Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los mallorquines heredaron una media de 221.000 euros el año pasado

El Govern registró 19.596 herencias, diez de ellas superiores a los cuatro millones de euros

Imagen de archivo de la firma de un testamento. RICARD CUGAT

Los ciudadanos de Balears que recibieron una herencia durante el año pasado obtuvieron una media de 220.813 euros. Esta cifra supone un considerable aumento a, por ejemplo, los años 2017 y 2018, donde los isleños heredaron una media de 150.000 euros. Los motivos de este incremento son que cada vez más los herederos aprovechan al recibir la herencia para actualizar el valor de los bienes para evitar pagar grandes cantidades del IRPF en caso de tener que venderlos.

El Govern, mediante el impuesto de sucesiones y donaciones, registró el año pasado un total de 19.596 herencias o personas que abonaron el tributo al ser herederos de un familiar. La mayoría de ellas, 16.559, fueron de los llamados grupos uno y dos que son los familiares directos como hijos, parejas o nietos y que en Balears tributan tan solo un 1% sobre el valor heredado. De hecho, 16.268 corresponden al tramo bajo que va de cero a 700.000 euros de valor heredado.

Un total de 166 herederos recibieron bienes de entre 700.000 y un millón de euros, 74 fueron beneficiados entre un millón y 1,5 millones y 23 su herencia alcanzó los dos millones. El resto se reparten entre herencias de 2 a cuatro millones de euros. En el año 2020 en concreto se registraron hasta 10 herencias que recibieron de sus padres o familiares bienes superiores a los cuatro millones de euros.

Del grupo dos de parentesco, el llamado tercer grado que son hermanos, tíos y sobrinos, se registraron 2.151 herencias. Por lo que hace referencia al grupo tres, con una cotización mucho más gravada y que corresponde a herederos de cuarto grado o sin parentesco con el testador, el Govern contabilizó un total de 886 herencias.

En los últimos 10 años, Balears se ha caracterizado por ser la zona de España con el valor de las herencias más alto. Se apuntan dos motivos para ello, uno es el alto coste inmobiliario en las islas y la otra es la actualización de valores.

Miquel Àngel Mas, abogado de DMS-Legal, apunta a este último factor: «La gente cada vez más aprovecha al recibir la herencia para actualizar el valor de los inmuebles. De esta forma, se evita que en caso de venta se pague una gran cantidad en IRPF, ya que cotiza el incremento patrimonial conseguido mediante la venta con respecto al heredado».

De todas formas, Mas advirtió que a partir del 1 de enero de 2022, con la nueva ley, esto cambia y se fijará el valor real de los inmuebles en las herencias.

Compartir el artículo

stats