Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

Joan Bibiloni publica 'Collage', doble CD fruto de la manipulación sonora

El álbum contiene 18 temas con cortes de Jorge Pardo, Buika, Larry Coryell, Biel Majoral, Paquito d'Rivera y muchos más

Joan Bibiloni

Joan Bibiloni (Manacor, 1952) saca pecho. Fruto de su pasión por la diversión, experimentación y curiosidad, el siempre inquieto músico publica Collage, un ejercicio de convivencia vital consigo mismo resultado de la escucha y manipulación de mucha obra propia que ha sido sujeta a remezclas, edición y masterización por él mismo. 

El doble disco cuenta con la colaboración de Joan Miquel Oliver, en las tareas de selección, y en sus 18 temas hay cortes de ilustres músicos como Wally Fraza, Jorge Pardo, Juan Carlos Mendoza, Miquel Figuerola, Larry Coryell, Pepe Robles, Concha Buika, Jordi Mauri, Mitsuko Yoshida, Miquel Morell, Biel Majoral, Alfonso Pérez, Paquito d’Rivera, Blai Bonet, Jaume Santandreu, Javier Mora, Tolo Servera, Desiree Durán y Llorenç Barceló.

Joan Bibiloni, en la presentación de 'Collage'

Durante la presentación de Collage, que tuvo lugar ayer en Xocolat, Bibiloni destacó la dificultad de trabajar con unas músicas ya existentes, ya que es una labor «comprometida y a la vez muy gratificante, de ahí la gran satisfacción de ver cómo Collage tiene vida propia y original».

«La manipulación de audio fue y es de las pocas actividades que puedo realizar con más comodidad física y que es compatible con mi 52 por ciento de minusvalía y da mucha libertad creativa, además de ayudarme a tener familiaridad con los orígenes de todo. Hay que cocinar con lo que hay en la despensa, ahí se descubren muchas cosas. Se convive con el espíritu de supervivencia sentimental, emocional, intelectual...», explicó Bibiloni a este diario hace ahora un año, en plena gestación de Collage.

El reputado productor tiene claro a quién va dirigido un disco como este: «Se puede escuchar, pero sin darle importancia. Se tiene que escuchar de arriba a abajo, pero no con una liturgia diagonal. Por suerte aun hay gente que lee libros, y también hay gente que escucha sonidos. Tienen que leer esta música con el mismo interés y actitud con la que pueden leer un libro. Pueden ponerse unos auriculares y no hace falta que enciendan incienso. Simplemente unos auriculares y... pa dentro».

Compartir el artículo

stats