Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera Rfef

La falta de ambición condena al Atlético Baleares ante el Villarreal B

Los blanquiazules se han adelantado en la primera mitad gracias a un gran gol de Vilarrasa, pero se han venido abajo en la segunda y los locales han remontado con un doblete de Arana

Olaortua conduce el balón en el encuentro ante el Villarreal B.

El Atlético Baleares ha caído ante el Villarreal (2-1) y abandona las posiciones de playoff. Los de Eloy Jiménez, que se han adelantado en el marcador en la primera parte gracias a un golazo de Vilarrasa, han tirado por tierra todo el trabajo en la segunda mitad y han visto como los locales le daban la vuelta al resultado con un doblete de Arana.

De nuevo fuera de casa los blanquiazules se han mostrado incapaces de lograr una victoria y ya van cinco desplazamientos seguidos. Y lo peor, es que la sensación de estar agotados físicamente y de falta de ambición desde el banquillo se va acentuando con el paso de las jornadas. Y eso que los primeros 45 minutos han hecho imaginar un escenario totalmente diferente.

Para el partido ante el Villarreal B, Eloy Jiménez ha decidido reforzar el centro del campo con un doble pivote, protegiendo la retaguardia del poderío ofensivo de los locales. Tan solo Dioni quedaba arriba, como faro al que enviarle balones a la hora de recuperar la pelota.

Y el sistema empleado por el técnico de Hellín le ha dado resultado, pero solo en el primer periodo. Los blanquiazules han realizado una primera parte impecable en defensa. Muy atentos a cualquier amago de incursión, tanto la defensa de cinco como los centrocampistas han juntado líneas a la hora de defender y hacían imposible a los locales crear peligro sobre la meta de René.

Reforzar la parcela trasera ha conllevado menos presencia en ataque. La pelota le duraba muy poco a los palmesanos, a los que les faltaba pausa a la hora de decidir qué hacer con ella al recuperarla. No ha sido hasta el ecuador de la primera parte cuando poco a poco han empezado a asomar la cabeza en ataque. Sin embargo, las ocasiones de gol no llegaban.

Tanto uno como otro equipo protegían su área con fiereza y tan solo una jugada aislada parecía capaz de romper el gran orden táctico de ambos. Y así ha sido. Pastrana, totalmente asentado en el once, ha realizado un cambio magnífico de banda buscando la incorporación de Vilarrasa. El lateral ha controlado con el pecho en la esquina del área y, tras dejarla botar, ha soltado un zurdazo cruzado imparable para Iker, adelantado a los suyos.

El plan de Eloy salía a la perfección al paso por el minuto 35. Los blanquiazules seguían muy serios en defensa, pero de tanto en cuando asustaban los dominios del filial. Tan solo en una ocasión se ha dormido y la falta de malicia de Ahn ha impedido que llegara el empate.

La última jugada del primer tiempo era un córner a favor del Baleares, pero se han despistado y los locales han estado a punto de sorprenderles en una contra rapidísima, pero el tiro del extremo lo ha atrapado René sin problema. Un preludio de lo que pasaría en el segundo acto del encuentro.

El Baleares se marchaba justamente por delante a los vestuarios. Si seguían manteniendo el ritmo y la eficacia en defensa la victoria tenía que ser suya. Pero el Villarreal B ha salido con otro ímpetu. Una triple ocasión seguida tras una falta ha puesto sobre aviso a los de Eloy.

El conjunto dirigido por Miguel Álvarez le ha metido una marcha más al partido, siendo mucho más verticales. Y el Baleares ha empezado a caer en la tentación de encerrarse demasiado pronto. Y ante un equipo joven, pero repleto de talento, es una decisión muy peligrosa. Carlo ha encontrado un pase para el pichichi Arana que, tras controlar, ha batido por bajo a René.

A partir de ahí han llegado la peor versión de los blanquiazules. Los locales, crecidos tras el gol, han empezado a llegar con peligro. Las segundas jugadas eran para ellos y los de Eloy achicaban agua como podían.

Y tan solo diez minutos después del primer gol, ha llegado el segundo de los de Miguel Álvarez. Arana ha firmado su doblete tras un remate imposible con la izquierda. Jarro de agua fría para el Baleares, que se veía triunfador en la primera parte, pero que se estaba viniendo abajo en la segunda. Es inexplicable cómo se ha venido abajo el equipo y más preocupante era la falta de decisiones desde la banda.

Físicamente el equipo daba la sensación de no tener más gasolina. Ni la entrada de Armando, que volvía tras más de dos meses fuera, le ha conseguido dar otro aire al equipo, roto en dos partes e incapaz de crear peligro. Delgado, en la última jugada, la ha tenido desde dentro del área pequeña, pero Iker ha metido una mano salvadora para los suyos.

Con esta derrota, unida a la victoria del Linares, el Baleares abandona las posiciones de playoff y de nuevo se la jugará el próximo fin de semana ante el Castellón. 

Compartir el artículo

stats