El público disfrutó del espectáculo. Los aproximadamente mil espectadores que acudieron al Palau de Son Moix se lo pasaron en grande con el partido que disputó su equipo, el Palmer Palma, ante uno de los grandes de la categoría y claro aspirante a subir a ACB, el Breogán de Lugo.