Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto / LEB Oro

Radiografía del Palmer Palma

El equipo de Pérez y Tomàs busca ilusionar a una afición que sueña con ACB

Plantilla y cuerpo técnico del Palmer Palma, en el primer día de pretemporada. | BSA/B.RAMON

A pocos días del comienzo oficial de la temporada 21/22 - el 10 de octubre ante el Melilla- Álex Pérez y Pau Tomàs, los entrenadores del Palmer Alma Mediterránea Palma, han diseccionado la actual plantilla que, por octava temporada consecutiva, competirá en una categoría tan exigente como es la LEB Oro y que luchará para conservarla, sin descartar metas más ambiciosas. Los criterios, que la comisión encargada de los fichajes ha tenido en cuenta a la hora de diseñar el actual plantel, han sido los mismos del curso pasado, es decir, juventud, polivalencia, ambición y talento; pero este año se ha añadido uno más, el físico, para así competir mejor de lo que se hizo la temporada pasada contra equipos con más presencia física. El grupo tiene la difícil misión de igualar o superar la campaña del año pasado y buscará volver a ilusionar a una afición que sigue soñando con la ACB.

En la posición de 1 esta temporada el equipo cuenta con Pol Figueras, Marc Peñarroya y Joan Feliu. El año pasado hubo un déficit de jugadores en esta demarcación. Sólo Figueras era un base puro y Kullamäe tuvo que hacer sus funciones sin serlo. Este año no se podía cometer el mismo error y por ello se han fichado a tres directores de juego.

Joan Feliu, la apuesta mallorquina

Posiblemente sea el gran desconocido. El año pasado formó parte del equipo EBA del club y este año se ha considerado que está preparado para dar el salto a la LEB. Aspira a ser una de las sorpresas positivas del equipo. Durante todo el verano ha estado trabajando y su mejora física y técnica ha sido espectacular. No sólo ayudará en los entrenos, también en los partidos y dispondrá de minutos de calidad. Seguro que subirá el nivel de intensidad defensiva del equipo. Puede sorprender su tiro exterior.

Joan Feliu.

Pol Figueras, el cerebro del equipo

El cerebro del equipo y el capitán. El año pasado ya estuvo en el club, conoce cómo se trabaja, el proyecto y la categoría. Su experiencia y conocimiento de la competición tienen que ser una garantía de éxito. Aportará tanto en el apartado de defensa como en el de ataque. Es un jugador muy completo y polivalente. Una de las piezas fundamentales de la nueva plantilla. Cuenta con la total confianza de los entrenadores.

Pol Figueras.

Marc Peñarroya, talento en desarrollo

De este jugador se espera que siga su crecimiento, fruto de un talento innato. Sus condiciones y polivalencia posibilitarán que sus entrenadores lo utilicen también en la posición de escolta. Tiene que mejorar su tiro exterior y su físico para poder aguantar defensivamente a bases más fuertes. Es un jugador muy atractivo de ver porque aúna detalles técnicos de mucha calidad. Sus cualidades permitirán mejorar la dinámica ofensiva del equipo.

Marc Peñarroya. J M Arbucias

Escoltas

En principio los dos jugadores que están destinados a ocupar habitualmente la posición de 2 son Olle Lundqvist y Víctor Moreno. Con estos jugadores el equipo asegura tiro exterior y talento.

Olle Lundqvist, a recuperar el tiempo perdido

El año pasado fue una de las apuestas importantes del club, pero una lesión le dejó fuera de combate a mitad de temporada. Parece que su lesión ya es historia y en estos momentos se encuentra en su etapa final de recuperación física. Tiene que ser uno de los referentes del grupo y se confía que acabe siendo unos de los nombres importantes de la categoría. Ha mejorado su tiro exterior, ya que su lesión le ha permitido un trabajo de mejora de esta faceta. Jugando en la posición de escolta, tiene que ser un pilar de ayuda fundamental para los bases, y su conocimiento del juego le permitirá aprovechar las ventajas que se crean durante los partidos.

Olle Lundqvist. J M Arbucias

Víctor Moreno, el tirador del equipo

El año pasado jugó con el Menorca en LEB Plata y sumó unos números notables. Antes de su fichaje estuvo entrenando unos días en Palma y los técnicos pudieron comprobar sus cualidades y su honesta ética de trabajo. Aportará tiro exterior, porque atesora una puntería exquisita. Sorprenderá en este apartado del juego. Será uno de los referentes ofensivos de la plantilla. Tiene que seguir evolucionando en las tareas defensivas, que es donde más se notan los cambios de categoría.

Víctor Moreno. J M Arbucias

Aleros

La posición de 3 tendrá acento argentino. Máximo Fjellerup y Fausto Ruesga son los elegidos para aportar físico, talento y ADN competitivo.

