, y ante la demanda de las personas que dictan testamento, algunos notarios han introducido la eliminación de la legítima a sus progenitores por desatención o falta de relación.

Sentencias del Supremo contemplan el maltrato psicológico o abandono como causa para eliminar la legítima

decoration

El decano de los notarios, Raimundo Fortuñy, explicó algunos casos que ha visto en su notaria de Calvià: «Suprimir la legítima a uno de los hijos es muy difícil, salvo que se demuestre maltrato, injurias o denegación de alimentos. Por desatención es complicado eliminar la legítima. Es cierto que existen estas sentencias del Supremo, pero yo advierto a mis clientes que quieren desheredar que se puede dar el caso que algún tribunal lo rechace si los hijos recurren el testamento».

Tendencia al alza

Fortuñy apuntó, sobre la tendencia al alza experimentada en los últimos años a suprimir la legitima a algún heredero, que «no tenemos datos estadísticos para comparar, pero sí que podemos decir que existe la percepción profesional que hemos detectado los notarios de que el número de personas que quieren desheredar a sus descendientes es una tendencia que va en aumento».

Miquel Àngel Mas, abogado de DMS-Legal y especialista en herencias, indicó al respecto que «la ley condiciona a una persona sobre cómo decidir sobre sus bienes cuando fallezca por la legítima». Los especialistas consideran controvertido que la herramienta jurídica que permite decidir en vida cómo repartir el propio patrimonio limite el margen de maniobra del testador.

Incremento de testamento

El decano del Colegio de Notarios de Balears achacó el incremento de desheredar durante la pandemia a que en este periodo se han aumentado de forma importante los testamentos. Mucha gente que no había depositado ante notario sus últimas voluntades y el reparto de sus bienes, decide hacerlo cuando se viven situaciones de crisis. Según los datos del Consejo General del Notariado, el número de testamentos se está disparando en Balears. En el año 2020 se dictaron en las islas 16.338 testamentos, tan solo unos 54 más que el año anterior. No obstante, hasta junio de este año los testamentos depositados ante los notarios de Balears ya alcanzan los 9.125. De seguir esta tendencia hasta finales de año, que sin duda tiene que ver con la pandemia, se superarán con creces los 18.000 testamentos, unos 2.000 más que en 2019 y 2020.

Renuncias a herencias

La pandemia también ha experimentado un aumento en el número de herederos que renuncian a la herencia de sus progenitores. El pasado año, según el Consejo General del Notariado, fueron 1.714 las herencias rechazadas, unas 200 más que en 2019.

Fortuñy: «Advierto a los testadores que quieren desheredar que existe la posibilidad de que los tribunales lo rechacen»

decoration

En 2020 ya se veían los efectos de la crisis provocada por la pandemia de la covid-19. No obstante, es este año cuando se empieza a observar un aumento de renuncias más elevado. Hasta el mes de junio de 2021 ha habido 887 personas que han renunciado a recibir la herencia de sus familiares. De seguir esta dinámica, a finales de este año se pueden haber producido más de 1.800 renuncias de herencias por parte de los herederos de las islas.

Los motivos a renunciar a la herencia pueden ser varios. Uno de ellos es que se trate de una herencia que contenga deudas. Otra posibilidad, la más común, es el elevado coste de impuestos para aceptar los bienes heredados, especialmente si son familiares lejanos.

Las cifras

  • 9.121: Testamentos hasta junio de 2021 en Balears

El aumento de personas que hacen testamento es considerable. 9.121 hasta junio de 2021. En todo el año 2020 se registraron 16.338.

  • 19.596: Herencias por impuesto sucesiones en 2020

El Govern registró en 2020 unas 19.596 herederos que abonaron el impuesto de sucesiones al recibir una herencia. 16.559 de familiares directos.

  • 16: Herencias superiores a 3 millones, 10 rebasan los 4

16 herencias registradas en Balears superan los tres millones de euros heredados. De ellas, 10 sus beneficiarios recibieron más de 4 millones.


Compartir el artículo

stats