Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baleares conquista en Tokio tres medallas y siete diplomas

Marcus Cooper, en primer plano, junto a sus compañeros del K4 500, tras colgarse la medalla de plata en Tokio. |

Tres medallas y siete diplomas. Ese fue el bagaje de la armada balear en Tokio. Unos resultados en los que hubo sorpresas y alguna que otra decepción. Marcus Cooper con una plata en K4 500, Marco Asensio y Rafa Mir con otra presea del mismo color con la selección de fútbol y Joan Cardona, con su bronce en la clase Finn, fueron los grandes triunfadores, pero Balears también vibró con las pedaladas de Mavi García en la prueba de ciclismo en ruta, las brazadas de Hugo González en los 100 espalda o las ‘zancadas’ de Marc Tur durante la exigente prueba de los 50 kilómetros marcha. Con estos resultados las Balears igualó con tres medallas las preseas conseguidas en Barcelona 92 y Londres 2012, pero se quedó una por debajo de las cuatro sumadas en Pekín 2008 y Río 2016.

La armada balear se estrenó en Tokio el 24 de julio con el debut de Nicolau Mir en unos Juegos, quien cerró su participación en el concurso por equipos de gimnasia artística en la duodécima posición. El siguiente en salir a la palestra fue Joan Lluís Pons. El nadador solleric destrozó el récord de España de los 400 estilos con un extraordinario 4:12.67, el mejor crono de su carrera, pero no fue suficiente para meterse en su segunda final olímpica. El 25 de julio fue Mavi García la que reunió a todos los aficionados al ciclismo frente a los televisores. Ese mismo día fue también el turno de Mario Mola. El triatleta mallorquín fue el mejor español al acabar en décima posición la prueba celebrada en el Parque Marino de Odaiba.

El fútbol arrancó también en la segunda jornada con la participación de Marco Asensio y Rafa Mir, quienes durante el transcurso de la competición tuvieron un papel trascendental. Hugo González sorprendió en la prueba de los 100 espalda, llegando a la final y consiguiendo un diploma olímpico, sin embargo, el mallorquín no pudo pasar de las semifinales en su prueba fetiche, los 200 estilos. El 26 de julio arrancó la participación de las selecciones de baloncesto masculina y femenina, con cuatro representantes de las islas: Rudy Fernández, Álex Abrines, Sergi Llull y Alba Torrens.

Los regatistas de Balears iniciaron su participación en los Juegos el 27 de julio. El menorquín Joan Cardona, del Real Club Náutico de Palma, consiguió la primera medalla olímpica para la delegación balear en las aguas de Enoshima. La armada balear cerro su participación en los Juegos con la plata lograda por Marcus Cooper. El atletismo balear inauguró su participación en Tokio con Natalia Romero. La atleta jienense se clasificó para las semifinales de los 800 metros. Tokio acogió también el debut del skater Jaime Mateu. Tampoco fueron las Olimpiadas de Albert Torres. El ciclista menorquín finalizó en la décima posición en la modalidad de Ómnium, pero sí consiguió traerse un diploma a casa, tras acabar sexto en Madison.

Compartir el artículo

stats