Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los profesores de Religión Islámica tienen que ser musulmanes y vestir acorde con los valores del credo

También se valorará que los candidatos, que pueden ser hombres o mujeres, tengan titulaciones y antigüedad como maestros de religión

Maestros de un colegio de Palma. M.M.

El coordinador de Educación en la Comisión Islámica de España (CIE), Ihab Fahmy, explica que los aspirantes profesores de Religión Islámica tienen que ser musulmanes creyentes y practicantes, pues de la misma forma que «no se pide un nadador para enseñar gimnasia rítmica», no se aceptaría un maestro que no aplica lo que enseña.

Además, puntualiza que es importante que los candidatos se vistan acorde a los valores de la religión que van a enseñar. Según consideran desde la comisión, de otro modo no se daría una imagen coherente a los padres y alumnos. Eso sí; en cuanto se abra el proceso de selección, se podrán presentar hombres y mujeres, sin distinción alguna.

Si cumplen los requisitos, ingresarán en la bolsa docente de enseñanza religiosa islámica. Se situarán en función de la puntuación que obtengan en un baremo elaborado por la Comisión Técnica de Educación Religiosa de la CIE.

La tabla recoge cuatro apartados. En el primero, la antigüedad, se valorará la experiencia del candidato como maestro de Religión Islámica. En segundo lugar está la titulación, por lo que se puntuará que los profesores tengan un grado, una licenciatura, un máster o incluso un doctorado.

En tercer y cuarto lugar, se evaluará si los profesores han asistido a los cursos de formación que imparte la CIE y se les someterá a pruebas sobre sus conocimientos. Una vez sean maestros, se espera de ellos que creen un clima de «respeto y colaboración» entre los jóvenes en el aula.

Respecto a los estudiantes, el coordinador señala que la asignatura está abierta a todo el que esté interesado: «Todos pueden matricularse, sean agnósticos, ateos, católicos o musulmanes». Para los alumnos no hay ningún requisito de indumentaria ni vestimenta. «Pueden ir como quieran», según Fahmy, «porque ellos están en su espacio, el colegio».

Como se recordará, en Primaria y en la ESO, los estudiantes darán una hora a la semana de la religión que hayan elegido. En Bachillerato, cada colegio podrá escoger si dar dos, tres o cuatro horas semanales. De todas formas, para que esto ocurra habrá que esperar a que la conselleria de Educación agilice los trámites administrativos para empezar el proceso de selección del profesorado.

Compartir el artículo

stats