Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Xavier March: "Los hoteleros valoran las empresas tecnológicas locales más que el Govern"

Xavier March (Palma, 1984), CEO de la empresa de servicios de software Refinería Web

El presidente de GS-Bit, Xavier March, posa en la sede de su empresa, Refinería Web, para esta entrevista.

El presidente de GS-Bit, Xavier March, posa en la sede de su empresa, Refinería Web, para esta entrevista. Guillem Bosch

La diversificación del modelo turístico ha sido una de las grandes promesas del actual Govern. Sin embargo, las empresas tecnológicas de las islas, vistas como las empresas del futuro, denuncian que la administración no tiene políticas para el sector, que no las considera industria y que incluso las discrimina. El presidente de la patronal de empresas tecnológicas GS-Bit, Xavier March (Palma, 1984), describe la situación de un sector que se siente maltratado, cuando, no obstante, crece más que ningún otro en Balears. "Estallamos ahora porque es surrealista que todavía hoy tengamos que explicar los beneficios de nuestro sector", confiesa

-Mientras el turismo satura Mallorca, ustedes son la gran esperanza para diversificar el actual modelo económico de la isla.

-Somos un sector que puede desestacionalizar la economía y que no tiene límites geográficos para trabajar desde aquí con clientes nacionales e internacionales. No estamos limitados a una área. El modelo turístico sí tiene una estacionalidad y unos límites, ya que no puede haber camas ilimitadas. Sin embargo, se sigue impulsando el modelo turístico, el cual ya depende de nosotros. Si hiciéramos una huelga de servidores a ver quién hace las reservas online.

-Algunos critican que en Balears hasta su sector se orienta al turismo. Ahí están varias de las empresas tecnológicas de la isla.

-Tenemos empresas que han apostado por la tecnología en el sector turístico, que no tienen camas pero venden camas, como son Hotelbeds o Logitravel, y que la gente alucina que sean empresas de aquí y que operen desde aquí. Pero luego tenemos otras como Habitissimo, que ha sido premio nacional como Pime innovadora y cuya plantilla crece a pasos agigantados y que no tiene nada que ver con turismo. Con el turismo podemos ir de la mano, pero también podemos ir solos, claro que sí.

-¿Si algún día el turismo se desinfla en Mallorca, las empresas tecnológicas estarán ahí?

-Sí. De hecho ya somos una alternativa a día de hoy. Somos un sector de futuro. No conozco otro que crezca tanto. Mi facturación crece un 20% cada año, ¿qué otro sector crece a este ritmo? Nuestro crecimiento está garantizado: big data, internet de las cosas, nuevas metodologías educativas. Ahora todo pasa por nosotros."Desarrollo Tecnológico es el departamento de informática del Govern, no mira por el sector"

-Sin embargo, ¿el sector del software

-Nos catalogan así, como un sector auxiliar. Y no somos un sector auxiliar, somos un sector productivo. Tenemos más trabajadores que otros sectores. Tarde o temprano tendrán que catalogarnos como sector productivo. Hay un desconocimiento de nuestras empresas y es más fácil dejarnos de lado. Y es por eso: porque no nos entienden, por desconocimiento.

-Por eso ahora piden que se les considere sector en la Ley de Industria que prepara el Govern.

-Hace dos semanas nos reunimos con la presidenta Francina Armengol. Nos puso en contacto con el director general de Industria y con el conseller de Trabajo, Iago Negueruela, y el próximo martes nos reunimos para ver si estamos a tiempo de que nos puedan meter de una forma transversal en la ley. Que no te cataloguen como sector tiene consecuencias a la hora de financiarse o apoyar la formación.

-Diversificar y cambiar de modelo económico es una de las grandes promesas del Govern.

-Creo que la ley de Industria busca esto y espero reconducir la situación. Que se haga una ley de industria significa que no todo es turismo. Pero queda mucho recorrido. Si en tu casa tienes un sector tecnológico que es puntero a nivel nacional, deberías explotarlo.

-¿Ahora mismo hay políticas para el sector tecnológico?

-No, no hay líneas estratégicas para nuestro sector a cinco o diez años vista. Como patronal no tenemos ni siquiera un interlocutor. A veces se nos ha enviado a la dirección general de Desarrollo Tecnológico. Sin embargo, esta dirección general no mira por el sector y es, para entendernos, el departamento de informática del Govern. Y otras veces se nos ha enviado a la dirección general de Industria, que no nos considera sector industrial. De hecho, por eso tocamos la puerta de la presidenta. Ahí muy bien."El Consell discrimina a las empresas locales y se va a buscar a las grandes operadoras de fuera"

-Se habla mucho del concepto Smart Islands. Las administraciones recurrirán a ustedes.

-La administración nos discrimina. Infravalora a las empresas locales y va a buscar a las grandes de fuera. Ahora se habla del proyecto de Smart Islands del Consell y todo apunta a que se dirigen a las grandes operadoras, Movistar, Orange o Vodafone, y las empresas de aquí tenemos que ser su apoyo. No se ha hecho todavía el concurso y ya se ha organizado una reunión para que las grandes operadoras nos conozcan. ¿ Es que las empresas de aquí no podemos hacerlo? Esto es lo que está pasando. Calvià ha agrupado en una misma licitación varios servicios a los que solo podrá presentarse Movistar cuando hay muchas empresas de aquí que podrían hacerlo y que, de hecho, las acabarán subcontratando. Y si miras las licitaciones tecnológicas de las conselleries, dan miedo. Muchas se quedan desiertas por desconocimiento de la tecnología. La dirección general de Desarrollo Tecnológico, que debería velar por esto, no está encima. Los hoteleros valoran más a las empresas tecnológicas locales.

