30 de marzo de 2019
30.03.2019
Vela

Pleno de Chacártegui con el 'IBO.es'

El patrón y armador mallorquín gana las tres mangas de los J80 en la primera jornada de regatas de las bodas de oro del Sofía

30.03.2019 | 00:49
La tripulación del 'IBO.es', del patrón y armador mallorquín Javier Chacártegui.

Cruceros y monotipos estrenaron ayer la 50 edición del Trofeo Princesa Sofía Iberostar con el viento muy justo para competir. Una competición que celebra sus bodas de oro y que en su primera jornada de competición tuvo como principal protagonista y triunfador al 'IBO.es' del patrón y armador mallorquín Javier Chacártegui. Gran dominador en la clase de los barcos de la clase J80. Especialmente tras ganar las tres mangas que completó la flota de cinco barcos de su división. Todo un pleno de gran exigencia, que le instalan como gran candidato al triunfo final.

Y es que representando al Club Nàutic de s'Arenal, el 'IBO.es' de Chacártegui dominó por completo el desenlace de las regatas de los J80, que compiten en tiempo real. En las tres con el 'Aloja', de Helena Alegre y Christian Fornés, clasificado en segunda posición. La tercera plaza en las tres mangas fueron para el australiano 'Now 4', del patrón Kristyn Gills.

El viento no superó en ningún momento los diez nudos, pero a cambio se mantuvo muy constante, tanto en dirección como intensidad. Una brisa de componente sur que permitió dar tres salidas por clase a los J80, a los Viper 640 y a los 19 barcos de la clase Dragón. Una hora más tarde se sumó la flota de ORC, con un recorrido costero de 17 millas para las categorías 1 y 2, y de 13 para las 3-4.

Tras tres mangas, en la clase Dragón se situó al frente de la general el danés 'My Way', de Frank Berg y Anders Halsteen, seguido del británico 'Debutant', armador por Ivan Drabury. El alemán 'Rosie', de Benjanmin Morgen, es tercero tras sumar tres terceros puestos, mientras que la cuarta plaza la ocupa el germano 'Ingrid', de Dirk Pramann y Stefan Waack, tras ganar la primera manga.

Y el británico 'Hissing Sid', de Lawrence Crispin, con dos victorias de manga y una segunda plaza, manda en la emergente clase Viper 640, que se estrena en el Trofeo Princesa Sofía Iberostar tras haber irrumpido con fuerza en el calendario balear de regatas con once embarcaciones y varias tripulaciones muy competitivas. Un velero sin cabina, de 6,40 metros de eslora y 2,5 de manga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"