17 de septiembre de 2019
17.09.2019

Urdangarin saldrá de prisión para colaborar en una ONG religiosa

El cuñado del Rey abandonará dos días por semana la cárcel de Ávila para ir a Madrid y trabajar de voluntario para ayudar a personas con discapacidad - El juez de vigilancia penitenciaria cuestiona el régimen de aislamiento que sufre en el Centro Penitenciario

17.09.2019 | 10:27

Tras un año y tres meses en prisión, Iñaki Urdangarin saldrá de la cárcel dos días por semana para colaborar como voluntario en un programa para personas con discapacidad, que desarrolla una organización religiosa. Se trata de la ONG Hogar Orione, que tiene su centro religioso en Pozuelo de Alarcón, en Madrid. Este beneficio penitenciario se lo ha otorgado el juez de vigilancia penitenciaria de Castilla y León, que ha decidido que el cuñado del Rey puede salir dos días por semana, durante ocho horas, para trabajar como voluntario en la institución religiosa.

Urdangarin cumple condena en un régimen prácticamente de aislamiento en la cárcel de Brieva, en Ávila. Esta misma semana, la Policía lo trasladará de Ávila a Madrid para que desarrolle este trabajo. Cabe destacar que este beneficio se le concede en contra del criterio de la Junta de Tratamiento de la prisión y de la Fiscalía de Valladolid, que está estudiando la posibilidad de recurrir la decisión.

El juez que ha dictado el auto que beneficia Urdangarin es el mismo que en su momento anuló el régimen de tercer grado que se le otorgó a Matas, lo que le obligó a regresar a prisión.

El magistrado ha aceptado el recurso que planteó el abogado Mario Pascual, por el que reclamaba que se le permitiera al preso participar en programas especializados para reclusos de segundo grado, como era el caso de Urdangarin. La Junta de Tratamiento se opuso a esta medida ya que, pese a que destacaba la buena adaptación al centro y que Urdangarin había aprovechado los cursos que había realizado, también contempló que los delitos que había cometido exigían "una amplia y cuidadosa planificación", destacando que las posibilidades de reincidir eran "medio-altas".

El juez realiza un completo análisis del régimen penitenciario que se aplica a los presos de segundo grado que presentan un perfil de baja peligrosidad social, que aboga por aplicar programas de atención especializada para favorecer su reinserción. El magistrado señala que "no es nada extraordinario" que se permita a un encarcelado salir ocho horas del centro, sin que se tenga un control estricto sobre la actividad que desarrolla.

Urdangarin entró voluntariamente en prisión y eligió el centro donde debía cumplir la condena de cinco años y medio privado de libertad. Sin embargo, según recuerda el juez, no ha sido él quien ha decidido que cumpla este castigo en una situación de aislamiento, ya que ocupa un área destinada a mujeres. Por ello, el juez incide en que no ha sido deseo del preso permanecer en esta situación, sino que lo ha decidido la autoridad penitencia. Y en este sentido, recuerda que el preso, si bien puede elegir la cárcel donde entra, no le corresponde a él determinar dónde cumple la condena. Esta decisión depende de la administración penitenciaria.

Aislamiento


Insistiendo en este argumento, Urdangarin "no ha elegido el aislamiento como forma de cumplimiento, porque es algo que no está en su mano: se le ha impuesto", apunta el juez. Por esta razón, el auto analiza el aislamiento como método de cumplimiento y añade que el régimen penitenciario prohíbe que la condena "pueda ser un elemento de desestructuración de la persona", que además "chocaría con las más elementales normas de humanidad que deben inspirar el cumplimiento de las penas".

El juez, en cualquier caso, recuerda que el aislamiento, como forma de cumplimiento, "está proscrito en la normativa internacional", aunque no es ilegal, pues se utiliza este sistema como medida más adecuada para preservar la vida e integridad de los internos. La soledad ocasiona un efecto que desestructura a la persona". Por esta razón, incide el magistrado, se deben adoptar las medidas adecuadas para paliar el daño que ocasiona en la persona permanecer tanto tiempo solo y aislado.

El juez también valora la condición de exdeportista de élite del marido de la Infanta, situación que le ayudará para desarrollar su función de voluntario en la atención de personas con discapacidad.

Es la tercera vez que este juez otorga este beneficio a un recluso que cumple condena en esta cárcel de Brieva en un régimen de aislamiento. Uno de los beneficiados fue Luis Roldán, ex director general de la Guardia Civil.

Trato de favor


Ante las voces críticas que cuestionaron ayer que Urdangarin estaba recibiendo un trato de favor al autorizarse este permiso de salida, el ministro de Interior en funciones, Fernando Grande Marlaska, dijo que no coincidía con ella. "No podré decir que sea un trato de favor, es solo la aplicación de la normativa", señaló el ministro, que pidió "la misma confianza para Instituciones Penitenciarias y su trabajo con las resoluciones que dicta, igual que para el Poder Judicial y sus resoluciones". Además, recordó que la resolución del juez de vigilancia penitenciaria "se debe acatar".

Mario Pascual, el abogado que ha conseguido este beneficio para el marido de la infanta Cristina, calificó la decisión del magistrado "de buena noticia" y resaltó que el auto "es muy contundente y está muy bien argumentado". El abogado manifestó también el problema que representa para Urdangarin vivir aislado. Por este motivo, su abogado le visita con frecuencia. Mientras tanto, la Fiscalía, que se había opuesto a que se concediera estos permisos al cuñado del Rey, está estudiando la posibilidad de recurrir el auto.

Según se apuntó ayer en un programa de radio en la Ser, este año ya se han concedido 263 permisos similares a los que se ha otorgado a Urdangarin.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.