Entrevista | Entrevista

Zoo: "La canción ‘Tobogán’ nació en Mallorca, cuando observamos mansiones cerradas a pie de playa en pleno agosto"

Zoo actuará mañana, martes 15 de agosto, en Son Fusteret junto a La Gran Orquesta Republicana y un tributo a la banda catalana Txarango

Imagen de archivo de Zoo en su concierto del Wizink Center.

Imagen de archivo de Zoo en su concierto del Wizink Center. / Javier Bragado

El público mallorquín los recibió con los brazos abiertos el pasado verano en el Canet Rock Mallorca donde presentaron Llepolies, el álbum que ha catapultado la música en valenciano a todos los rincones de España. Ahora, Zoo vuelve para actuar este martes 15 de agosto en Son Fusteret donde compartirá cartel con La Gran Orquesta Republicana y un tributo a la banda catalana Txarango.

El año pasado presentaron en el Canet Rock de Mallorca su último álbum, Llepolies, ¿qué ha supuesto para Zoo?

Más que un "tobogán" ha sido un trampolín para la banda. Nos ha hecho tener una mayor repercusión, este año estamos tocando mucho por toda la geografía española. Era una de nuestras ambiciones: intentar trascender de la escena catalanoparlante.

Más que un "tobogán", 'Llepolies' ha sido un trampolín para la banda: nos ha hecho trascender la escena catalanoparlante

No se puede imaginar uno de sus conciertos sin el tema Tobogán.

Es la canción bandera del grupo ahora mismo. Aquí en Valencia, en las Fallas o en las fiestas locales, suena siempre. Los niños y los mayores la cantan. La canción nace en Mallorca: hace unos veranos fuimos a hacer una actuación y, estando en una cala y observando las mansiones cerradas en pleno agosto a pie de playa, surgió esta reflexión. Intercambiamos muchas sensaciones entre los músicos hasta que la acabamos y el resultado ha sido genial.

A pesar de cantar en valenciano llegan a todas las partes de España, ¿acaso la música es un idioma universal?

Lo es. Todos consumimos música de diferentes lugares. Es un lenguaje que existe por encima de cualquier idioma. Nosotros, a nuestra manera, hemos ayudado a reforzar la lengua en el estado español y facilitar a los grupos que cantamos en idiomas cooficiales el salir de nuestro territorio. Nosotros somos un ejemplo de que se puede. Estaría muy bien que los propios oyentes también se abrieran a escuchas otras cosas.

Se debe facilitar a los grupos que cantamos en idiomas cooficiales el salir de nuestro territorio

En general, en los diferentes territorios apoyan su música.

La concepción y aceptación de las diferentes lenguas que hay en el estado es un tema sociolingüístico y, en última instancia, político. Y no solo aceptación, si no también la normalización y el entenderlas como algo enriquecedor.

Utilizan la lengua como herramienta de transformación social y para lanzar un mensaje.

Tenemos muchos mensajes que van mutando. Nosotros vamos conociendo y aprendiendo. Venimos de una tradición que entiende la música de una forma muy politizada y como una forma de reivindicación. Es lo que hemos escuchado siempre y, un poco por imitación, es lo que hemos acabado haciendo. Queremos que se nos oiga, que se nos ubique en el plano ideológico, y de ahí debatir mil cosas.

Uno de esos mensajes lo extraemos del tema La dels Beatles, donde cantan "És la clau i no el martell", ¿es la forma y no solo el mensaje?

Sí, justo en esa canción reivindicamos la búsqueda de lo estético aunque al final haya una carga ideológica y un mensaje. Reivindicamos la capacidad de dotar el mensaje de belleza y, por lo menos para mí, como oyente, hace que vuelva a escuchar a un letrista o a leer un libro. Que guste la forma más allá del fondo.

Reivindicamos la capacidad de dotar el mensaje de belleza

¿Creen que se debe poner un límite a la libertad de expresión en la música?

Ninguno. La música y el arte son eso, arte. Siempre voy a defender que hasta mis enemigos puedan decir lo que consideren. No debería haber límites.

La música es arte: no debe haber límites

¿Qué han preparado para su concierto en Mallorca?

Traemos el Panya Tour, una hora y media de actuación, un recorrido por estos nueve años de trayectoria y nuestras mejores energías. El público mallorquín es muy agradecido porque el factor de la insularidad dificulta que las bandas podamos ir allí por temas de logística y siempre tenemos la sensación de que celebran mucho las actuaciones. Para nosotros también es una excusa para hacer un viaje a Mallorca, a ver si esta vez podemos sacar un ratillo para ir a refrescarnos a la playa.