Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Policías y docentes abren la vacunación masiva en el Germans Escalas

El polideportivo, que durante estos días funcionará al 50% de su capacidad, tiene como objetivo vacunar a 3.000 personas al día

11

Comienza la vacunación masiva en Mallorca B. Ramon

«Es impresionante, se nota que está preparado para recibir a muchísima gente». Balears sigue avanzando en el proceso de vacunación con la apertura del polideportivo Germans Escalas. Unas instalaciones que se suman a las de Son Dureta y que se pusieron ayer en marcha con el objetivo de acelerar el ritmo de inmunización: «Hay que ir preparándose para la llegada de la vacunación masiva», indicó Manuel Palomino, director de gestión del servicio IB-Salut. El polideportivo, tal y como explicó el propio director, funcionó ayer al 50% de su capacidad, con siete líneas operativas de las 14 que se pondrán en marcha durante las próximas semanas: «En estos días vacunaremos alrededor de 800 personas diarias. Dentro de dos semanas nuestro propósito es que ya funcione al 100% y podamos vacunar a 3.000 personas cada jornada», afirmó.

En un día marcado por la lluvia, los sanitarios y los citados llegaron al polideportivo con muchas ganas de recibir la primera dosis. «El personal sanitario está con mucha ilusión. Estamos viendo a la gente muy receptiva y con optimismo», expresó Ana Belén Fernández, una de las enfermeras encargadas de vacunar en este espacio. Ayer fue el turno de docentes y fuerzas y cuerpos de seguridad y emergencias, como el caso de Juan Carlos Maldonado, policía portuario: «No me esperaba que estuviese tan bien organizado la verdad».

Organización

El dispositivo fue dirigido por la Gestión Sanitaria Asistencial de Balears (GSAIB), cuya labor se basó en distribuir y ordenar los turnos. «El primer paso es apuntarles en la tarjeta de vacunación la fecha en la que ha recibido la primera dosis y cuando recibirán la siguiente. Hoy teníamos tres citas cada seis minutos», declaró Núria Arbona, trabajadora del GSAIB. Un dispositivo que funcionó de forma muy eficaz, según Ana Belén Fernández: «El ritmo está siendo bueno, la gente viene a la hora citada y hay buena organización». Por otro lado, la vacuna que se estuvo administrando ayer en el Germans Escalas fue la de AstraZeneca, dirigida hacia personas menores de 55 años. Una vacuna que, según indicaron los ciudadanos, suele dejar efectos secundarios como dolor de cabeza o fiebre. Sin embargo, en el momento de recibir la dosis, Pau Morell, estudiante en prácticas de la Cruz Roja, no tuvo ningún efecto adverso: «Creía que me iba a doler más por lo que se comentaba, pero de momento estoy perfecto, no tengo ninguna molestia. Veremos a lo largo del día».

Más recintos

Asimismo, el Germans Escalas y Son Dureta no serán los únicos espacios que se utilizarán para la vacunación masiva en las islas. Según el director de gestión del servicio IB- Salut, durante la segunda quincena de este mes se sumarán el Pabellón Mateu Cañellas de Inca, el Hipódromo de Manacor, el recinto ferial en Eivissa y otros espacios en Menorca y Formentera. «Nuestra estimación con todas estas instalaciones en marcha estaría en torno a la inyección de 120.000 vacunas semanales», aseguró el propio Palomino. Espacios amplios que son imprescindibles para conseguir la inmunización este verano: «Es necesario porque sino será imposible cumplir los plazos de vacunación», concluyó la docente Irene Martín.

El Germans Escales empieza vacunando a 800 personas al día y llegará a 3.000 Bernardo Arzayus

Compartir el artículo

stats