Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Josep Buades Sacerdote jesuita, experto en migraciones

«Las cifras de migrantes que han llegado a Baleares son muy superiores a otros años»

El jesuita se muestra sorprendido por el aumento de las pateras aunque asegura que la mayoría de estas personas no se quedan en las islas

El sacerdote jesuita Josep Buades posa para este periódico. Guillem Bosch

Josep Buades Fuster (Mallorca, 1966) estudió en el Colegio Montesión y se graduó en Derecho. Tras entrar en el Noviciado de la Compañía de Jesús, trabajó como educador de menores en un centro de protección y desde el 1993 se dedica a fondo en la problemática de las migraciones. Actualmente está destinado en Sevilla con la Asociación Claver , una de las entidades sociales de la red del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM).

¿Por qué decidió dedicarse de lleno al contexto de las migraciones?

Es una misión recibida. El superior que tenía en Madrid vio cómo en aquella época se iniciaba la inmigración en Alicante y me envió allí porque creía que me podía dar un buen marco para mi trabajo. Después los provinciales de la Compañía me dijeron que me iba a dedicar a migraciones, y que dentro de ese marco podría desarrollar la vocación particular al diálogo inter-religioso, especialmente con los musulmanes.

¿De qué forma ha evolucionado el movimiento de estas personas durante los últimos años?

La migración depende de las oportunidades que hay en un lugar. En los años 2000 hubo grandes migraciones a España de países con crisis política y económica, como Perú, Bolivia o Ecuador. Sin embargo, entre el 2007 y el 2015 España era un país poco atractivo y la inmigración era muy pequeña, incluso hubo gente que se fue del país porque ya habían adquirido la nacionalidad. Desde 2015 se vuelve a apreciar un crecimiento de la población inmigrada, aunque en 2020 el ritmo de entradas ha sido mucho menor por el parón de la pandemia. Los inmigrantes que llegan a este territorio son de todos los países del mundo, pero las migraciones que más preocupan porque son más visibles mediáticamente son migraciones de tránsito.

¿Ha aumentado el número de migrantes llegados a las costas españolas?

En 2006, cuando hablábamos de la crisis de los cayucos, entraron en España unos 38.000 inmigrantes africanos a través de Canarias. Sin embargo, la reacción política de invertir mucho dinero en países de África del Norte a cambio de cooperación para filtrar esos movimientos hizo que se detuviera aquella ruta y fuera más importante el trayecto por Libia hacia Italia. En 2015 aumentan las entradas por vía terrestre en Ceuta y Melilla, asociado al éxodo sirio. Desde 2016, sigue aumentando el número de entradas pero a través de vía marítima.

En el caso de Baleares, durante agosto se ha alcanzado el récord de pateras del 2021. ¿Cómo percibe la situación de las islas?

La verdad es que me llamó mucho la atención unos datos que publicó ACNUR. En unos mapas de situación, a día 15 de agosto , habían entrado unas 900 personas irregularmente por Baleares por vía marítima, son cifras muy superiores a las que veía en otros años. Sin embargo, la mayoría de los que vienen aquí no suelen quedarse, sino que una vez aquí intentan desplazarse hacia otros países como Francia. Si comparamos esos 900 inmigrantes con la cantidad de turistas que vienen en avión es una gota.

«La migración depende principalmente de las oportunidades de trabajo que pueda ofrecer un lugar».

decoration

«De las personas que están llegando a Balears, diría que son muy pocas las que finalmente se acaban quedando».

decoration

«Si comparamos los 900 migrantes que han alcanzado las islas con la cantidad de turistas que vienen es una cifra muy baja».

decoration

Ante el aluvión de estas embarcaciones, el Govern ha cedido un espacio de Son Tous para ubicar de manera temporal las entradas irregulares. ¿Están preparadas las islas?

¿Cuántas plazas hoteleras hay en Baleares? Sin duda, está preparada para la llegada de inmigrantes. Tenemos una capacidad de acogida y gestión de personal a través de las plazas de ocupación hotelera increíble. De las personas que están llegando aquí, diría que muy pocas son las que se quedan.

