Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Boulevard

Iberia compra Air Europa (publicado en noviembre de 2000)

Como ustedes ya saben, Iberia se compra Air Europa. De hecho, lo saben desde noviembre de 2000. En la imagen que hoy nos ilustra, este periódico...

Como ustedes ya saben, Iberia se compra Air Europa. De hecho, lo saben desde noviembre de 2000. En la imagen que hoy nos ilustra, este periódico titulaba entonces que "Govern. La diferencia es que ahora se trata de "una espectacular operación en el transporte aéreo". Perdón, porque esta afirmación también corresponde al año 2000. El precio anunciado era de 400 millones de euros, actualizado a los mil de esta semana.

La nueva adquisición de Air Europa por parte de Iberia, en 2020, aporta como particularidad "la preocupación por la reducción de la competencia en las líneas aéreas entre Balears y la península". Perdón, este subtítulo corresponde asimismo al año 2000. La moraleja es que también ahora dista de ser una operación cerrada. En cuanto los auditores de la compradora escruten los libros de la vendedora, saltarán chispas. Y en 2040 se volverá a publicar que "Govern, empresarios y sindicatos temen etcétera etcétera".

La compra de Air Europa por Iberia en 2000 vino aliñada por un artículo sobresaliente de su seguro servidor, bajo el título de "Un gran negocio contra Balears". Ocupa un lugar destacado en mi biografía, porque le sirvió a María José Hidalgo para poner en peligro mi cabeza, y conste de paso que su padre Juan José Hidalgo muestra más deportividad. Me fastidia pensar en los veinte años de vida regalada que hubiera disfrutado, de cumplirse los designios de los ahora vendedores de las joyas de la familia. Por no hablar de las dos décadas de tortura que les hubiera ahorrado a ustedes.

Años después de la primera compra de Air Europa, comía en Sa Roqueta con mis dos únicos amigos (y prefiero que no les pregunte a ellos), cuando apareció María José Hidalgo a quien nunca había visto. Me saludó con un afecto poco usual, desparramó besos sobre mi necesitada persona. Aunque acostumbro a causar este efecto entre los seres de los diferentes sexos, me pareció un poco sobreactuada.

Minutos después, la heredera volvía a la mesa para decirme que me había confundido con un inspector de Hacienda. Temí que me reclamara la devolución de los besos que me había dado, no sería la primera vez. Me supo mal porque hacíamos una buena pareja, y tengo grandes ideas para la venta a Iberia. Por supuesto, en mi próxima reencarnación seré inspector de tributos, vistos los agasajos que reciben.

Nada ha cambiado desde el año 2000, salvo que entonces teníamos un Govern de izquierdas. Metidos en hemerotecas, rescatemos los vibrantes titulares de octubre de 2018, del tenor de "Armengol reparte 450 millones en sus últimas cuentas de la legislatura". Ya sabemos dónde están los 500 millones que faltan este año500 millones que faltan este año, a nadie le preocupó hundir la economía de una comunidad con tal de garantizarse la reelección en el Govern.

En honor de la verdad, ningún periodista anunció que ese disparate presupuestario era una autopista al desastre, estamos muy ocupados leyendo a David Jiménez sin extraer enseñanzas. La responsable única del desastre económico, Cati Cladera, gobierna hoy Mallorca con los mismos criterios, la misma sapiencia numérica y la misma secreta esperanza de sustituir a la dimitida Armengol. Y por lo visto, el falso REB del que nunca más se supo no soluciona estos desmanes.

El imprescindible Pere Morey Servera es uno de los ancianos de la tribu que nos guiaban en las miserias de la Mallorca siempre caciquil, en 2000 y 2020. Igual que Luis María Pomar o Miquel Barceló padre, su apoyo llegaba en el momento oportuno, cuando creíamos que tal vez exagerábamos. Amenazaba el desfallecimiento, ellos nos reafirmaban desde la vehemencia sosegada. La discreción obliga a omitir a los patriarcas vivos, el escritor recién fallecido se sintetiza en "ser español es muy mal negocio para un mallorquín". Y en otro punto del corazón duele Antoni Borrás, jovial, educado, regañón, animoso, sonriente hasta cuando fumaba, consciente del mal necesario de la crítica. Y madridista, por sobre todas las cosas.

Reflexión dominical liberalizadora: "Del monopolio de una Iberia española al monopolio de una Iberia británica".

La compra de Air Europa por parte de Iberia es el gran asunto de esta semana, salvo que la página reproducida corresponde a noviembre de 2000, cuando Balears tenía un Govern de izquierdas a diferencia de hoy, y la noticia puede repetirse en 2040.

CONTENIDO_RELACIONADO

  • Iberia se hace con Air Europa al pagar 1.000 millones de euros
  • La familia Hidalgo liquida su imperio

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats