FÚTBOL SALA

El Palma Futsal conquista la Champions League: De Roosdaal al Velòdrom

El camino del conjunto mallorquín en la Champions es la historia del éxito de un grupo de debutantes, diez de los catorce futbolistas nunca habían jugado en Europa, que ha culminado con un histórico campeonato

El Palma Futsal celebra en Roosdaal su primera plaza en la Ronda Principal. |  P.F.

El Palma Futsal celebra en Roosdaal su primera plaza en la Ronda Principal. | P.F. / s.adrover. palma

Sebastià Adrover

Sebastià Adrover

De Roosdaal al Velòdrom Illes Balears. De una pequeña localidad de Bélgica a la gloria. El camino del Palma Futsal en su primera participación en la UEFA Futsal Champions League es la historia de un éxito. De como un grupo de debutantes en la mejor competición de clubes del mundo llegaba lo más lejos posible. Diez de los catorce jugadores de la plantilla, además del cuerpo técnico, jamás habían disputado la también llamada Copa de Europa, pero han estado a la altura que le exigía un reto de este calibre.

Chaguinha levanta eltítulo de campeón dela Champions. |  M. MIELNIEZUK

Chaguinha levanta el título de campeón de la Champions. | M. MIELNIEZUK / s.adrover. palma

La pasada campaña lograron de forma brillante el billete continental tras alcanzar la final por el título de Liga, que después perdió ante el Barcelona, y esta temporada ha demostrado que estaban preparados para el desafío más grande de sus vidas.

El bombo le dejó claro al Palma Futsal que no se lo iba a poner fácil al caer en el ‘grupo de la muerte’ en la Ronda Principal. Pero dio la talla a lo grande. Y eso que a los dos minutos del primer partido ya perdía 0-3 ante el Sporting París en el Belleheide Sport Center de Roosdaal (Bélgica).

Fue todo un mensaje de que había que apretar los dientes de verdad. Y su reacción fue espectacular por venció por 11-5 al campeón de Francia. Después fue capaz de empatar ante los poderosos Kairat Almaty (2-2) y el anfitrión Anderlecht (2-2), que posteriormente llegó hasta las semifinales, para ser primeros de grupo. Y ahí estuvo la clave para la Ronda Elite porque en la fase, que se organizó en el Palau d’Esports de Son Moix, evitó a los ‘cocos’.

Los mallorquines vencieron en los tres partidos al Dobovec esloveno (2-8), Piast Gliwice polaco (5-0) y al Novo Vrijeme croata (2-1) y se metían de forma brillante entre los cuatro mejores de Europa. Esto ya eran palabras mayores. La UEFA apostó por el Velòdrom Illes Balears para que fuera la sede de una ‘Final Four’ que ya es para siempre. A los de Antonio Vadillo les tocó el camino largo, pero a este equipo le va la marcha. Fue capaz de tumbar al gigantesco Benfica (4-3), en un inolvidable encuentro, para meterse en la final frente al Sporting de Portugal. Un histórico partido que será recordado de por vida.