¿La aceleración de la vacunación de la población ha dado esperanzas a los empresarios para afrontar la difícil situación económica actual?

Acelerar la vacunación es necesario para la inmunización que, de ser así, estaríamos ya en la luz que se ve al final de este túnel en el que estamos metidos desde hace más de un año. Dicen que la esperanza es lo último que se pierde, y en el caso de los empresarios que no la han perdido y desde luego que, si avanza el proceso de vacunación, se puede afrontar mejor esta crisis económica que ha irrumpido en la sociedad a nivel mundial. 

De qué manera están viviendo la crisis las más de 1.500 empresas de los polígonos de Son Castelló y Can Valero?

Con mucho esfuerzo y tesón. Para la gran mayoría ha sido y está siendo muy difícil. Los servicios esenciales que han permanecido abiertos durante esta pandemia han aguantado, pero los hay que han estado a medio gas, con plantilla en ERTE e incluso cerrados como son los bares, restaurantes, entre otros. A pesar de todo, hemos hablado con muchos y el sentir general es el de seguir luchando hasta que se pueda, porque el empresario lucha, trabaja, ….

 Una de sus principales peticiones empresariales es la generación de empleo con la aplicación de políticas que incentiven la contratación. ¿Cuáles deberían ser estas medidas?

Bonificar aquellos impuestos y tasas municipales asociados a la actividad económica durante los meses que las empresas han estados cerrados por imperativo legal.

Se han reunido con todas las Administraciones para mitigar los efectos negativos de la pandemia solicitando la disminución de los impuestos o la bonificación en las tasas municipales pero la respuesta ha sido negativa. ¿Han solicitado una nueva reunión para conseguirlo?

Efectivamente, hemos mantenido reuniones con las administraciones y en concreto a pocos días de declararse el estado de alarma, enviamos una carta al Ayuntamiento de Palma con una relación de propuestas para ayudar a las empresas a soportar esta situación, entre ellas, una disminución del IBI, del IAE, una bonificación de las tasas de vados, en el impuesto de circulación, etc y la respuesta fue negativa. Aún así, estamos facilitando que todas las empresas asociadas puedan solicitar directamente dichas rebajas. También reiteramos la necesidad de crea una estructura administrativa de apoyo a los más de cincuenta polígonos empresariales que hay en Balears. A día de hoy no hemos solicitado una nueva reunión porque entendemos que la propuesta está encima de la mesa de las administraciones. 

Ha pedido una ley de Polígonos Industriales para evitar la falta de mantenimiento y la degradación del suelo industrial. ¿Cuál es la situación de los más de cincuenta polígonos que hay en Balears?

Así es, en la última reunión mantenida con la presidenta del Govern, Francina Armengol, instamos a la necesidad de articular una Ley de Polígonos Empresariales que respondan a la realidad en la falta de mantenimiento y degradación del suelo industrial. En otras comunidades autónomas ya están avanzando en esta Ley. Como dice, hay más de cincuenta polígonos en Balears y las necesidades son las mismas. En dicha reunión, también recordamos la importancia de potenciar la Marca Q ‘Polígono Empresarial de Calidad’ en los polígonos de Balears a través de ayudas para su implantación. 

Desde su punto de vista, ¿cuáles son las principales carencias de los polígonos en la actualidad?

Una carencia es la falta de personal técnico vinculado a los polígonos. Otras, son la falta de mantenimiento y limpieza, reparación de alcorques, aceras y vertederos. Y la limpieza de hierbas y trastos abandonados. Es una reivindicación casi ya histórica de ASIMA, porque los trabajadores y usuarios de los polígonos que representamos quieren unos polígonos, limpios, cuidados, transitables. Como venimos diciendo, Son Castelló y Can Valero no son solo naves industriales, se han convertido en escaparates de un área comercial. Otro de los problemas en estos dos polígonos es la movilidad. En reuniones con el alcalde le hemos trasladado la necesidad de rediseñar las líneas de la EMT para dar respuesta efectiva a las necesidades de los trabajadores. Impulsar mayor frecuencia y conexiones entre diferentes barrios de Palma con los dos polígonos Son Castelló y Can Valero, ampliando horarios, puntos de información y dotación de equipamientos y marquesinas para los trabajadores y usuarios de estas zonas.

En su opinión, como representante de las empresas en los polígonos Son Castelló y Can Valero, ¿de qué manera se podrían subsanar esos problemas?

