Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El turismo de lujo roza el 90% de ocupación en una temporada similar a la de 2019

Tras un tímido «despertar» en junio, este segmento alcanza en julio y agosto su apogeo arrastrando al alza la aviación privada, la náutica y el alojamiento en hoteles y villas exclusivas - El ‘last minute’ domina en una demanda que busca tranquilidad en la isla

Vista desde la terraza del hotel Nixe Palace, en Palma. ESSENTIALLY

«Estamos teniendo una muy buena temporada» con sectores que alcanzan cifras muy similares a las de 2019. Jesús Cuartero, presidente de Essentially, la asociación que reúne a diferentes empresas que promocionan Mallorca como destino de turismo de lujo. La ocupación media oscila entre el 80% y el 90% a pesar de la incertidumbre en este segundo verano marcado por la pandemia y los imprevistos.

Después de junio, que fue «un pequeño despertar» para el segmento que atrae a la demanda más exclusiva que busca tranquilidad en la isla, julio y agosto están dejando ocupaciones del 100% en los establecimientos de tamaño más reducido y en el caso de los más grandes se llega a rozar el 90%, con alta demanda también en las villas más exclusivas. Datos más que halagüeños a la espera de ver con qué datos se cierra oficialmente la actividad en la planta hotelera de la isla durante julio, una vez el Instituto Nacional de Estadística los haga públicos  esta semana, teniendo en cuenta que la Federación Hotelera ya advirtió que estaba siendo muy desigual dependiendo de zonas y cadenas y que en la primera quincena de agosto se llegó al 65% de ocupación.

Lo primero que destaca Cuartero es el fenómeno del «last minute que define la temporada» y se ha disparado desde que la pandemia alteró el ritmo de vida y la actividad turística. El segmento del lujo, por su tipo de cliente, ya estaba acostumbrado a tener una relevante cuota de reservas de último minuto, pero este año es «casi definitorio» en el comportamiento de la demanda, marcado por la actualidad cambiante según los picos que alcanza la pandemia en los destinos.

Por tanto, las reservas casi de hoy para mañana arrastran las peticiones en alojamiento, transporte, servicios de restauración, náutica o experiencias en la isla. El elevado tráfico este verano de aviones privados, como ya ocurrió el pasado año y en las vacaciones de Navidad y Pascua, da cuenta del atractivo de la isla para los turistas de alto standing. Los hoteles de lujo fueron abriendo sus puertas desde Semana Santa y ninguno volvió a cerrar, manteniendo una actividad que ha ido incrementándose en el ecuador del verano.

Desde Essentially también se confirma que esta temporada está llegando un tipo de turista de perfil más alto, con muchas ganas de gastar en el destino después de meses de limitaciones a la movilidad por las restricciones en cada país emisor, en una Mallorca en la que «la discreción y la tranquilidad están aseguradas», subraya Cuartero. La alta demanda presente en la isla se refleja también en la dificultad de hacer reservas en los locales de restauración de más alta gama, como se verifica desde los servicios de concierge (trato personalizado ante cualquier necesidad durante la estancia en la isla).

En modo teletrabajo

El segmento del lujo también se beneficia de las largas estancias de turistas que optan por el teletrabajo desde Mallorca trasladando aquí, además de su residencia eventual las reuniones de trabajo.

La situación de esta temporada alta dista de la del pasado verano, cuando en estas mismas fechas las restricciones a la movilidad habían vuelto a los mercados emisores y se producían un aluvión de cancelaciones para agosto y septiembre y los yates extranjeros cambiaban de rumbo alejándose del archipiélago.

¿Cómo se comportará septiembre? ¿Se alargará la temporada como se pretende para recuperar la caída de la actividad en los meses pasados? «Es muy difícil hacer una estimación aunque el deseo es que se alargue», responde el presidente de Essentially y pone de ejemplo lo vivido en julio: arrancar con reservas tan solo a cuatro o cinco días vista para después tener prácticamente de forma ininterrumpida clientela, por ese dominio del last minute.

De que el buen tiempo se extienda más allá de septiembre y de que la incidencia de la covid no se dispare dependerá que la alta ocupación se mantenga hasta octubre y de que «arrastre al sector MICE (turismo de congresos) y también haya grupos reducidos» en otoño, observa Cuartero.

También es cierto que a finales de julio, cuando Balears pasó al listado ámbar del semáforo de viajes británico, se acortaron las estancias, pero otros viajeros del segmento más alto no temen a las cuarentenas porque se pueden permitir guardarlas sin problema.

Alza del mercado nacional

A los turistas amantes del lujo que tradicionalmente llegan a la isla cada verano, procedentes de Reino Unido y Alemania, se suman los suizos o nórdicos. Y el mercado francés, que está en alza también en este segmento, al que se suma «algún mexicano» que llega en vuelos privados y mientras se espera que «el estadounidense vuelva», algo que ya se empieza constatar.

Otra nacionalidad del Este europeo que está empezando a venir es la polaca. Los turistas de este país, que exige cuarentena al regreso aunque se puede sustituir presentando un PCR o antígenos negativo, mantiene a España y sus islas como uno de los principales destinos y es el que muestra un mayor grado de recuperación respecto a 2019 (-47,7%), según el informe de mercados de Turespaña.

Y otra sorpresa de este verano es «la subida importante» del turismo nacional, que ya se hizo presente en 2020 cuando se dificultaba viajar al extranjero. «Están descubriendo que la Mallorca de sol y playa ha cambiado mucho» y hay una oferta de experiencias que no existía hace una década. «Se van sorprendidos», asegura el presidente de Essentially.

Seis aperturas de nuevos hoteles de alta gama

El buen posicionamiento del turismo de lujo se corrobora con las aperturas de seis nuevos hoteles este año, según se apunta desde la gerencia de Essentially. La oferta de alta gama de la isla crece con el Gloria de Sant Jaume, el hotel Concepció by Novis y el Nivia Born, en Palma, CM Mallorca Palace (sa Coma), Es Racó d’Artày Ljs Ratxo (Puigpunyent). También Essentially ha sumado 8 socios más, ya suman 36, con las incorporaciones de Vinyes Mortitx, Es Llorenç Parc de la Mar Hotel, Dins by Santi Taura, Pure Salt Port Adriano, Castillo Son Vida, Rialto Living, Isabel Guarch jewerely y Ljs Ratxo.

Compartir el artículo

stats