Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Emilio Ontiveros: «Lo importante no es crecer mucho, sino crecer mejor»

El economista sugiere en Palma redimensionar el turismo: «Como amante de Balears, no me importaría que vinieran la mitad de turistas si gastan más» u «Hay que restaurar lo perdido, pero también modernizar»

5

El economista Emilio Ontiveros da una conferencia en Palma Guillem Bosch

«Los economistas podemos dejar de ser pájaros de mal agüero y confirmar las señales de una recuperación». Así arrancó ayer Emilio Ontiveros su conferencia en Palma en la que dibujó un horizonte de resurgimiento económico para Europa, España y Balears gracias a los fondos de reconstrucción europea. Pero advirtió, enfocando al sector turístico: «Lo importante no es crecer mucho, sino crecer mejor. No sé si me estoy volviendo demasiado conservador porque no me importaría crecer menos si asignamos esa inversión pública a destinos generadores de un crecimiento potencial».

El presidente de Analistas Financieros Internacionales pidió asentar la inversión de esa lluvia de millones que vendrá de Europa sobre sólidos cimientos para esquivar futuros golpes. «Me interesa reducir la vulnerabilidad de la economía a futuras crisis, que las va a haber. Nos interesa una mayor capacidad defensiva y un sector turístico mejor y menos vulnerable, con más respeto por el medio ambiente y que sintonice con visitantes extranjeros más exigentes y susceptibles de dejar un gasto medio superior», explicó Ontiveros, que también pidió a la industria turística una apuesta por la «digitalización» para elevar su cadena de valor.

Otro horizonte

El reputado economista ofreció una charla en el CaixaForum invitado por el Cercle Financer de Balears ante un auditorio que incluyó a la consellera de Hacienda del Govern y a su homólogo en el Consell, Rosario Sánchez y Pep Lluís Colom respectivamente. «La pandemia ha supuesto un parón económico, más aún en Balears, que pasó un 2020 catastrófico en el que hubo un daño casi irreparable para el turismo», introdujo José Francisco Conrado de Villalonga, presidente del Cercle Financer de Balears, en referencia al colapso económico sufrido como consecuencia de la emergencia sanitaria.

Ontiveros celebró el «riego» que supondrán los 750.000 millones de euros de los fondos europeos Next Generation, de los que España recibirá 140.000. «Es una oportunidad sin precedentes. La primera inyección de recursos de una cuantía tan significativa en la historia de España», afirmó el economista. Destacó el espaldarazo que supondrá esa inversión pública para el turismo, pero aconsejó redimensionar las cifras del sector. «Nuestro país es una potencia turística mundial. En 2019 vinieron 83 millones de visitantes que dejaron 89.000 millones en ingresos. El sector supuso el 13% del PIB y por eso es razonable que los gobiernos regionales lo atiendan de manera diferencial», indicó.

Sin embargo, sugirió no volver a aquella vieja normalidad. «Como español y amante de Balears, no me importaría que en lugar de 83 millones de turistas vinieran la mitad, pero que dejaran más que esos 89.000 millones. Eso se puede conseguir ofreciendo más calidad de la oferta, aprovechando los fondos europeos y la complicidad de las propias empresas. No se trata de restaurar los ingresos perdidos, sino de tomar carrerilla para tener un sector turístico más sostenible y capaz de atraer una demanda que deje más ingresos», manifestó el presidente de Analistas Financieros Internacionales.

Este experto elogió la respuesta de los gobiernos a la crisis derivada de la pandemia: "Se han arremangado"

decoration

Ontiveros aplaudió el hecho de que la mayoría de economías avanzadas atacaran esta crisis de manera muy diferente a la de 2008, cuando se tomó el camino de la austeridad y del recorte del gasto social.

«Nunca habíamos visto a los bancos centrales comprar hasta un 40% de deuda pública de las economías emisoras para evitar los errores cometidos en el pasado», se sorprendió el economista, al tiempo que elogió la respuesta de los gobiernos. «Les hemos visto arremangarse. También Estados Unidos, que tuvo la suerte de tener un cambio en la presidencia y tomó nota de la necesidad de ayudar a la mayoría de la gente para restaurar el consumo. Como hizo Alemania, que dejó al margen los prejuicios de aquella austeridad malentendida y fue la que comprometió una mayor parte de su presupuesto público para eludir los efectos de la crisis», recordó Ontiveros.

Este experto pidió que la reactivación incluya apuestas por la digitalización de empresas y administraciones, además de por la transición energética. «Quiero restaurar el crecimiento perdido, pero también modernizar y transformar», indicó. Para lograrlo, reclamó «alianzas» con el sector privado. «Que allí donde haya inversión pública se pida a las empresas si les interesa participar en proyectos», destacó.

Compartir el artículo

stats