Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cartulina morada | El negocio redondo de Florentino

Me cuesta mucho creer que un torneo como el de la Superliga europea haya tenido una puesta en escena tan cutre si no es porque se ha hecho adrede

Florentino Pérez

Florentino Pérez

Hay pocas cosas que se puedan hacer peor que el despropósito que, en los últimos días, ha llenado portadas e informativos de la actualidad deportiva. La Superliga europea de fútbol nació de culo, lo que de por sí ya implica algunas complicaciones, pero a todo eso hay que sumar los primeros pasos en falso que dio en su corta y, creo que ya, acabada vida. Una competición de tal magnitud no puede ser presentada a través de un comunicado a las 12 de la noche de un domingo. Dice poco de su departamento de comunicación y menos aún de su prestigio. El segundo paso en falso fue la comparecencia de Florentino Pérez, madre de la criatura, en ‘El Chiringuito’. Creo que no hace falta que les mencione presentaciones de jugadores en el fútbol regional balear con bastante más clase. Analizando el fondo, que es lo que realmente ha tirado atrás la competición, te das cuenta que en el mundo del fútbol existe una soberbia descomunal y que, aunque todos somos conscientes de que existe, nunca se nos hubiera pasado por la cabeza que alguien pudiera presumir de ella con tal desfachatez. No seré yo quien defienda a la UEFA, intermediario que abre el bolsillo y que poco o nada hace por un mundo que pide a gritos una revolución, pero me cuesta mucho entender que nadie, en el entorno del presidente del Real Madrid, le haya aconsejado o intentado conducir en una idea que, en el fondo, considero incluso necesaria. Quizás es ahora Florentino quien se ríe de todo el mundo pensando en la sanción que deberán abonar todos aquellos clubes -dicen que asciende a 300 millones de euros- que han decidido dar marcha atrás. Es la única lógica que le veo a un negocio que, una vez más, le habría salido redondo.  

Pablo Ortells: Luis García equilibra la balanza del primer año del director deportivo del Mallorca

A día de hoy lo único que cuento son los días que quedan para que el Real Mallorca empiece a presentar fichajes de cara a la temporada que viene en la máxima categoría del fútbol español. El Almería se resiste a abordar un camino que el conjunto bermellón había allanado en las últimas jornadas. La política de fichajes de Pablo Ortells al frente de la dirección deportiva del club tiene, hasta el momento, bastantes claroscuros. Es verdad que Luis García equilibra una balanza en la que muy pocos jugadores, por no decir solo uno, han conseguido hacerse un hueco en las reminiscencias que todavía persisten del tándem Molango-Recio. Hay quien cuenta a Oliván-Cufré como un éxito, en una posición que, hubiera venido quien hubiera venido, tendría su puesto asegurado. Cuanto antes se fragüe el ascenso, antes podrá el director deportivo empezar a mostrar sus cartas. Llega la hora de Pablo Ortells. 

El Atlético Baleares: Conviene esperar para lanzar las campanas al vuelo con este club

El Atlético Baleares puede cerrar este próximo domingo su presencia, la temporada que viene, en la nueva Primera División RFEF. Dados los precedentes de un club dispuesto siempre a hacer sufrir a su afición, no voy a lanzar, por el momento, las campanas al vuelo. Nadar hasta la orilla para ahogarse cuando solo quedan dos brazadas. He visto muchas de estas en el mundo del fútbol y más aún en un club dispuesto siempre a hacer sufrir a su afición hasta el último minuto.  

Compartir el artículo

stats