¿Cree que se podría generar una crisis migratoria en el archipiélago?

Vivimos en un mundo cada vez más complejo, todos somos conscientes de que esto no parece que vaya a frenarse. Si seguimos siendo una tierra de oportunidades, somos una zona atractiva para la inmigración. Si somos un lugar complicado para trabajar, la gente buscará otros territorios donde puedan vivir con mayor seguridad. Cuando vemos noticias del cambio climático, se puede deducir que en varias décadas la población tienda a ir a los lugares más templados, y en el caso de Baleares me temo que no será un lugar demasiado poblado.

¿Por qué existe tanto recelo con la llegada de inmigrantes entre los ciudadanos?

Cuando en los años 90 España contaba con mucho paro, el discurso popular era que se vayan a su país porque nos quitan el trabajo. Pronto se descubrió que no era así, en realidad los inmigrantes estaban ocupando nichos laborales que habían quedado desiertos por la movilidad social de la población española y que, lejos de generar más desempleo, aquello fue un motor de la economía. Los partidos políticos manejan el doble discurso de dar la bienvenida a la inmigración porque tiene buenos efectos económicos pero siempre diciendo a la gente que tengan cuidado porque pueden cambiar las reglas del juego. Vemos gente que está muy preocupada porque la inmigración puede cambiar el contexto, cuando hace tiempo que ya ha cambiado.

«El discurso popular es que se vayan a su país porque nos quitan el trabajo, cuando realmente esto no funciona así».

decoration

«No me parece que España vaya a ser un destino prioritario para la población afgana».

decoration

«Vivimos cada vez en un mundo más complejo, todos somos conscientes de que no parece que este fenómeno vaya a frenarse».

decoration

Uno de los conflictos actuales que puede generar grandes migraciones es el de Afganistán tras la llegada de los talibanes. ¿Cuál será la repercusión para la Unión Europea?

Desde el régimen talibán han emitido unas declaraciones defendiendo un proyecto más inclusivo, pero una cosa es el anuncio y otra es la manera en que se estructure el nuevo gobierno y qué capacidad tiene de encajar a aquellos que han defendido otro proyecto político. Estas personas tratarán de huir del país por sentir la amenaza directa sobre sus vidas o por sentirse ahogados a nivel ideológico. Lo más normal es que se desplacen a los países vecinos, pero habrá otros que tratarán de entrar en la Unión Europea por la zona del Este, por zonas como Grecia o Ucrania. No me parece que España vaya a ser un destino prioritario para esta población. Puede haber algún número de afganos que llegue, pero serán cantidades más bien pequeñas y sobre todo por la zona de Melilla. Luego habrá que ver en que países se asientan, por ejemplo Alemania es un territorio con mucho atractivo.

Las islas ya se han ofrecido para acoger a los que sean necesarios.

Las administraciones, al tener una serie de plazas de acogida de protección que están subvencionando en el territorio, pues intentan asegurar que tantas plazas se destinen a este origen. Una crisis como la de Afganistán no sabemos cuanto se puede prolongar, puede ser mucho o poco tiempo. Pero lo que sí percibimos es que de ahora en adelante tenemos que prestar atención a este grupo igual que ha ocurrido con otros colectivos en otros momentos. Pero yo no creo que haya masas de afganos que entren en España, francamente.

Respecto a otra cuestión totalmente distinta. Usted estudió en el Colegio Montesión, y ahora se va a convertir en una residencia, ¿cómo lo ve?

El edificio de la Calle Montesión tiene mucha historia, pero también en las estructuras se ve el paso del tiempo. Pedagógicamente, que el colegio esté en la misma sede en Son Moix facilita muchísimo la gestión. Es cierto que tocar cada día un claustro del siglo XVI está muy bien, pero que esto pueda tener una función social también es muy interesante.

Compartir el artículo

stats