Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mitad de los baleares tienen dificultades para llegar a fin de mes

«Acceder al mercado laboral no es garantía de salir de la pobreza»

El informe no tiene en cuenta a quienes viven en la calle, por lo que la situación de pobreza real se presume «peor». B.RAMON

El panorama poscovid en Balears es desolador, la mitad de la población tenía en 2020 dificultades para llegar a fin de mes, es más, el porcentaje de ciudadanos que presentaban mucha dificultad para conseguirlo aumentó tres puntos con respecto a 2019. Y parece ser que «la fotografía del año que viene será mucho peor», pronosticó ayer Andreu Grimalt, director técnico de la red por la inclusión social EAPN Illes Balears, durante la presentación del Informe sobre el Estado de la Pobreza en la comunidad.

«Es alarmante la situación del precio de la vivienda en las islas, dificulta la vida cotidiana de muchas familias», apunta con indignación el experto, ya que se ven obligadas a destinar parte de sus ingresos al pago del alquiler o de la cuota hipotecaria. El importe llega a ser tan elevado que en ocasiones puede incluso «negar el derecho básico de la vivienda a algunas personas», asevera.

La situación es tal que más de 266.000 ciudadanos de las islas se encuentran en riesgo de pobreza y exclusión social, 87.000 más que en 2019, según el indicador europeo AROPE (que incluye la tasa de pobreza, la privación material severa y la baja intensidad de trabajo en el hogar), que ha escalado del 15,1 al 22%, llevando a Balears a liderar el incremento de la tasa a nivel estatal y eso sin tener en cuenta los efectos de la pandemia sobre la renta de las familias. No obstante, cabe resaltar que las islas se sitúan por debajo de la media en términos de pobreza y exclusión, siendo esta del 26,4%.

La radiografía que imprime este informe es la siguiente: hay más personas pobres en Balears, más ciudadanos con privación material severa y más baleares viviendo en hogares con una baja intensidad de trabajo. Estos tres componentes del indicador europeo utilizado han empeorado significativamente con respecto al estudio anterior. «Nos preocupa el incremento de la población en riesgo sin que se tengan en cuenta los datos de renta de la pandemia», confiesa Grimalt, y es que esta tasa se sitúa en las islas en el 14%, dos puntos más que en 2019, lo que implica que 170.000 baleares están bajo el umbral de la pobreza.

Aunque se presume que esta cifra sea más elevada en realidad, ya que según el experto este estudio se hace analizando los hogares, por lo que «hay colectivos que se quedan fuera».

El riesgo de pobreza en Baleares se refleja en el cortometraje 'Europea' de Bernardo Arzayus Redacción

Cabe destacar que la vulnerabilidad social también hace referencia a las dificultades de acceso a servicios básicos o derechos. En este sentido, el incremento más fuerte, un 138%, se dio en la privación material severa. «Hay muchas familias que no pueden afrontar la subida de la luz y el gas», explica Grimalt.

El trabajador pobre

La figura del trabajador pobre se consolida en Balears a causa de las condiciones de precariedad y temporalidad de los contratos. De hecho en torno a un 15% de los empleados se encuentran en situación de riesgo, según destaca el informe que se desgranó ayer en el Parlament balear con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

«Es imprescindible abandonar el concepto de trabajador pobre, que tener un empleo sea de nuevo garantía de inclusión», resaltó el director técnico de la EAPN, en lo que coincidió Xavier Torrens, presidente de la misma red por la inclusión social. «Acceder al mercado laboral ahora no es garantía de salir de la pobreza», sentenció.

Pensionistas

El informe pone de manifiesto que 84.000 pensionistas de Balears (el 42,7%) reciben una renta inferior a los 688 euros, una prestación por debajo al umbral de la pobreza. Pero la situación es aún más precaria para otras 35.000 personas, que cobran menos de 458 euros al mes y que por lo tanto se encuentran en una situación de pobreza severa. El umbral de la pobreza en las islas se sitúa en 11.018 euros, lo que significa que todas aquellas personas con ingresos anuales situados entre los 9.626 y los 11.018 euros pasan a ser consideradas pobres.

Cruz Roja

Cruz Roja ha repartido más de 492.331 kilos de alimentos a 22.485 personas de Balears, dentro del marco de la segunda y última fase del Programa de Ayuda Alimentaria en el archipiélago a las personas más desfavorecidas FEAD 2021. Durante las próximas semanas se repartirán 492.331 kilos: 319.999,16 kilos en Mallorca, 88.628,28 kilos en Menorca y 83.703,56 kilos en Eivissa de arroz blanco, aceite, cacao soluble, conservas de atún, galletas, garbanzos cocidos, leche, verduras en conserva, espaguetis y tomate frito en conserva.

Las cifras

  • 22%: Incremento del indicador europeo AROPE

El indicador de pobreza ha aumentado en Balears siete puntos con respecto a 2019 (15,1%).

  • 14%: Tasa de pobreza en Balears

Este indicador creció dos puntos con respecto al año anterior al informe.

  • 138%: Importante aumento de la privación material severa

El porcentaje de privación material severa es muy superior al registrado a nivel nacional.

Compartir el artículo

stats