Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Apol·lònia Julià: "El Govern se ha quedado corto al prever 16.000 ERTEs y 200.000 trabajadores afectados"

"Dudo de que las percepciones de las prestaciones por desempleo sean operativas antes de final de abril"

Apol·lònia Julià posa junto a su despacho en Felanitx para esta entrevista.

Apol·lònia Julià posa junto a su despacho en Felanitx para esta entrevista. manu mielniezuk

Apol·lònia Julià (Felanitx, 1973) es graduada social desde hace casi 20 años y hace cuatro que preside el Colegio Oficial en Balears, que agrupa a unos 700 profesionales. Ante el volumen de ERTEs a causa de la crisis económica provocada por el coronavirus afirma que se están dedicando prácticamente en exclusiva a esta cuestión, en medio de "una situación imprevista y que nunca se había vivido". Al elevado volumen de empresas y trabajadores que acuden a ellos, se suma la decisión de que sean los graduados sociales los que comuniquen al SEPE todos los datos de los trabajadores incluidos en el ERTE, en medio de un constante "cambio de modelo" para la tramitación.

P ¿Son suficientes el número de graduados sociales en Balears en estos momentos?

R Estamos desbordados, pero sacando adelante todo el trabajo. Nos encontramos ante una situación imprevista que no había ocurrido nunca y vamos buscando soluciones casi sobre la marcha. Todas las empresas prácticamente a la vez tienen alguna consulta sobre la situación derivada del coronavirus. A eso hay que sumar la lentitud de la administración y los constantes cambios de criterios y normativas, de algún modo lógico ante la situación. Para mí esta siendo de las peores semanas a nivel personal y laboral.

P ¿De quiénes reciben más consultas ahora, de empresas o de trabajadores?

R Hay despachos que solo llevan gestión de empresas, otros de trabajadores y otros de las dos cosas, pero ahora mismo casi todos están concentrados en los problemas de las empresas. Los plazos procesales han quedado suspendidos, toda la parte jurídica está parada. Cuando todo esto pase, llegará, no lo dude. Pero ahora lo prioritario es atender los ERTE o las prestaciones a autónomos. Ahora toca eso.

P ¿Cuáles son las obligaciones y derechos de las empresas en el caso de los ERTEs?

R Los ERTEs pueden ser por fuerza mayor o por causas económicas productivas o técnicas. Salvo las actividades que permite continuar el Decreto de Alarma, como farmacias o establecimientos de alimentación, la casi totalidad de las empresas han tenido que parar su actividad. El Decreto de alarma obliga a suspender negocios como bares, restaurantes o comercios. Pero estén o no incluidas en el Decreto, de forma directa o indirecta la mayoría de las empresas han visto paralizada su actividad, o reducida drásticamente. En la práctica, aunque no estuvieran obligadas a cerrar, la gran mayoría de las empresas han tenido que hacerlo. Todas estas actividades se encuentran ante la tramitación especial de ERTE por fuerza mayor.

P¿Qué ventajas tiene el ERTE para las empresas?

R Quedan exoneradas del pago de las nóminas y de la Seguridad Social mientras dure. Por su parte los trabajadores, con la suspensión del contrato, pueden optar a prestaciones por desempleo. El gran debate es si conviene hacer el ERTE por fuerza mayor o por causas productivas.

P ¿Cuál es la mejor opción?

R Para el trabajador no hay ninguna diferencia en lo que se refiere a la prestación por desempleo, pero sí en el tiempo que dure esta situación. El plazo de duración del ERTE por fuerza mayor es mientras dure el estado de alarma. En cambio, en los que se realizan por causas productivas la empresa puede optar por alargarlo. Hay empresas que realmente no saben si necesitarán más tiempo de lo que dure el estado de alarma. Hay que analizar caso por caso. Hemos insistido mucho para que siempre que sea posible se opte por el ERTE por fuerza mayor, en el que el trabajador tiene garantizado que vuelve a su puesto cuando acabe el estado de alarma. Pero hay distintos criterios que analiza cada profesional, porque cada caso es distinto.

P ¿Cuáles son los principales problemas que se han encontrado los graduados sociales para responder ante esta situación?

R Además de la gran cantidad de consultas de empresas y trabajadores, nos hemos encontrado con la complejidad de la tramitación de los ERTEs. La autoridad laboral mira el ERTE, el SEPE la prestación, Tesorería se encarga de que la nómina sea correcta... Cada administración está pendiente de su ámbito, pero nosotros estamos a todo. Además, han cambiado los modelos como cuatro o cinco veces, algo de lo que no le culpo porque se trata de una situación que no se había vivido nunca. A ello se añadió que se decidió que la prestación a los trabajadores afectados sería automática para evitar desplazamientos y gestiones. ¿Cómo lo solucionaron? Encargando a los graduados sociales que comunicaran al SEPE todos los datos de los trabajadores incluidos en el ERTE, con un modelo que ha sufrido constantes cambios. Con toda humildad, creo que no son conscientes de que nosotros también estamos expuestos al coronavirus. Si enfermamos y no tramitamos los ERTEs mandando al SEPE los datos, los afectados no cobrarán. Hubo un momento que fue necesario calmar los ánimos, que estaban caldeados. A pesar de estas dificultades estamos sacando todo el trabajo adelante. Ahora esperamos que la administración sea consciente de esto y nos ayude reduciendo burocracia y tramitando con agilidad.