-Entonces, ¿apuestan más los hoteleros por las empresas del sector tecnológico de la isla, que las administraciones públicas?

-Sí, sin ningún tipo de duda. Para el Govern la informática pasa por la dirección general de Desarrollo Tecnológico y no se nos valora. Los hoteleros, que nos necesitan para crecer, nos tienen en un pedestal.

-Con lo que dice, parece que están enfadados con el Govern.

-Estallamos ahora porque hace diez años podíamos entender que hubiera que explicar los beneficios de nuestro sector, pero que hoy tengamos que contarlo todavía es surrealista. Cualquiera en la calle nos valora más que un político.

-Sin embargo, su principal dolor de cabeza es la falta de mano de obra. Toda una ironía en un país donde la primera preocupación sigue siendo el paro.

-Lo cuentas y no te creen. Somos el único sector con paro cero. Nos hacen falta programadores informáticos e Ingenieros de Telecomunicaciones. La realidad es que algo se está haciendo mal a nivel formativo para que cada año no salgan más de entre diez y veinte ingenieros de la universidad. Algo se tiene que hacer desde la base para que salgan más perfiles.

-La Escuela Politécnica de la UIB asegura que ya no sabe qué hacer para atraer más estudiantes hacia las ingenierías.

-Hay un problema de base entre lo que evoluciona el mundo tecnológico y lo que evoluciona un plan de estudio. Los planes de estudio están completamente obsoletos. Hay gente que empieza a estudiar Ingeniería y no toca un ordenador hasta el segundo año de carrera. No tiene sentido. Otro problema es que la conselleria de Educación quiere formar a los estudiantes desde más temprano, en Primaria o Secundaria, pero como no hay, no encuentra profesores de Informática. Es de juzgado que sean profesores de Inglés o de Educación Física los que impartan Informática. Si consideramos la Informática una asignatura maría tenemos un problema.

-Se habla de empresas que se quitan los trabajadores entre ellas. ¿El atractivo es el salario?

-Las empresas estamos apostando por cuidar a nuestro personal para no entrar en una guerra de precios. Las empresas de aquí nos respetamos y buscamos otras vías.

-Con los precios del alquiler, traer trabajadores desde fuera debe ser cada día más difícil.

-Traer gente de fuera había sido una solución hasta hace poco. Ahora nos encontramos que podemos competir por salario, pero cuando alguien de fuera ve lo que le vale aquí un alquiler se echa atrás. Ahora buscamos vías de teletrabajo, subcontratando a trabajadores y empresas de fuera. En septiembre empezaremos un proyecto para formar nuevos profesionales a través de la Fueib: personas paradas del SOIB sin experiencia previa que se formarán con remuneración en las empresas.

-Si no se soluciona la falta de mano de obra, ¿habrá empresas tecnológicas que acabarán abandonando Mallorca?

-Que dejen Balears es complicado, pero estamos dejando de crecer aquí. Muchas empresas están creciendo a base de montar equipos en países extranjeros: en la India, en Chile o en Venezuela.

-Si ya hay dificultades para encontrar los perfiles, para que sean mujeres es casi imposible.

-Es un problema y lo hemos planteado a las instituciones. El perfil de la ingeniera o programadora mujer es necesario. Necesitamos equipos mixtos. Pero la realidad es que no hay. En mi empresa, de 25 programadores tengo cero mujeres. Y eso que la igualdad salarial está. Hay un prejuicio o estereotipo del informático friki, que parece que aleja a las chicas. Estamos trabajando en ello, pero todo son iniciativas privadas, faltan iniciativas públicas."Por falta de mano de obra, las empresas tecnológicas están dejando de crecer en Mallorca"

-Se dijo que el Parc Bit debía ser el Silicon Valley de Europa. Con el escenario que describe, ¿se empezó la casa por el tejado?

-La idea inicial del Parc Bit era muy buena. Contemplaba incluso viviendas para atraer talento, pero no se hizo. Luego las comunicaciones eran muy malas, por no hablar del problema de estacionamiento. Me fui hace cinco años al Polígono de Son Castelló porque había fibra cuando en el Parc Bit no la había. La ejecución ha dejado mucho que desear y ahora se ha deshinchado.

-A parte del sol, ¿qué atractivos tiene ahora Mallorca para atraer nuevas empresas tecnológicas?

-Pues no se me ocurre, y es grave. No hay ningún tipo de deducción fiscal. Luego es más barato estar en el Polígono de Son Castelló que en el Parc Bit. Tenemos el clima, que no es poco. Cuando he tenido que traer trabajadores de fuera, Mallorca como destino les flipa.

-El Govern está hablando mucho del concepto "sol y datos". El sol lo tenemos, ¿los datos?

-No, que va. El discurso a Biel Barceló le encanta, pero, como apunte, tan solo un 20% de nuestros institutos tienen fibra. Podemos hablar de sol y datos pero no puede quedar en un eslogan, sino acaba provocando risas.

-¿Hay una burbuja en el sector de las empresas tecnológicas?

-Nuestras empresas están teniendo un crecimiento razonable y muy justificado. A nivel nacional sí ha habido casos como Wallapop, más ligados a las startup, en los que sí ha habido burbujas que han pinchado. No es el modelo de las empresas que tenemos aquí.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats