Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aumenta la incertidumbre ante el frenazo económico en Alemania

La alerta ante la recesión que amenaza a la potencia germana añade más leña al fuego en el sector turístico con vistas al verano 2020

El frenazo económico en la UE, con un crecimiento estimado de apenas un 1% este año preocupa desde el archipiélago, y más si quien se resiente es Alemania. A la ralentización del turismo germano se suma la alerta ante la previsible recesión del país. Más leña al fuego que lleva a extremar la vigilancia desde el sector.

Esta semana se ha conocido que el PIB germano ha caído una décima en el segundo trimestre del año. Tras una década de crecimiento en la mayor economía europea, el entorno hostil (conflictos comerciales, una industria automovilística que se resiente, el brexit y otros factores de agotamiento en la UE) hace temer que la pérdida de confianza de los consumidores alemanes se traslade a la planificación de sus viajes. Sobre todo para la próxima temporada.

Si bien Alemania no arrastra el nivel de endeudamiento de sus socios, y su mercado de trabajo raya el pleno empleo, fuentes de la patronal hotelera manifiestan que estan "vigilantes".

Desde la FEHM se refieren a la contracción del 0,1% del PIB entre abril y junio de 2019, el segundo periodo en un año en el que decrece. "No podemos obviar que hablamos de la mayor economía europea y de nuestro principal mercado emisor", cuya evolución influye directamente en el archipiélago, se enfatiza. Si continúa esta tendencia, podría influir en la decisión de reserva de vacaciones del turista alemán para la temporada 2020, sobre todo cuando ya han descendido los visitantes de esta nacionalidad.

Para el presidente de la Agrupación de Cadenas Hoteleras de Balears, Gabriel Llobera, que Alemania esté a las puertas de la recesión es otra preocupación más, máxime cuando los alemanes "están dejando de viajar".

Jaume Horrach, que lidera las asociaciones de Alcúdia y Can Picafort, quita hierro a la debilidad de la economía germana. "Hace medio año que está estancada, que entre en recesión no va a suponer cambios", considera. Los alemanes ya están mostrando "una posición desfavorable a la hora de viajar", concluye.

"No son buenas noticias", reconoce por su parte Antoni Serra, presidente de la asociación de Apartamentos Turísticos de Baleares (Habtur). No obstante, Serra considera que su actividad "resistirá y no cabe alarmarse", dado el perfil medio y medio-alto de sus clientes.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats