Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud ha vacunado con una sola dosis a 733 personas que superaron la covid

Un semestre antes, el 12 de septiembre, habían pasado la enfermedad 10.836 baleares, 47.865 menos que el acumulado del pasado viernes

Una sanitaria preparando las dosis para comenzar una jornada de vacunación.

Una sanitaria preparando las dosis para comenzar una jornada de vacunación. Caib

Hasta el momento, en Balears se ha inmunizado de forma completa frente a la covid-19 con una sola dosis vacunal a un total de 733 personas. Todas ellas eran menores de 65 años y habían pasado la enfermedad en los seis meses anteriores a la cita de vacunación para que se les inoculara la primera pauta del fármaco, informó el Servei de Salut.

El registro por parte del Servei de Salut de estos vacunados monodosis a los que se les ha inoculado una sola pauta empezó a hacerse el pasado 12 de marzo y la cifra facilitada (733) refleja el total de inmunizados con una sola dosis desde esa fecha hasta el pasado jueves, 22 de abril.

Asimismo, desde Salud recordaron que de esta dosificación parcial quedan excluidas todas las personas con condiciones de muy alto riesgo frente a la covid encuadradas en el grupo 7 [trasplantados de médula ósea y de órganos sólidos o en lista de espera para ello; pacientes en tratamiento de hemodiálisis; enfermos de cánceres de órganos sólidos o hematológicos; aquellos que padecen inmunodeficiencias primarias o son portadores del virus del sida con una determinada carga viral y, por último, las personas con síndrome de Down mayores de 40 años] y todos los mayores de 65 años.

Si el Servei de Salut comenzó a inmunizar el pasado 12 de marzo con una sola dosis a las personas que habían pasado la enfermedad en el transcurso del semestre anterior, aún le quedaría una larga faena por completar.

En los seis meses anteriores a la fecha del inicio de este proceso, el pasado 12 de septiembre, habían pasado la enfermedad en Balears un total de 10.836 personas. Los datos del pasado viernes hablaban de un total de 58.701 residentes en las islas que ya la habían superado.

Casi 48.000 contagios más

Así, entre el 12 de septiembre y el 12 de marzo pasados se han registrado en esta comunidad autónoma un total de 47.865 nuevos contagios por covid-19.

Y si a esta última cifra le restamos las 733 personas inmunizadas con una sola dosis hasta el momento, al Servei de Salut le restaría la ardua tarea de vacunar a todos los menores de 65 años de un grupo formado por más de 47.000 personas (47.132).

Los infectados menores de 65 mantienen una inmunidad natural del 80% durante los seis meses siguientes

decoration

La pauta nacional de vacunación ha comprobado que, en personas ya infectadas menores de 65 años la protección que confiere la inmunidad natural frente a una reinfección es de alrededor de un 80% durante los 6 meses posteriores al diagnóstico, aunque esa protección natural disminuye hasta un 47% en los mayores de esa edad.

La última revisión (la sexta ya) de la estrategia de vacunación nacional resume que «la evidencia científica demuestra que las personas con antecedente de infección asintomática o sintomática, e independientemente de la gravedad, obtienen una respuesta inmune muy satisfactoria con una sola dosis, que no mejora con la administración de una segunda dosis».

Por tanto, concluye, «hay suficiente evidencia para administrar una única dosis en personas de 65 o menos años de edad con antecedente de infección previa. Se mantiene, por tanto, la pauta de dos dosis para las personas mayores de 65 años».

Por tanto, en el documento nacional de consenso se han establecido las siguientes pautas de vacunación:

  1. Personas de 65 o menos años de edad con diagnóstico de infección por SARS-CoV-2 antes de recibir la primera dosis: se administrará una sola dosis al menos seis meses desde el padecimiento o el diagnóstico de infección. En caso de que se administre antes de haber transcurrido esos seis meses, la dosis se considerará válida y no será necesario administrar más.
  2. Personas de 65 o menos años de edad con diagnóstico de infección por SARS-CoV-2 después de haber recibido la primera dosis: se administrará una segunda dosis transcurridos seis meses desde el padecimiento o el diagnóstico de infección.
  3. Personas mayores de 65 años con diagnóstico de infección por SARS-CoV-2 antes de recibir la primera dosis. Se administrará una pauta de dos dosis. No se esperarán seis meses tras la infección para la administración de la primera dosis.
  4. Personas mayores de 65 años con diagnóstico de infección por SARS-CoV-2 después de haber recibido la primera dosis. Se completará la pauta con una segunda dosis cuando estén completamente recuperadas y haya finalizado el periodo de aislamiento, garantizando el intervalo aconsejado entre dosis. No se esperarán seis meses tras la infección para la administración de la segunda.

Cepa de Wuhan

Y en términos generales la estrategia recuerda que se debe posponer la vacunación de las personas con síntomas sospechosos de covid-19 o con covid-19 confirmada hasta que haya finalizado el período de aislamiento.

De igual manera, se debe posponer la vacunación de las personas en cuarentena por ser contactos de un caso confirmado hasta que finalice la misma.

La administración de una dosis de vacuna de ARNm (mensajero) en personas que han tenido infección previa por la cepa original, la de la provincia china de Wuhan donde comenzó esta pandemia, induce una respuesta potente de anticuerpos que neutralizan la variante B-351, además de la de Wuhan y el virus SARS-CoV-1.

Preguntado sobre esta cuestión el responsable del laboratorio de Microbiología de Son Espases, Antonio Oliver, señaló que la sustitución casi completa de la cepa original de Wuhan por la variante europea ocurrió en torno al mes de julio.

«Después del confinamiento ya no hubo prácticamente casos de la variante original de Wuhan», afirmó el experto, recordando que el verano pasado ya circulaba mayoritariamente la cepa llamada europea pese a que se sospecha que surgió en los barracones donde se hacina a los temporeros de la fruta en la comunidad de Aragón.

Asimismo, explicó que la variante B-351 no es otra que la sudafricana de la que se acaban de detectar tres casos en Eivissa. Oliver añadió que en estos momentos todavía desconocen si hay más contagios provocados por esta variante ya que las secuenciaciones genómicas que aclaran la «autoría» de las infecciones se realizan cada dos semanas por su complejidad.

Por contra, las PCR sí pueden determinar cuáles de ellas son atribuibles a la variante británica y, en este sentido, aclaró que su circulación es similar a la comunicada la semana pasada. Esto es, que es la responsable de en torno a 8 de cada 10 nuevos contagios.

Compartir el artículo

stats