14 de enero de 2019
14.01.2019
Atlético Baleares00Castellón

Atlético Baleares - Castellón: El gol se congela en Son Malferit

La falta de puntería condena al Baleares al empate ante el Castellón y a dejar escapar dos puntos importantes en su lucha por el ascenso - Tras su espesura inicial, los blanquiazules dispusieron de muchas oportunidades para marcar

14.01.2019 | 02:45
Jugadores del Atlético Baleares lamentan una de sus ocasiones falladas.

La falta de puntería y la espesura inicial en su juego condenaron al Atlético Baleares a conformarse ayer con un empate a cero ante el Castellón, en un encuentro frío en el que se sumó un punto como mal menor y en el que se escaparon dos. Mucho castigo ante uno de los colistas, para un equipo que aspira a ascender y a ser campeón.

Coincidió con las primeras tablas que firman esta temporada los blanquiazules en su feudo de Son Malferit y la decimosegunda igualada de la campaña por parte de los levantinos. Un tropiezo inesperado que, sin embargo, no saca a los blanquiazules de la zona de ascenso a Segunda B. Ya que en la clasificación ahora aparece cuarto, con 35 puntos. Los mismos que el tercer clasificado, el Cornellà.

Eso sí, tras pasarlo muy mal en el arranque del partido, el Atlético Baleares terminó mereciendo más que el Castellón. Un equipo en zona de descenso que a lo largo de la segunda parte hizo muy poco para pasar del empate, mientras los locales lo atrincheraban en su área, aunque desaprovechando las numerosas ocasiones para marcar y ganar de las que disfrutaron.

"No hemos disfrutado del acierto que hace falta para ganar", aseguró tras el empate el entrenador del Atlético Baleares, Javier Mánix Mandiola. Un técnico que aceptó resignado que se debía "dar por bueno el empate".

Bien anulado

En un choque con un final estresante, el partido concluyó tras un gol anulado en tiempo de descuento, por fuera de juego, anotado de cabeza por Alberto Villapalos.

Y es que además de esa jugada final, el Baleares disfrutó de claras ocasiones para abrir el marcador y ganar el partido, pese a un inicio, con el equipo desarmado, en el que estuvo a punto de encajar un tanto de los castellonenses.

En una de las ocasiones más claras de gol por parte de los blanquiazules, el capitán Francesc Fullana estrelló un lanzamiento de falta directa –en la segunda parte– en el larguero de la portería visitante. Previamente dispusieron de claras ocasiones para anotar Marcos de la Espada y Samuel Shashoua, mientras el goleador Nuha completó una de sus actuaciones más grises de la temporada. Sin entrar apenas en el juego y pasando desapercibido en la gran mayoría de las numerosas acciones ofensivas que organizaron sus compañeros. Una 'desaparición' que Mandiola premió con sus sustitución por Adri Hernández, en el minuto 63.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook