Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francis de Andrés: «La fauna es mi pasión, especialmente las aves»

Este fotógrafo mallorquín ha ganado en una de las categorías del certamen internacional European Wildlife Photographer of the Year

Francis de Andrés acaba de llegar de Kenia, otro de sus viajes para realizar fotografías. | MANU MIELNIEZUK

El fotógrafo mallorquín Francis de Andrés es de esas personas que en un momento dado decide cambiar por completo de vida para disfrutar de las cosas que más le gustan. En su caso, su familia y la fotografía. Esta última le ha reportado satisfacciones como uno de los recientes premios European Wildlife Photographer of the Year de la GDT, la Sociedad Alemana de Fotografía de la Naturaleza.

Su fotografía El jefe ha sido la ganadora en la categoría de estudio de la naturaleza de este certamen y muestra un alcatraz en una imagen que parece irreal. Fue realizada en 2019 en las Saltee Islands, en Irlanda. «Es una fotografía muy técnica, es por eso que la han valorado. Está hecha en una única exposición y con un filtro he modificado la entrada de la imagen», explica su autor, quien destaca su «perspectiva creativa, novedosa», con un crop (recorte) del 10%. «Con un filtro propio, con un invento mío, lo que hago es una serie de fotos buscando un protagonista y un distorsionado. Puedo hacer más de cien imágenes y, de esas, hay 20 o 25 que son las que me gustan y de ellas me quedo con esta porque está el protagonista, pero detrás hay un cortejo de alcatraces que se juntan los picos, hay aves volando, hay una sensación, como un movimiento, hay vida detrás», continúa explicando sobre la realización de esta imagen, que ha recibido reconocimientos en otros certámenes.

Precisamente por esa foto que parece casi dibujada, en más de una ocasión le han ‘acusado’ de modificar sus trabajos. «Si coges fotografías mías premiadas, verás cosas extrañísimas y dirás que es Photoshop, pero yo certifico mis fotos», alega. Es más, es uno de los socios fundadores de IRCC Photo que verifica el grado de edición de las fotografías. «Si tú tienes un atardecer cálido, le puedes dar un poco más de punch y que se vea más cálido, pero lo que no puedes hacer es llevarlo a un azul de amanecer. La idea que tiene el fotógrafo a la hora de hacer la fotografía tiene que ser luego plasmada», defiende.

De Andrés acaba de llegar de Kenia, donde ha estado cinco días en los que ha realizado 8.300 fotos. «Creo que va a ser uno de los mayores trabajos que haga», afirma. En los últimos diez años, el tiempo que lleva dedicándose a la fotografía, ha estado en multitud de lugares para fotografiar fauna, aunque de todos ellos se queda con África. Y en plano local, con la Albufera.

Antes de ser fotógrafo especializado en naturaleza se dedicaba al mundo de los mercados financieros, hasta que decidió salir de esa «zona de confort», como él mismo define. «Yo he tenido durante casi 30 años una vida social muy potente, por el trabajo que desarrollaba, y tuve un peque, que ahora tiene 5 años... Lo que veía es que no podía disfrutar de él». Ni de la fotografía, que descubrió en 2011, en un viaje casual a Costa Rica. «Me fui con la típica cámara que lleva los modos sport… y ahí me quedé completamente enganchado a la naturaleza. Y como he tenido la gran suerte de tener la Albufera muy cerca de casa, pues prácticamente fue un enganche», recuerda.

La fotografía de un alcatraz en las islas Saltee, en Irlanda, ha sido premiada por la GDT, Sociedad Alemana de Fotografía de la Naturaleza.

De Andrés asegura que es fotógrafo autodidacta: «Nunca he hecho un curso de fotografía, y lo que hacía era aprender, aprender y aprender… La ventaja del mundo de la fotografía digital es que puedes aprender in situ. En el digital estás viendo al momento en qué fallas». Explica que no es de gatillo rápido ni de ráfaga. «Mi pasión es la fauna, especialmente las aves», añade.

Las fotos que considera más especiales son las que ha enviado a los certámenes, como la premiada por la GDT o la que en 2019 obtuvo un reconocimiento en el Wildlife Photographer of the Year, del Museo de Historia Natural de Londres, «el más potente del mundo». De Andrés también ha sido reconocido en Montphoto, en el Memorial Maria Luisa, en Fotonoja y en el Golden Turtle, entre otros muchos.

El VAR de las fotografías

IRCC Photo, de la que es miembro Francis de Andrés, verifica que las fotografías sean prácticamente como han salido de cámara. «Es una especie de VAR», dice. Esta asociación está llegando a acuerdos con certámenes fotográficos y propugna que «haya normas, cierto estándar, unos tiradores, hasta un límite», en las imágenes, que califican con A, B o C, según el grado de edición.

Compartir el artículo

stats