Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rugby

Los mallorquines Angus Judkins y Agustín Agnelet hacen historia con la selección española de rugby

Los jugadores formados en el Ponent logran el Campeonato de Europa sub-20 en Portugal

Agustín Agnelet y Angus Judkins posan con la copa de campeones europeos sub-21.

El rugby balear continúa al alza. La buena labor de base de los clubes, iniciada en el 2000 por la Federación Balear de Rugby que presidía Diego González y que ahora continúa su actual rector, Carlos Castellanos, está dando sus frutos. De Mallorca han ido emergiendo jugadores, tanto a nivel masculino como femenino, que poco a poco han ido engrosando los clubes de la península. Los estudios y la posibilidad de jugar en equipos con mayores posibles a nivel competitivo propician ese goteo constante de proyectos de 'rugbier' que surgen de la cantera isleña.

El pasado fin de semana se consumó el mayor éxito conseguido por una selección sub-20 de rugby con la conquista del Campeonato de Europa en Coimbra (Portugal). Tras imponerse en la final al quince anfitrión, por 9-15, los ‘Leones’ de Miguel Ángel Puerta conquistaron por vez primera un título continental en esta categoría. Y en dicho combinado formaban dos jugadores surgidos de la cantera del Rugby Club Ponent mallorquín, afincados en Mallorca y claros ejemplos del buen hacer del rugby de base en la isla: Agustín Agnele y y Angus Judkins. 

Agustín Agnelet, perteneciente a la generación del 2002, tras formarse en la escuela de rugby del Ponent, llamó enseguida la atención de la Federación Española. Con el tiempo, pasa a ser uno de los habituales de las categorías inferiores de la selección desde su posición de ‘segunda’. Actualmente estudia en la Universidad Autónoma de Madrid y juega en el Pozuelo Rugby Unión (heredero del mítico Canoe), que milita en la División de Honor B.

En el caso de Angus Judkins, de casta le viene al galgo. Su progenitor, Sean Judkins, fue un notable jugador y formador de rugby neozelandés que llegó en el año 2007 al CR Ponent para ejercer de entrenador en el club verdiblanco. Su hijo mayor, Angus, también empezó en la recién creada escuela de rugby del club. Y de la misma forma que su compañero de selección ha ido subiendo peldaños desde la base hasta llegar con la sub-20 a Coimbra, punto de inflexión indudable en su trayectoria en el deporte del balón ovalado. Actualmente estudia en Inglaterra, en la Universidad de Bath, donde también juega al rugby como medio de melé tras hacerlo con anterioridad en los Bristol Bears.

Agustín Agnelet y Angus Judkins posan con la copa de campeones europeos sub-21. FBR

Juan Cruz, el primero

Aunque resulte complicado bucear en los ancestros del rugby balear, parece claro que el primer jugador que quedó cerca de jugar con el ‘quince’ absoluto español fue Juan Cruz Ferrer, asiduo en las convocatorias desde categoría cadete hasta junior. De aquí no pasó, jugando el resto de su trayectoria deportiva en la liga autonómica balear.

Hay otros nombres, coetáneos del propio Cruz en la década de los 90 (Eugenio Bravo y Mimo Rosell) que se mezclan en el tiempo con otros más actuales como los de Josep Torres (U18) y Luca Nelles (U20)

En el caso de Gorka Gorrotxategi, actual flanquer del Cisneros, nacido en Mallorca e hijo del ex internacional Aitor Gorrotxategi, hizo historia en 2017 al ser el primer jugador mallorquín en debutar con la selección absoluta masculina de Rugby a 7. Y sin haber pasado previamente por las categorías inferiores de los Leones.

Merche Batidor, primera internacional con la absoluta

Antes que nadie debutó la calvianera Merche Batidor con la selección absoluta española, siendo una de las fijas durante años. El rugby femenino balear, anecdótico hasta hace pocos años, sí que ha surgido a cuentagotas en los clubes universitarios peninsulares. Marta Lliteras fue la siguiente, mientras que Bea Almarán (subcampeona de Europa de Rugby a 7) y Zahia Pérez (ya internacional absoluta de Seven con solo 17 años) ejemplifican el buen hacer que desde los clubes de Mallorca y la Federación Balear se viene haciendo con el futuro del rugby isleño.

Compartir el artículo

stats