La situación es drámatica. La quiebra de las clínicas dentales Dentix, con tres centros en Mallorca (dos en Palma y uno en Inca), ha dejado en la isla a cientos de pacientes afectados, muchos de ellos con tratamientos a medias y créditos al consumo abiertos con bancos para para poder pagarlos.

La compañía, que acumula en Baleares 200 denuncias de clientes por mala práxis, según ha informado el director general de Consumo del Govern, Félix Alonso, presentó ayeconcurso voluntario de acreedores ante los juzgados de Madrid, debido a la incertidumbre sobre la consecución de un acuerdo de refinanciación o inversión a corto plazo y el deterioro constante del negocio al menos desde el año 2019.

La cadena de clínicas dentales informó en un comunicado que " los graves incumplimientos" del fondo de inversión de KKR con Dentix "han tenido un impacto devastador en todo el negocio y en particular en la tesorería y necesidades de caja de la compañía".

Cientos de clientes afectados por la quiebra de Dentix en Mallorca

Mientras tanto, en las puertas de la clínica palmesana de la calle Alexandre Rosselló hoy se agolpaban numerosos pacientes con reclamaciones, tratamientos atrasados que no atendidos y citas que desde la declaración del estado de alarma no llegan a concretarse. Los mismos trabajadores pedían disculpas por la situación e intentaban mantener la actividad como podían, sin saber el futuro laboral que les espera tras la quiebra de la empresa.

"Desde el año 2019 empezamos a recibir reclamaciones de clientes de Dentix, la mayoría de ellos por tratamientos que los pacientes financian con créditos al consumo", explica Félix Alonso. "El 18 octubre de 2019 celebramos una reunión con el Colegio de Odontólogos de Balears por prácticas que no se adecuaban a lo que puede entenderse como una buena praxis profesional", detalla. "El 29 de octubre pusimos toda la documentación recibida en manos de la Policía Nacional por si entre las denuncias presentadas había prácticas que pudieran ser constitutivas de delito", informa. "En ese momento las denuncias se archivaron, porque la empresa todavía respondía y porque en estos casos nosotros tenemos una capacidad de sanción limitada que tiene que ceñirse al ámbito administrativo". En ese momento el número de denuncias eran 136. Hoy ya alcanzan las 254, confirma Alonso.

Pacientes de la clínica Dentix de la Avinguda Alexandre Rosselló presentaron ayer reclamaciones por tratamientos retrasados que están pagando M. Vicens

"La situación es muy compleja", considera el director general de Consumo del Govern. "Por el problema de salud que su quiebra supone en tantas personas y por los pagos que realizan los pacientes por prestaciones que ahora están interrumpidas. Al parecer -comenta-. la empresa, que es un tipo de compañía muy agresiva con una estructura que recuerda a las empresas piramidales, iba a ser adquirida por un fondo de inversión".

Mientras se suceden los acontecimientos, Félix Alonso recomienda a los "cientos" de afectados que se unan alas plataformas para denunciar a la empresa conjuntamente y conseguir que los bancos suspendan el cobro de los créditos por los tratamientos no realizados o no terminados. Y recuerda el caso de la quiebra de Idental, que afectó también a miles de personas.

En septiembre de 2019 el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata dictó un auto en el que reiteró la vigencia de la medida cautelar de suspensión de las reclamaciones judiciales o extrajudiciales de las entidades financieras por los créditos suscritos por los perjudicados de iDental para los tratamientos odontológicos y ordeó el cese " inmediato” en dicha actuación aquellas entidades que los hubieran reanudado, una medida que hizo extensiva especialmente a aquellas otras mercantiles que hubieran comprado la titularidad de aquellos contratos de crédito y estuviern exigiendo el pago.

De forma paralela, la asociación de consumidores y usuarios de Baleares Consubal tiene hasta el momento 40 expedientes abiertos contra las clínicas Dentix en Mallorca y trabaja para que se interrumpa el pago de los créditos al consumo suscritos con las entidades bancarias, ha confirmado el presidente de la entidad, Alfonso Rodríguez, que destaca los problemas de la empresa de clínicas dentales tenía para pagar a proveedores.

Consubal está recibiendo muchas peticiones de asesoramiento por parte de pacientes, que llevan con sus tratamientos paralizados casi tres meses. Además, muchos afectados indican que ni siquiera se los han iniciado a pesar de que habían abonado ya dinero directamente a la empresa o a través de los préstamos gestionados por Dentix con varias financieras.

A estas irregularidades se suman varios casos que la asociación está tramitando con anterioridad al coronavirus, por mala praxis, una defectuosa prestación de los servicios, la falta de atención adecuada y, en algunos casos, los aplazamientos y las anulaciones de citas. Las entidades de crédito con las que las clínicas estaban facilitando los préstamos son Abanca, Cetelem, Pepper y BBVA. También hay afectados que firmaron estos préstamos vinculados con Sabadell y Evo Finance.