Yendo de la mano, unidos, trabajando en sintonía. Si las administraciones además de oír escucharan estos problemas, tendríamos solución a muchos problemas y además el bienestar social que todos queremos para nuestros trabajadores.

 Los polígonos de Son Castelló y Can Valero de Palma son los de mayor dimensión, ¿qué actividades destacan y cuáles han experimentado un crecimiento?

Los cinco principales sectores son por orden de mayor porcentaje a menor: Comercios y reparación de vehículos (28, 07%), industria manufacturera (14,40%), construcción (13,96%), hostelería (8,27%), actividades administrativas y servicios auxiliares (6,03%). 

A corto y medio plazo, ¿puede definir los objetivos de crecimiento de los polígonos?

Hay que mejorar la sostenibilidad e impulsar el vehículo eléctrico porque ha venido para quedarse. Y para dicho crecimiento, es muy importante el mantenimiento de los polígonos. 

ASIMA realizó al principio de la pandemia test de antígenos y PCR a sus trabajadores. ¿Siguen llevando a cabo estas pruebas? 

Así es. Antes de navidad desde ASIMA propusimos esta campaña de test de antígenos fijándonos en la que realizó PIMEC en los polígonos de Cataluña, ya que tuvo mucho éxito. La llevamos a cabo contando con el asesoramiento técnico de la Conselleria de Salud y el Institut Balear de Seguretat i Salut Laboral (IBASSAL) y con la colaboración de Biolinea International, Servicio Balear de Prevención, Quirón Salud, Govern balear y CAEB (la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears), a quienes agradecemos mucho que quisieran participar en esta campaña. No la llevamos a cabo antes porque durante meses estuvimos trabajando en ello y ponerla en marcha supuso un esfuerzo por parte de todos. Con esta acción quisimos contribuir al tejido empresarial para concienciar que es posible tener entornos laborales cada vez más seguros. Es una medida de prevención y esta prevención tiene que ser la máxima. La campaña fue todo un éxito, más de 400 personas se hicieron la prueba del test rápido de antígenos en el polígono Son Castelló y más de 150 personas en el polígono Can Valero. Tras realizar dos jornadas, una en cada polígono, sugerimos a las empresas que a través de sus servicios de prevención propusieran hacer test a sus trabajadores para un mayor control y seguridad en el entorno laboral. A raíz de esta campaña y dado el éxito que tuvo, informamos a nuestros asociados que CAEB ofrece servicio gratuito de información y asesoramiento a todas las empresas que deseen realizar alguna consulta en materia de tests rápidos de antígenos y protocolos de prevención para Covid-19. Además, en ASIMA firmamos un convenio de colaboración con nuestro asociado Grupo Biolinea Internacional y su empresa ATA Ecotecnología e Higiene S.L., para promover entre nuestras empresas asociadas políticas de prevención y desinfección para combatir el virus SARS-CoV-2, responsable de la Covid-19.

En total, ¿cuántas personas trabajan en los polígonos en la actualidad? De ellas, ¿puede indicar las que se concentran en los dos polígonos que representan?

Precisamente estamos trabajando en un proyecto, donde vamos a tener información actual y puntual de todos los sectores, de lo que genera cada sector de los polígonos a nivel de facturación, de generación de empleo, a nivel de actividades…Y el dato que tenemos de los dos polígonos que representa ASIMA, Son Castelló y Can Valero, es una estimación de que hay más de 1.500 empresas y más de 20.000 trabajadores, que representan el 20 por ciento del PIB balear.

¿Esta crisis socioeconómica cambiará las prioridades de los empresarios en los próximos años?, y en todo caso, ¿cuáles serán esas prioridades?

Estamos en un momento en el que hay que poner el foco de atención en la transformación digital para conseguir que las empresas aprovechen esta oportunidad para ser más eficientes. Van a venir muchos fondos europeos vinculados a la transformación digital y hemos de ser capaces de ayudar a las empresas para que utilicen esos recursos y los incorporen en sus empresas para ser más eficientes a nivel de procesos, recursos, en definitiva, de transformación digital. Además, nos damos cuenta de que cada día hay más cambios y uno de esos cambios es el tema de la formación, aprovechar porque también hay fondos europeos vinculados a la formación y estamos haciendo esa formación vinculada al empleo. Desde ASIMA, a través de la Escuela Superior HOTECMA gestionada por nuestra Fundación, a través del Fondo Social Europeo-SOIB estamos haciendo mucha formación técnica profesional altamente demandado por las empresas.