Máximo Fjellerup, carácter competitivo al servicio del equipo

Sin duda es el jugador más mediático. De su mochila sobresale un subcampeonato del mundo con su selección. Cuando los entrenadores contrarios analicen al Palmer Palma, seguro que dispondrán de una atención defensiva especial sobre él. Sus cualidades de buen jugador no impiden que se genere la incógnita de su adaptación a la liga española. El equipo necesitará que este proceso de adaptación no sea excesivamente largo. Cuando mejore sus prestaciones en el tiro exterior será uno de los jugadores destacados de la categoría. Aportará en defensa – intenso en el 1x1 – y en ataque, capaz de sumar en situaciones de campo abierto y muy explosivo en el 1x1 ofensivo, con un gran primer paso de arrancada. Físico y talento portentosos.

Máximo Fjellerup. J M Arbucias

Fausto Ruesga, el atleta del equipo

Cedido por el Morabanc Andorra, es un jugador con unas condiciones físicas privilegiadas, capaz de jugar por encima del aro desde la posición de 3 y determinante jugando a campo abierto. Su crecimiento pasará por su capacidad de mejora del tiro exterior y de sus conceptos defensivos y por su rápida adaptación al estilo de juego del equipo. Se trata de un jugador con un claro y alto margen de mejora.

Fausto Ruesga. J M Arbucias

Ala-pívots

En la de 4, el físico y la polivalencia, características definitorias de esta posición, llevarán los nombres de Jöel Kanyinda y Kostas Kostadinov y la clase, el de Bautista Lugarini. Tres jugadores que se complementan y que otorgarán al equipo diferentes recursos defensivos y ofensivos.

Jöel Kanyinda, el espectáculo está servido

Jugador muy físico y polivalente. Su continua amenaza en el rebote ofensivo es una de sus principales cualidades. Con buena mano desde 4 o 5 metros. Duro en el arco defensivo. Necesitará un período de adaptación. Si en el curso pasado en la LEB Plata le valía un simple esfuerzo, este año en una categoría superior necesitará un triple esfuerzo para demostrar su competitividad. Es quizás el 4 con un perfil más interior, con buenos recursos cerca de la pintura.

Jöel Kanyinda. J M Arbucias

Kostas Kostadinov, el gen madridista del equipo

También es un jugador que destaca por su físico y por su polivalencia. Si bien puede postear, se siente cómodo amenazando desde la línea de tres. Su perfil es más exterior. Al igual que Kanyinda, su mejor rendimiento se observará una vez haya superado el período lógico de adaptación a la LEB Oro. Seguramente pueda ser etiquetado como el jugador más carismático del grupo. Muy competitivo y maduro, a pesar de su juventud. Capaz de defender al 4 y al 3. Su conocimiento del juego sin balón es notable.

Kostas Kostadinov J M Arbucias

Bautista Lugarini, pura clase

Jugador que tendrá ficha EBA, pero con plena dinámica LEB. Está inmerso en un proceso de recuperación de una lesión. Las referencias que se tienen de él hablan de que, dejando a un lado su gran clase, es muy inteligente, lee perfectamente las ventajas y es capaz de jugar de cara y de espaldas. Juega bien el 1x1, posee un buen tiro exterior y ayudará mucho en el rebote. El cuerpo técnico le aprovechará además para consolidar la agilidad ofensiva del equipo.

Bautista Lugarini. J M Arbucias

Pívots

Milan Suskavcevic y Amadi Ikpeze habían sido los elegidos para ocupar la posición más interior del equipo, la de 5. La grave lesión de Milan ha trastocado los planes iniciales. Eran jugadores de características similares, que tenían la difícil misión de rebotear e intimidar en las pinturas de las canchas. Esta temporada se había apostado por sumar físico cerca del aro.

Milan Suskavcevic, todo corazón

Jugador que repetía en el equipo, que el año pasado fue de menos a más y que una inoportuna lesión dificultó su crecimiento y le impidió demostrar toda su valía. El club había depositado nuevamente su confianza en él. La lesión que se produjo hace unos días en Inca ante el Fraport Skyliners alemán en un partido amistoso le tendrá apartado una larga temporada de las pistas de juego. Muy físico, de gran envergadura, con grandes dotes para la intimidación, la defensa y el rebote. Le gusta correr el campo y destaca por el corazón con el que acompaña todas las posesiones del partido, convirtiéndose en un ejemplo para los compañeros. Tiene que mejorar el tacto del balón en sus finalizaciones cercanas al aro. Una baja importante.

Milan Suskavcevic J M Arbucias

Amadi Ikpeze, el amo de la pintura

También es duro y rocoso como su colega. Más atlético. Representa la pieza de la que adoleció el juego interior del equipo del año pasado. Se confía en que su aportación en la continuación de los bloqueos directos sea significativa, incluso en el juego aéreo. Ello permitirá tiros liberados de sus compañeros exteriores. Como la mayoría de sus compañeros, necesitará un margen de adaptación a la categoría y a la filosofía del equipo.

Amadi Ikpeze. J M Arbucias

Compartir el artículo

stats