Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto

El Palmer Palma busca salir del descenso ante el Estudiantes

Mallorquines y madrileños recuperan este miércoles el partido aplazado por Covid perteneciente a la vigésima jornada

Pavelka entra a canasta en el entrenamiento de este martes en el Palau.

El Palmer Palma busca a las 20:00 horas de este miércoles sorprender al todopoderoso Estudiantes en su feudo, el Wizink Center, y conseguir una victoria que le permita abandonar las posiciones de descenso en las que lleva instalado prácticamente toda la temporada. El partido, correspondiente a la 20ª jornada, debería haberse celebrado a principios de febrero, pero fue aplazado debido a cuatro positivos por Covid detectados en la plantilla inmobiliaria. De esta manera los dos equipos regularizarán su calendario y sumarán 30 jornadas disputadas. 

Los mallorquines conseguían el sábado una importante victoria en la cancha del Almansa, que les permitía colocarse a una de la salvación. Si vencieran en Madrid, empatarían con Prat y Juaristi y el ‘basket-average’, que en caso de triple empate les favorece, les sacaría de los tres últimos puestos. Toda una proeza, teniendo en cuenta de dónde viene el equipo y con cuatro finales por delante a las que agarrarse. Al hándicap de los pocos efectivos con los que cuentan Pérez y Tomàs se les une el de la densidad de la semana – tres encuentros en menos de diez días – y el escaso margen de recuperación física. El aspecto psicológico dista mucho del somático. Haber encadenado dos triunfos consecutivos, Girona y Almansa, y sentir tan cerca el aliento de la permanencia tiene que ayudar a competir más y mejor ante el equipo estudiantil. 

Una victoria en Madrid permitiría a los mallorquines empatar con el Prat y el Juaristi, y el 'basketaverage' le dejaría fuera de las tres últimas plazas

decoration

Los locales, que solo han perdido un encuentro en su casa, están viviendo inmersos en una vorágine de sensaciones contrapuestas. Después de levantar la Copa Princesa perdieron en Madrid contra el Granada y posteriormente en Coruña de manera humillante, lo que conllevó la destitución de su técnico – Jota Cuspinera – y fue sustituido por Diego Epifanio, que el fin de semana pasado se estrenó con una victoria ante el Gipuzkoa. Y cuando parecía que obtener la primera plaza en la clasificación, que da el acceso directo a la ACB, quedaba muy lejos, la derrota el domingo del Granada en Juaristi les ha vuelto a meter en la pelea por el liderato. La calidad de su plantilla, diseñada para retornar esta misma temporada a la liga Endesa, es incuestionable y está repleta de nombres ilustres: Beirán, Dee, Martín, Larsen, Urtasun… Ante los de negro no pueden fallar, si quieren consumar el ascenso por la vía rápida.

Y los de Ciutat, acostumbrados a dar la cara ante cualquier tipo de rival – recordemos que en la primera vuelta estuvieron muy cerca del triunfo (70-73) – intentarán ingresar en el club de los equipos que han cosechado sorpresas históricas durante la presente temporada.

Pau Tomàs

Tras el entrenamiento de este martes, Pau Tomàs ha comparecido ante los medios de comunicación para analizar el partido en Madrid. “Nosotros llevamos con la sensación de que no hay margen de error toda la temporada. Sabíamos que arrancábamos la segunda vuelta con un balance nefasto y cada partido es una final para nosotros. El primer foco es intentar sacar nuestros partidos y luego ya miraremos al resto”, ha indicado Tomàs, que ha subrayado que “estamos focalizados en nuestros partidos. Vamos con la máxima ilusión de ganar el partido y luego cuando acabe ya veremos cuál es la realidad”.

Sobre el Movistar Estudiantes y las claves del partido ha explicado que “debemos ser nosotros en la pista y no dejar que ellos paren nuestro ritmo. Si consiguen frenar nuestro ritmo será más complicado. Sabemos que si hacemos bien nuestro trabajo habrá opciones de victoria. Los jugadores tienen muy claro que deben pensar en ellos y jugar concentrados. Nos enfrentaremos a un gran rival que, desde el inicio, es el candidato principal para ascender”.

En cuanto al hecho de jugar en el Wizink Center ha explicado que “jugar allí será una nueva experiencia pero no será un punto de distracción, ni mucho menos”. Con respecto a los jugadores ha señalado Pau Tomàs que “ahora mismo estamos en un punto en el que debemos aprovechar esa inercia positiva. El equipo ha estado siempre por encima de las individualidades. La confianza es mutua y ellos lo saben. Sabemos que todos los jugadores que tenemos anteponen el equipo a todo”. El preparador mallorquín ha reconocido estar satisfecho “por ver cómo van saliendo las cosas a nivel táctico” reiterando que “seguimos trabajando en la mejora individual de cada jugador”.

Compartir el artículo

stats