Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ciclismo

Van Aert, Van der Poel, Pidcock: del barro de Flandes a la arena de Benidorm

Los tres astros, que están viviendo una temporada de fábula en ciclocrós, se citarán en la costa alicantina el 22 de enero, en una carrera que contará también con una gran participación femenina liderada por Marianne Vos

Wout van Aert celebra la victoria en el Superprestigio de Diegem. Jumbo Visma

La fiebre empezó el año pasado y, lejos de bajar la temperatura, cualquier carrera de ciclocrós en la que participen juntos Wout van Aert y Mathieu van der Poel, fiesta a la que se ha unido Tom Pidcock, sirve para que los grados y el acaloramiento del público alcancen la máxima intensidad. Y con unos espectadores que ya se frotan las manos a la espera de que corredor belga y neerlandés se conviertan en los grandes animadores del Tour el próximo mes de julio.

Cuentan las crónicas, las fotos y las imágenes que el miércoles por la tarde, el Superprestigio de Diegem, en las entrañas de Flandes; es decir, en la patria de la afición al ciclocrós, se convirtió en todo un espectáculo, no solo por lo que se estaba viendo entre troncos, arena y escaleras, los obstáculos de esta especialidad ciclista, sino por miles de espectadores que vibraban a cada paso de los corredores, sobre todo con un Van Aert que gana en todas partes y en cualquier terreno, ya sea en el barro y con ruedas de tacos, en un esprint del Tour, en las contrarrelojes de la ronda francesa o a la hora de sentenciar a Tadej Pogacar en las rampas más duras de Hautacam. Es el 'salvaje' de este deporte, con permiso de Van der Poel y también de un Pidcock que les pisa los talones.

Van Aert, hasta ahora, ha disputado seis pruebas de ciclocrós. Ha ganado cuatro y en las otras dos ha sido segundo. Las cifras de Van der Poel tampoco son malas con ocho participaciones y tres victorias mientras que Pidcock ha corrido 11 carreras con dos victorias.

El trío se reencontrará el domingo 22 de enero en el Benidorm Costa Blanca. “Hace 11 años que no se realiza una prueba de Copa del Mundo en España. La última vez se celebró en Igorre (Vizcaya), que era el marco tradicional para este tipo de carrera hasta que dejó de celebrarse”, cuenta Nico van Looy, como portavoz de la organización de la prueba.

Para la localidad alicantina será todo un acontecimiento contar con los tres astros de esta especialidad, ciclistas que llevan el enfrentamiento más allá del barro, que se necesitan tanto como se odian cuando compiten y porque no hay que olvidar a Pidcock, que es el campeón del mundo de ciclocrós, campeón olímpico de bicicleta de montaña y el último ganador en Alpe d’Huez, con derecho a inscribir su nombre en una de las 23 curvas de la carretera; credenciales impresionantes.

“Esta semana ha empezado el montaje del circuito que tendrá una zona técnica muy complicada con arena, escaleras y tablones, un recorrido que también afrontarán las mujeres con una inscripción con magnífica liderada por la neerlandesa Marianne Vos”. Es la campeona del mundo de la especialidad y fue una de las grandes animadoras del Tour Femmes, que llegó a liderar antes de ganar el jersey verde como Van Aert en el bando masculino. La carrera se retransmitirá en directo tanto por Teledeporte como por Eurosport y se celebrará dos semanas antes del Mundial de ciclocrós que en 2023 tendrá como escenario la localidad neerlandesa de Hoogerheide.

Compartir el artículo

stats