05 de mayo de 2020
05.05.2020
Diario de Mallorca

Las librerías reciben a los primeros lectores valientes

Los libreros de Palma atendieron ayer a sus primeros clientes con cita previa en el primer día de la desescalada - La "nueva normalidad", con reducciones de aforo y medidas higiénicas, les empuja a desarrollar la vertiente 'online' de su negocio

05.05.2020 | 00:31
Las librerías reciben a los primeros lectores valientes
Las librerías reciben a los primeros lectores valientes

Las librerías de Palma abrieron ayer sus puertas después de 52 días cerradas a causa de la crisis del Covid-19. Todas ellas levantaron la persiana con una agenda de citas previas. Las sensaciones de los libreros oscilaron entre la alegría y la prudencia en un primer día que se fue animando y que sirvió como prueba de fuego a lo que vendrá en las próximas semanas.

En la librería Lluna atendieron durante la mañana a un total de cuatro clientes. "Mucha gente ha llamado también para pedir cita y venir a buscar encargos", explica Maria Barceló. "Hoy por ejemplo se han llevado Vilafranca (1931-1945). La II República. La por i la repressió a la Guerra Civil i la postguerra de Jaume Sansó o A corazón abierto de Elvira Lindo", comenta. "Estamos también haciendo inventario y desinfectando hasta el último rincón de la librería", explica la librera, también presidenta del Gremi de Llibreters de Mallorca. Para Barceló, ante las reducciones de aforo en las librerías y las exigentes medidas higiénicas y de protección, uno de los retos de las librerías pasa por desarrollar la vertiente digital del negocio. "Vamos a mejorar la página web para que la gente pueda hacer sus compras online y después venir a la librería a buscar los encargos. La tienda física sigue siendo muy importante, pero hay que potenciar esta otra parte que ya hemos puesto en marcha durante el confinamiento", señala.

Otra de las librerías que va a estrenar página web la semana que viene es Embat (www.embatiquars.com). El motivo es el mismo, impulsar el comercio digital en los tiempos de "nueva normalidad". Durante el día de ayer atendieron a más de diez personas, al menos ocho con cita previa. "Las otras han entrando cuando no había nadie en la librería, porque sólo puede haber un cliente y le hemos dado nosotros el libro que ha pedido", explica Glòria Forteza-Rey desde Embat. En el expositor, hay gel desinfectante y tanto la librera como su marido Francesc Sanchis llevan mascarillas y guantes. En la librería pueden encontrarse las novedades que había antes del confinamiento y también se están poniendo al día con las que están saliendo. "El 10-15% de las distribuidoras y editoriales ya están en funcionamiento. Nosotros ya hemos hecho encargos y estas dos semanas que hemos estado trabajando a puerta cerrada ya nos han servido algunos títulos", explica Forteza-Rey.

Hacia las 11.30 horas, una clienta, Cecilia M., entra en la librería de Geranis para adquirir Sapiens de Yuval Noah Harari. "Mi hijo lo leyó en e-book y me lo recomendó, y yo he preferido comprármelo en papel". Cecilia muestra felicidad con su libro en la mano. "Comprar libros es lo que más he añorado durante esta cuarentena. He releído mi biblioteca y necesitaba comprar algo nuevo", explica. Mientras Cecilia compra, afuera hay cola para entrar: tres personas que guardan las distancias de seguridad. "Hemos vendido títulos muy diversos: El Cuerpo (Cegador, II) de Cartarescu, Almas muertas de Nikolai Gógol, Con el agua al cuello de Donna Leon, Els vespres grocs de Jordi Larios o Ignot de Manuel Baixauli. Pero sin duda el que más se está vendiendo es Reis del món de Sebastià Alzamora", detalla la librera.

La auxiliar de Enfermería Laura Molano es la "primera valiente" en comprar en la librería Univers del Còmic. "La gente aún tiene mucho miedo", asegura su propietaria Neus Morey. "Hoy sólo tenemos tres citas. Algunos clientes nos han escrito diciéndonos que tienen muchas ganas de vernos pero que aún no ven seguro salir y venir aquí", comenta. "Estamos trabajando esta primera semana con el stock que tenemos hasta que la semana que viene esté toda la logística rodada. El día 11 podremos abrir ya sin cita previa", asegura. "Aunque aún no tenemos muy claro qué medidas exactas habrá que tomar: de momento, aquí no faltan el gel, guantes, mascarillas y las distancias. Y desinfecto incluso el datáfono cada vez". Además de servicio a domicilio, Morey piensa que a finales de semana se irá acercando más gente a la librería con cita previa.

En Llibres Ramon Llull todavía no han atendido ninguna cita, pero se pueden ir pidiendo telefónicamente. Los clientes no paran de llamar para pedir por libros. "Vamos a poner una mampara protectora [muchas otras librerías también las han encargado] y señalizaremos también dónde debe colocarse el cliente para mantener todas las distancias. Lo estamos poniendo todo a punto para poder abrir el lunes y causar la mínima molestia a los clientes", comenta su propietario Àlex Volney. Pese a la prudente alegría que podía verse en el rostro de algunos libreros, Volney es asertivo con las cuentas: "Todo el mundo ha perdido este año. Y van a quedar secuelas psicológicas".

Desde Cegal se hicieron llegar ayer una serie de normas para las librerías, recogidas en las órdenes públicas. Entre ellas destaca que el cliente no puede manipular el libro dentro del establecimiento ni deambular por la librería mirando los estantes.

Propuesta


Sant Jordi ya pasó y los libreros de Mallorca lo celebraron de una manera diferente. En lugar de aplazar el Día del Libro, en el Gremi de Llibreters de la isla ronda la idea de organizar una "festa del llibre" en torno al 23 de julio, explica a este diario la presidenta de los libreros Maria Barceló. Fecha que también será motivo de fiesta en Barcelona al no haber podido sacar los libros a la calle por Sant Jordi. "Aún no sabemos si será exactamente ese día ni el formato, hay una comisión trabajando en ello. Y hay que ver si es viable dependiendo de los acontecimientos, permisos, etc."

Informe


El número de lectores frecuentes ha crecido durante el confinamiento. Si el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros 2019, presentado el pasado mes de febrero, se situaba en el 50% de la población mayor de 18 años, durante el confinamiento se ha elevado al 54. Así se refleja en el estudio realizado por Conecta Research & Consulting. Los resultados de éste se han obtenido a partir de encuestas realizadas a una muestra de más de 600 individuos. Según el estudio, los españoles valoran y reconocen los beneficios que la lectura les ha ofrecido durante este periodo de estancia en los hogares. Después de ver la tele y atender llamadas telefónicas, consideran que la lectura es la tercera actividad que más les ha estado ayudando a sobrellevar la situación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído