Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto. LEB Oro

El Palmer Palma cae ante el Girona de un gran Marc Gasol (98-77)

El expívot de la NBA lidera el triunfo de su equipo (98-77) ante un cuadro mallorquín al que no le bastaron los 37 puntos de Van Beck

Marc Gasol, marcado por Tomas Pavelka, que hoy debutaba con el Palmer Palma @sergi_gerones (Bàsquet Girona)

La lógica se impuso y el nuevo Girona de Marc Gasol demostró ser uno de los equipos más en forma de la Liga. Dominó el encuentro ante el Palmer Palma y, cuando los mallorquines se acercaron en el marcador, apretó los dientes en defensa y consiguió una renta notable para acabar ganando 98-77. Fue superior a un Palma que lo intentó y que solo bajó los brazos en las postrimerías del match. Los catalanes siempre fueron por delante y sentenciaron en el último período gracias a un parcial de 27-17. La extraordinaria actuación del escolta estadounidense Wesley Van Beck, autor de 37 puntos, no fue suficiente para impedir la undécima derrota del curso. Marc Gasol, dueño y estrella de los locales, ejerció de líder (21 puntos y 31 de valoración) y estuvo bien secundado por Vecvagars y Sevillano.

El partido comenzó con un gran acierto ofensivo por parte de ambos equipos. En los dos primeros minutos el electrónico señalaba un 8-8, que manifestaba que los dos conjuntos habían olvidado la defensa en el vestuario. Los primeros siete minutos fueron igualados (15-15), con Figueras y Fjellerup como jugadores más destacados. Pero al entrar en los últimos tres, apareció la muñeca de Vecvagars que permitió que su equipo endosara a los mallorquines un parcial de 17-4. El primer cuarto terminó con un preocupante 32-18, que obligaba a los isleños a elevar sus prestaciones.

En el segundo cuarto Van Beck regaló a los asistentes un recital anotador espectacular. El técnico local intentó pararle colocando sobre él a sus mejores defensores, pero fue imposible. Alcanzó los 25 puntos con unos porcentajes excelentes, lo que permitió que Palma ganara este segundo período por 20-27. Fueron los mejores minutos de los inmobiliarios, que llegaron a perder de 14 (39-25). El ex Bahía, Karamo Jawara, se lesionó y su equipo se resintió. Se llegó al descanso con un esperanzador 52-46, un mal menor teniendo en cuenta los catorce puntos de desventaja con que acabó el primer cuarto.

Imprecisiones y fallos 

En el inicio de la segunda parte los dos equipos se mostraron más imprecisos y fallones y la anotación en las primeras posesiones descendió. Marc Gasol sostenía a los suyos con sus puntos. Fue un período igualado en el que los mallorquines llegaron a ponerse a cuatro en varias ocasiones. Pero fue un espejismo, porque los gerundenses apretaron en defensa y, después de un parcial de 6-0 en los últimos tres minutos del cuarto, se pasó de un 65-61 a un 71-61. Y con estos dígitos finalizó el tercer episodio.

El milagro parecía posible. Van Beck seguía anotando con facilidad y transcurridos cuatro minutos del último período el marcador reflejaba un 73-69, después de un triple del estadounidense. Pero, después de un tiempo muerto de los locales, se produjo la reacción que sentenció el partido. Girona mejoró en defensa y consiguió un parcial en 3 minutos de 12-0 (85-69). El partido, visto para sentencia. En los últimos minutos los visitantes bajaron la cabeza y vieron cómo los catalanes aumentaban la renta. El encuentro finalizó con un 98-77 en el electrónico.

Ficha técnica

Bàsquet Girona: Eric Vila (11), Karamo Jawara (4), Mads Bonde (4), Josep Franch (10), Marc Gasol (21). También jugaron Albert Sabat (7), Molins (0), Vecvagars (18), Sorolla (6), Sevillano (14), Pereira (3).

Palmer Alma Mediterránea Palma: Wes Van Beck (37), Pol Figueras (4), Maxi Fjellerup (16), Tomas Pavelka (2), Olle Lundqvist (10). También jugaron Marc Peñarroya (0), Kostadinov (0), Joan Feliu (0), Fausto Ruesga (5), Amadi Ikpeze (2), Yannis Mendy (0). 

Parciales: 32-19, 20-27, 19-15, 27-16. 

Árbitros: Olivares Bernabéu, Hurtado Almansa, Lázaro Rodríguez. Eliminados por faltas Olle Lundqvist y Wes Van Beck.

Compartir el artículo

stats