P ¿La relación con la administración en Balears funciona bien en este contexto?

R Sí. Tanto con la conselleria de Trabajo como con el SEPE y Tesorería la disposición ha sido permanente y máxima. Estamos en contacto diario con reuniones virtuales.

P ¿Cuáles son las dudas que les plantean los trabajadores que se ponen en contacto con ustedes?

R Por sus obligaciones y derechos. Al principio las dudas eran sobre todo cómo tramitar la prestación por desempleo, qué cobrarán y cuándo. El cuándo dependerá de la capacidad del SEPE, pero teniendo en cuenta el volumen de los ERTEs y el elevado número de trabajadores afectados, dudo mucho que las percepciones de las prestaciones sean operativas antes de finales de abril o mayo. Aún no hay ni una resolución de ERTE presentados el día 18 y es imposible que pueda resolverse en quince días, dado el volumen que hay. En cuanto a lo que cobrarán, es el 70 por ciento de la base reguladora. Depende de las contribuciones del trabajador.

P ¿Las medidas adoptadas por el Gobierno son correctas?

R Se han hecho bien, pero no hay que quedarse sólo con ese titular. Por ejemplo, los autónomos también entrarán en las prestaciones por desempleo, pero los requisitos serán mayores o menores según sea por fuerza mayor o por causa productiva. No será un brindis al sol. En algunas cosas el Gobierno ha ido rectificando de forma acertada, como en el caso de los autónomos. Sin embargo, aún sigue sin adoptar medidas que hemos pedido. Por ejemplo, no se han aumentado los plazos para las obligaciones fiscales o para pagar las cuotas de la Seguridad Social en marzo. En eso aún seguimos esperando una respuesta.

P ¿Los fijos discontinuos han quedado realmente protegidos?

R El criterio ha sido que no les perjudique el ser fijo discontinuo. Las medidas se han adoptado pensando sobre todo en las empresas hoteleras, que están obligadas a incluir en el ERTE a los que llamaron con anterioridad a la entrada del Decreto Ley y a los que aún no les habían llamado pero iban a hacerlo. Lo que ocurre es que no se puede generalizar porque en Balears hay muchos que no trabajan directamente en hostelería pero dependen de ella indirectamente. Hay que mirar caso por caso. Mi consejo es que si un trabajador tiene dudas, debe acudir a un graduado social para que le aclare su situación.

P ¿Los trabajadores volverán a ser los que paguen en mayor medida la crisis económica que provocará el coronavirus, como ocurrió con la de 2008?

R Yo creo que esta crisis no será peor que la de 2008. Esta es una crisis sanitaria o económica y financiera. Quiero pensar que muchas empresas, cuando acabe el estado de alarma, tendrán que remontar el trabajo pendiente y necesitarán mano de obra. Quiero ser optimista.

P Las mujeres, que ya padecen la brecha salarial, ¿saldrán doblemente perjudicadas?

R El caso al que aún no se le ha dado respuesta es el de las empleadas del hogar. Habrá que adoptar medidas para ellas. Para el resto de las mujeres, la situación ante un ERTE es la misma que para los hombres. En cada tramitación estamos obligados a detallar cuántos hombres y mujeres están afectados por el ERTE y por lo que estoy viendo no hay discriminación.

P El Govern

R Creo que se puede quedar corto. De cada diez empresas, ocho o nueve están presentando ERTEs.

P ¿Está de acuerdo con la petición de UGT y CCOO de que se puedan revisar las causas de los ERTEs a posteriori para evitar fraudes?

R Me parecería bien que se revise y que quien no lo haya hecho bien pague las consecuencias. Pero dudo que haya muchas empresas que cierren por gusto. Los graduados sociales llevamos el 90 por ciento de las pequeñas y medianas empresas y no es eso lo que vemos. Evidentemente siempre puede haber quien se aproveche, pero en general creo que no es así.

P Con todo lo ocurrido, ¿la modificación de la reforma laboral prometida dormirá el sueño de los justos?

R Nos costará volver a la normalidad. Por ejemplo, los juicios laborales pendientes han quedado suspendidos y tendrán que volver a citarse, en unos juzgados que ya estaban saturados. Nos costará ponernos al día. No creo que se pueda abordar el tema de la reforma laboral hasta que se normalice toda la situación.

CONTENIDO_RELACIONADO

  • Consulta todas las noticias del coronavirus en Mallorca

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO

Compartir el artículo

stats