Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jordi Reina Jefe de Virología de Son Espases

«Si va bien, este verano no será necesaria la mascarilla en exteriores»

Hace apenas medio año pedía volver al confinamiento domiciliario ante la tercera ola, hoy rebosa optimismo aferrado a la efectividad de las restricciones y la eficacia de las vacunas

Jordi Reina, jefe de Virología de Son Espases: “Lo peor de la pandemia ha pasado” M. Mielniezuk

Llevamos días con el número de contagios estabilizados, una incidencia relativamente baja y parece que la tendencia acelera ahora su bajada. ¿Ya ha pasado lo peor del coronavirus?

Los datos epidemiológicos que tenemos en estos momentos son muy esperanzadores en Balears. Las restricciones han sido muy eficaces, la cuarta ola apenas ha tenido impacto y podríamos decir, evidentemente, que lo peor de la pandemia ha pasado. Y ha pasado también porque tenemos una parte de la población que ha sido vacunada y otra que ya ha superado el virus. A partir de ahora las cosas irán cada vez a mejor y con un mejor control tanto epidemiológico como sanitario.

Había el miedo a que después de Semana Santa llegara esa cuarta ola que sí ha llegado a otras comunidades y otros países de Europa. Sin embargo, el repunte aquí ha sido mínimo. ¿Damos por esquivada la cuarta ola de la covid en Balears?

Ha pasado el tiempo suficiente para ver su impacto y evidentemente las medidas que se tomaron han funcionado muy bien. Estamos estabilizados en esos 50 y podemos decir que la cuarta ola ha sido muy testimonial. Estamos muy bien y muy preparados para encarar la temporada turística, que era uno de los objetivos.

¿La vacunación, aunque siga siendo baja, ha podido influir en esa menor transmisión?

La prueba de la eficacia de la vacuna la hemos visto en las residencias. Fueron las primeras en vacunarse y desde entonces han desaparecido los casos de las residencias y no ha muerto nadie a diferencia de en las olas anteriores. Esta disminución en las residencias y en mayores de 80 años es la primera prueba de que la vacuna funciona. En mayores de 70 años ahora mismo vemos muy pocos casos. ¿Qué pasa? Que ahora los casos los vemos en población más joven, 50 o 60 años.

¿Una vez vacunados los más mayores, cuál es el perfil de los actuales enfermos de la covid?

Se habla de personas más jóvenes, pero no significa que sean de 30 años. Hablamos de personas entre 40 y 60 años. A diferencia de lo que ocurría antes, con la cepa británica son personas sin patologías previas de base. Sin embargo, ahora la evolución sí que es más rápida. Pasan dos, tres o cuatro días y ya recibe el alta.

Jordi Reina posa para esta entrevista en el laboratorio de Microbiología de Son Espases. | M. MIELNIEZUK

Sin embargo, donde hay más contagios ahora es entre 16 y 30 años. ¿Llegan casos de jóvenes contagiados a los hospitales?

En cuanto a casos de ingresos hospitalarios, no. Sí que hay más casos en esta edad, con síntomas, pero son casos leves, que se atienden en Atención Primaria. No son una preocupación sanitaria, pero evidentemente hay que seguir recomendándoles cumplir medidas. Si vas vacunando a los mayores, el virus irá afectando a más jóvenes. Cuando queden sólo los niños por vacunar, es probable que les empiece a afectar y que haya que vacunarles.

Ha hablado de la cepa británica. Hoy representa más de un 80% de los casos en las islas. ¿Se ha notado en los hospitales?

Teníamos la preocupación de cómo se comportaría al entrar. Se describió inicialmente con una mayor capacidad de transmisión, si la cepa normal contagiaba a dos personas, la británica a ocho. Lo hemos visto muy claro en brotes familiares. Antes se contagiaba un padre y la madre y los hijos no. Ahora si lo coge un miembro de la familia, se contagian todos. Pero evidentemente no ha generado el superbrote que temíamos.

¿Y las nuevas variantes que ahora se están encontrando? La brasileña, la sudafricana, la neoyorquina, ¿le preocupan?

Todas las variantes deben cogerse con tranquilidad. No hay que alarmarse de manera excesiva y hay que ver cómo se comportan. En cada territorio las variantes se comportan de una manera.

Pero se alerta de que las nuevas variantes de la covid son más resistentes a las vacunas.

La británica, no. Todas las vacunas tienen la misma eficacia que con la variante clásica. Con la brasileña y la sudafricana pierden algo de eficacia. Con las de ARN mensajero, como la de Pfizer o Moderna, pierden un 10% su eficacia. Con las vectoriales, como AstraZeneca o Janssen pierden entre un 30 y un 40% de eficacia. Pero aunque haya algunos casos, no está extendida. Se identificaron casos en personas que volvían de viaje y no se han detectado casos secundarios.

Todavía no se ha encontrado aquí en las islas, pero, ¿preocupa la variante de la India?

En la India está pasando lo que pasó en Brasil. La cepa clásica se ha expandido sin control y ahora ha provocado una nueva variante, pero no estoy seguro de que todo lo que está pasando sea debido a la variante. La India tiene un sistema sanitario horroroso. Podría ser más resistente a las vacunas, pero es que prácticamente no se ha vacunado a nadie en India. Sudáfrica que tiene esta variante, como tiene un sistema sanitario bueno no ha vivido lo que ha pasado en Brasil o en la India. Si la variante llegara aquí, el efecto que tendría no sería el de la India.

