Fútbol sala

El Palma se da una fiesta en Son Moix

El equipo de Juanito cierra con una goleada al Peñíscola (8-2) su semana grande por la victoria ante el Inter en la Copa del Rey

31.10.2015 | 02:21
Los jugadores del Palma celebran uno de los ocho goles.

Victoria de calidad del Palma Futsal ante el Peñíscola por 8-2 en un partido en el que los mallorquines fueron claramente superiores a su riva, al que golearon en la segunda mitad. Acertados ante la portería, el Palma da un paso de gigante hacia la Copa de España.

Los de Juanito marcaron el terreno prácticamente desde el inicio con un comienzo intenso en el que se hizo con el dominio del balón y combinó, teniendo minutos muy buenos de juego.

Desde el primer momento los de Juanito fueron a por el partido, con acciones ofensivas que encerraron al rival en su pista, que se defendió como pudo y aprovechó las circunstancias para tratar de salir a la contra. Tras varias ocasiones desaprovechadas por Attos y Paradynski, el Palma tuvo minutos muy buenos en los que además estuvieron acertados de cara a puerta. En concreto, en el minuto seis, en el que marcaron dos goles. El primero fue obra de Chicho tras una combinación que le dejó solo en la frontal y armó un disparo que sorprendió a Iván, meta rival. A los pocos segundos, Sergio también encontró el éxito tras un saque de esquina.

El Palma llevó la iniciativa del juego y tuvo ocasiones incluso para ampliar la ventaja, como un disparo de Taffy que salvó Iván.

El Peñíscola apenas podía armar alguna contra, pero cuando encontraba el espacio salía rápido tratando de sorprender y coger a los locales despistados, aunque tenía que tirar de disparos lejanos sin demasiado peligro.

Sergio tuvo otra acción para marcar el tercero, pero no tuvo fortuna en esta ocasión. En cambio, el equipo rival sacó petróleo de una jugada en la que el Palma perdió el balón cuando lo jugaba desde la defensa; Eric Martel que se quedo solo ante Barrón y le batió por bajo.

El tanto dio fuerzas a los visitantes, que empezaron a jugar más cómodos. La mejor ocasión antes del descanso fue para Taffy pero, de nuevo, salvó el meta rival y la acción posterior acabó con el balón pegando en el larguero.

La ventaja era mínima para afrontar la segunda parte, pero el Palma no perdonó en el comienzo con diez minutos en los que fue un vendaval de acciones ofensivas y acierto, con disparos desde todos los ángulos que entraron.

La falta de gol de otros partidos no se echó de menos anoche en son Moix. De hecho, a los doce segundos de la reanudación marcó Vadillo cuando algunos espectadores aún se sentaban en la silla gracias a un disparo desde la banda que entró llorando tras tocar en el portero.

Juan Carlos tuvo la posibilidad de reducir la ventaja, pero Barrón estuvo a un gran nivel bajo palos parando casi todo lo parable.

Era la noche del Palma y Tomaz marcó el cuarto con un potente disparo lejano; instantes después, Attos hizo lo propio con una acción similar desde la frontal.

El Peñíscola sacó portero-jugador para tratar de dar la vuelta a la situación y reducir la desevantaja para meterse en el partido, pero le fue imposible. Es más, el Palma aprovechó la circunstancia para ampliar la ventaja con un gol de Sergio a puerta vacía.

La insistencia del rival con portero-jugador tuvo su premio con un gol de Míchel, que fue contrarrestado de inmediato por otro tanto de Chicho tras un gran pase en largo de Vadillo.

El Palma pudo incrementar la ventaja con numerosas acciones a puerta vacía, pero en todas ellas el balón salió desviado por poco. El único que no perdonó fue Taffy, que marcó el octavo para cerrar una gran semana del Palma Futsal, que festejó con una goleada ante su afición el triunfo a domicilio ante el Movistar Inter que le dio el pase a las semifinales de la Copa del Rey.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine