Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

BBVA enfría las expectativas de crecimiento económico de Baleares

Rebaja la previsión de para este año a un alza del 7,5% y la de 2022 a un 8,4%

Turistas en el aeropuerto de Palma. B.Ramon

BBVA Research ha ‘enfriado’ hoy de forma muy notable las expectativas de crecimiento económico de Baleares para este año y especialmente para el próximo. Aunque mantiene al archipiélago como una de las autonomías que van a liderar esta reactivación durante el citado periodo (ocupará el primer lugar en 2021 y el segundo durante 2022), recorta sustancialmente la intensidad con que ésta se va a producir.

Este último informe coloca la previsión de crecimiento de la economía de las islas para este año en un 7,5%, cuando en junio se había pronosticado que lo haría un 8%. En cualquier caso, esta tasa es la más elevada de todo el país, seguida del 5,9% de Cantabria, frente a una media española que se estima en un 5,2%.

Pero más acentuado es el recorte a la hora de estimar la evolución durante 2022, año para el que ahora se fija un alza del producto interior bruto (PIB) del 8,4%, cuando en junio se había avanzado que sería del 11,6%. Para el próximo año, incluso se retira el liderazgo a Baleares, que pasaría a ocupar el segundo lugar, superada ahora por el 8,7% de Canarias, en ambos casos a una apreciable distancia del crecimiento del 5,5% de la media estatal.

Dado que BBVA Research ha cifrado la caída de la economía de las islas durante 2020 en un 18%, la más intensa de España, el resultado es que según este organismo el archipiélago va a ser una de las autonomías que va a cerrar 2022 sin haber recuperado los niveles de riqueza que obtuvo en 2019, e incluso se coloca como la zona del país donde esa diferencia va a seguir siendo más notable (aproximadamente un 5% por debajo de los niveles de la prepandemia).

Estas previsiones son claramente menos optimistas que las que está manteniendo el Govern balear, que ha situado su última estimación de crecimiento para el presente ejercicio en un 11,6%, y para 2022 en un 12,1%, lo que supondría situarse al cierre de 2022 por encima de los niveles previos a la covid-19. 

Por lo que al empleo se refiere, BBVA Research también fija para las islas un apreciable crecimiento de su mercado laboral, con un alza estimada para este año de un 6,6% (la más acentuada del país) y del 7,4% para 2022 (en este caso solo superada por el 7,7% de Canarias).

A la hora de analizar las causas que han llevado a este organismo a rebajar sus previsiones de crecimiento económico de Baleares (al igual que las del conjunto de España), se destaca una aceleración en la llegada de turistas menos intensa de lo que se había estimado hace algunos meses (pese a que el gasto con tarjeta realizado durante este verano por los visitantes ha sido superior que el registrado en esas mismas fechas de 2019), y una evolución de la inversión empresarial más débil de lo previsto.

Además, se señala que el encarecimiento del petróleo actuará como lastre tanto este año como el próximo, y que el impacto que va a tener la llegada de los fondos europeos se percibirá especialmente más allá de 2022.

También se destaca el cuello de botella que se está registrando en la distribución de bienes, que explica los casos de escasez en algunos productos que se ha venido detectando durante los últimos meses.

Un dato que destaca BBVA Research es que la subida del salario mínimo interprofesional apenas repercutirá sobre la actividad económica y el empleo, salvo que las empresas lo trasladen a sus precios finales, algo que por ahora no está sucediendo.

Compartir el artículo

stats