Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baleares extiende el cribado de cáncer de colon a todos los hospitales públicos

Adquiere por 888.854 euros equipos de endoscopia para hacer frente a una enfermedad que en las islas mata a 300 personas cada año

Entrada de consultas del Hospital de Son Espases. Guillem Bosch

Baleares extenderá el programa de cribado de cáncer de colon a todos los hospitales públicos de la comunidad, ha informado el Govern. Y lo hará dotando a los centros sanitarios de los equipos técnicos y de personal necesario para que la iniciativa sea una realidad al servicio de la ciudadanía antes de 2024.

Con este objetivo el IB-Salut destinará 882.854 euros al contrato para suministrar los equipos de endoscopia necesarios para poner en marcha los programas de cribado de cáncer de colon y recto en todos los hospitales de las islas. La operación será aprobada hoy lunes por el Consell de Govern, avanzó a Diario de Mallorca la conselleria de Salud.

Se trata de un contrato que incluye la dotación y el mantenimiento durante un periodo de cinco años de una torre de endoscopia completa, dos videocolonoscopios HD y un electrobisturí para los hospitales de Son Espases, Son Llàtzer, Hospital Comacal de Inca, Hospital de Manacor, Mateu Orfila de Maó y Can Misses de Eivissa.

El 60% de los casos de cáncer de colon y recto se diagnostican cuando la enfermedad se encuentra ya muy avanzada. El plan del Govern pretende cambiar esta tendencia y hacer frente a la enfermedad en su estadio inicial para aumentar la supervivencia de los pacientes y su bienestar.

Su finalidad concreta es mejorar las tasas de cobertura poblacional del programa de cribado de cáncer de colon y recto, así como las tasas de participación de la ciudadanía en estos procesos de diagnóstico. Por este motivo, el programa se extenderá a todos los sectores sanitarios de Baleares para aumentar su eficacia. Hasta el momento solo se desarrollaba en Mallorca en el área sanitaria del Hospital Comarcal de Inca, bajo la dirección del doctor José Reyes Moreno, nombrado recientemente presidente de la Asociación Española contra el Cáncer en Baleares.

Los cribados de cáncer de colon y recto tienen dos fases. La detección en sangre es la primera y la realización de una colonoscopia en el caso de que en la fase anterior se haya encontrado algún signo de una lesión que puede llegar a ser maligna es la segunda.

Se considera que con un programa de cribado eficaz del cáncer de colon que consiga el diagnostico de la enfermedad en sus primeros dos estadios la supervivencia global de los pacientes pueden llegar a superar el 90%. Este dato subraya la gran importancia de los programas de cribado, diagnóstico precoz y prevención, ya que en estos casos la mayoría de las neoplasias son diagnosticadas en fases muy primigenias de la enfermedad.

La extensión del programa de cribado está animado por la orden del Ministerio de Sanidad que estableció que todas las comunidades debían alcanzar una cobertura del 100% de la población diana antes del año 2024.

En Baleares, la implantación de los programas preventivos de cáncer de colon llevan retraso. Se iniciaron en el año 2015 en el sector sanitario de Tramuntana y en las áreas de Salud de Menorca y de Eivissa y Formentera, pero fueron interrumpidas como consecuencia del estado de alarma y de la evolución de la pandemia del coronavirus en Baleares, que obligó a priorizar los esfuerzos del sistema sanitario.

Actualmente, los programas de cribado han vuelto a ponerse en marcha en Mallorca y también en Eivissa, aunque de manera muy condicionada por las diferentes oleadas de la covid-19 y sin alcanzar a todos los hospitales de las islas. Además, en noviembre de 2020 se retomaron las reuniones de la dirección general de Salud Pública y el Servei de Salut para evaluar las necesidades, reorganizar los servicios y dar un impulso a los programas de cribado.

El cáncer de colon deja en Baleares una factura muy elevada. Con una media de 300 defunciones al año, es el cáncer más común en las islas, de ahí que las extensión de los programas de prevención y cribado a todos los hospitales públicos resulte fundamental y pueda salvar muchas vidas.

En la prevención, Salud Pública recuerda la importancia de seguir un estilo de vida saludable y una alimentación equilibrada basada en los valores de la dieta mediterránea.

Por eso recomienda no fumar e intentar abandonar inmediatamente y por completo el consumo de tabaco. También aconseja evitar la ingesta de alcohol y solo hacerlo de forma muy moderada, así como seguir una dieta alta en fibra, con un incremento del consumo de cereales, fruta y verdura. Es bueno no comer carnes rojas (buey, ternera, cordero, caballo o cabra) y derivados, así como evitar la carne procesada y en conserva, puesto que ha sufrido un proceso de transformación que no hace aconsejable su abuso.

Compartir el artículo

stats