«Si no fuéramos una comunidad que vive del turismo, se hubieran podido relajar más las restricciones»

decoration

La tercera ola fue la que se tradujo en los peores datos en los hospitales. Ahora mismo la situación ya no tiene nada que ver. ¿Ya se respira tranquilidad en los hospitales de Balears?

El primer impacto que tiene la pandemia son sus efectos en la presión hospitalaria. En este hospital, en Son Espases, se ha observado una disminución muy significativa no sólo de los enfermos hospitalizados, sino también de los pacientes en UCI. Ahora mismo los que tenemos no son nuevos ingresos, sino pacientes que llevan cinco o seis semanas ingresados. El problema del coronavirus es que en las personas de una cierta edad, se pasa mucho tiempo en las UCI. Hay una tranquilidad hospitalaria, el sistema sanitario empieza a respirar. El otro día leíamos que las urgencias estaban saturadas, pero no de coronavirus, sino de otras patologías.

Con una situación tan buena, ¿cómo se le explica a la gente que todavía se mantengan restricciones duras en Balears?

No soy político, pero la estrategia creo que es llegar a la temporada de verano con la mejor situación, para dar la imagen de que somos un destino seguro, que tenemos la situación sanitaria controlada, y reactivar una llegada masiva de turistas. El último esfuerzo, con el toque de queda, de limitación de reuniones y cierre de interiores le cuesta de entender a la gente, pero subimos muy rápido y si abriéramos probablemente habría un repunte.

«Todas las variantes deben cogerse con tranquilidad, no hay que alarmarse de manera excesiva»

decoration

Entonces, si no fuera para conseguir esa llegada de turistas, ¿si fuera solo con criterios sanitarios no sería necesario mantener las actuales restricciones?

Si aplicamos exclusivamente criterios sanitarios y epidemiológicos estamos mucho mejor que otras comunidades que ahora levantarán restricciones. Si no fuéramos una comunidad que vive casi exclusivamente del turismo se hubieran podido relajar mucho más las restricciones.

¿Cómo será este verano?

Mejor que el del año pasado, seguro. Creo que llegaremos a julio con un porcentaje de la población vacunada muy alto, además de todos aquellos que ya han superado la enfermedad. Si llegamos al verano con un 50 por ciento de la población vacunada, ya tendríamos un verano del que poder disfrutar, de venir turistas, de ir tranquilamente a la playa, e incluso si todo va bien en exteriores de prescindir de la mascarilla.

Cada día crece más el malestar de bares y restaurantes por el mantenimiento del cierre de los interiores de la hostelería.

Lo que sabemos es que la mitad de los brotes se han producido en espacios cerrados. Hay estudios que apuntan que aquellos espacios cerrados, especialmente los hosteleros donde la gente se quita la mascarilla, son focos de mayor riesgo. Por eso es importante ahora seguir manteniendo estos espacios cerrados. Me sabría muy mal que después del esfuerzo hecho, por un par más de semanas se tirara todo ese trabajo y sacrificio por tierra.

«Se dice que habrá más gente que se morirá de hambre que del coronavirus, pero no conozco a nadie que se haya muerto de hambre»

decoration

Las elecciones en Madrid han dado la victoria a su presidenta, Isabel Díaz-Ayuso, que ha abanderado el mantenimiento de bares y restaurantes abiertos. ¿Preocupa a los epidemiólogos y virólogos que los políticos puedan temer ahora el desgaste electoral de las restricciones?

Los políticos no lo sé, los científicos seguiríamos dando las mismas recomendaciones. El modelo madrileño no me parece el más adecuado: se ha querido mantener la economía en detrimento de la salud. Madrid sigue encabezando el ranking de casos, de ocupación en UCI. Se ha decidido abrir un hospital nuevo para asumir muchísimos casos y que no importe tener muchos enfermos. Balears lo ha gestionado mejor, aunque hubiera podido restringir más en Navidad. Se dice que habrá más gente que se morirá de hambre que del coronavirus, pero no conozco a nadie que se haya muerto de hambre.

¿El Govern debería haber hecho más caso por momentos a la opinión de los científicos?

Aquí el Govern ha hecho bastante caso a los científicos que le han asesorado, que han trabajado mucho en buscar información y hacer propuestas basadas en la evidencia científica. Ha sido un Govern receptivo y se ha llegado a consensos con los técnicos.

¿Cuándo podremos pasar página del coronavirus?

Creo que hay que esperar al otoño, ver el nivel de vacunación al que hayamos llegado y el impacto que haya tenido el verano sobre la incidencia epidemiológica. Si llegamos bien a septiembre, a finales de año ya estaríamos en una muy buena situación. No sabemos si el virus puede repuntar en invierno juntamente con la gripe. Tal vez en noviembre ya veremos si la tenemos controlada. Tal vez la Nochevieja ya se pueda celebrar todo el mundo junto en la plaza de Cort.

Compartir el artículo

stats