Con la llegada de 2023, los cambios introducidos por el Gobierno para subir las prestaciones y subsidios de desempleo entraron en vigor.

Entre ellos, destaca el aumento del 3,6% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), lo que repercute directamente en las cantidades máximas y mínimas de los subsidios y del paro.

De esta manera, aquellos desempleados que cumplan ciertos requisitos, verán un aumento en la cantidad que reciben correspondiente al mes de febrero.

El SEPE ha avisado de que este mes habrá una subida en la prestación contributiva y en los subsidios de desempleo, que afectará a aquellos que perciban una nómina de prestación de desempleo del 60% de la base reguladora o que perciban subsidios como el de para mayores de 52 años o la ayuda familiar y las cuantías máximas y mínimas de paro.

Estas son las cuantías de 2023 para la prestación contributiva y los subsidios de desempleo

Cuantías mínimas de prestación por desempleo:

  • Sin hijos (80 % del IPREM): 560 euros mensuales
  • Con uno o más hijos (107% del IPREM): 749 euros mensuales.

Cuantías máximas de prestación por desempleo:

  • Sin hijos (175% del IPREM): 1.225 euros mensuales.
  • Un hijo (200% del IPREM): 1.400 euros mensuales.
  • Dos hijos o más (225% del IPREM): 1.575 euros mensuales.

A partir del 1 de enero de 2023, los subsidios por desempleo otorgados por el SEPE ascenderán a 480 euros mensuales, en comparación con los 463,21 euros mensuales del año 2022, después de haber aumentado el IPREM. En caso de trabajar a tiempo parcial, el subsidio se ajustará en proporción a las horas laborales correspondientes al último contrato.

Además, la base reguladora de las prestaciones contributivas será del 60% a partir del séptimo mes (hasta ahora era el 50%). Es decir, que las personas que continúen cobrando la prestación después de que se cumplan los primeros seis meses, cobrarán un 10% más.