Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

080 BARCELONA FASHION

Miguel Marín, diseñador de Larhha: "La capucha es el nuevo tocado"

Junto a la también arquitecta Natalia Lorca, el creador cordobés presenta su original propuesta que funde los mundos de Balenciaga y Valentino con los de Moneo y Gehry

El diseñador cordobés Miguel Marín, junto a una modelo con uno de sus nuevos conjuntos rematados con su característica capucha. Jordi Otix

Miguel Marín (Montoro; Córdoba, 1986) y Natàlia Lorca (Cuevas del Almanzora; Almería, 1987) se conocieron cuando estudiaban la carrera de Arquitectura. Actualmente es su profesión. Desde Madrid realizan proyectos por separado, aunque también llevan a cabo otros juntos. Pero desde aquellos días en las aulas también les unes otra pasión, la moda. Hace más de 10 años que se prometieron que algún día cumplirían su sueño. Y esta semana lo han logrado, desfilando en la 30ª edición de la 080 Barcelona Fashion.

¿A qué se debe el nombre de la marca, Larhha?

Lara es mi segundo apellido. De mi madre, que es modista, es de donde me viene mi pasión por el diseño y la costura. Las dos haches mudas del medio vienen de la palabra inglesa 'hat', sombrero. Al igual que en la arquitectura es tan importante el tejado, para nuestra marca, aunque sea una firma global de moda, son muy importantes los tocados y los sombreros. Además, casi siempre empezamos los 'looks' por la cabeza, por las capuchas.

¿Es la capucha su prenda fetiche?

En nuestros diseños todo gira en torno a la capucha. Para nosotros es el nuevo tocado. Antes de ayer hicimos una invitada a una boda; y llevaba una.

¿Cómo echa a andar este proyecto de moda de la mano de dos arquitectos, en el que usted diseña y Natalia se ocupa de la marca?

Hice un máster de Arquitectura, Moda y Diseño en 2020. Fue justo al principio de la pandemia, por eso fue casi todo 'online'. Pero me di cuenta de que me cundió más que si hubiera estado en la calle. Lo vi claro que teníamos que hacer este proyecto, y le dije a Natalia que nos teníamos que tirar a la piscina.

Un vestido suyo que se puso Lola Índigo tuvo la culpa.

Fue el vestido que presenté como trabajo de final del máster. Era el verano del 2020. Fue presencial y en el tribunal donde lo presenté estaba el estilista Javier de Juanas, de la revista 'Neo2'. Esa misma tarde me llamó y me preguntó si quería que se lo pusiera Lola para una sesión de fotos. Me volví loco. Ese fue nuestro punto de partida.

Cuando pienso un vestido, en cómo cubrir el cuerpo desde la cabeza hasta los pies, imagino cómo se tiene que sostener"

decoration

¿Cómo definiría el estilo de Larhha?

Nuestro proyecto es llevar la alta costura a la calle. Quizá pueda parecer lujo o fiesta, pero precisamente es traer eso al día a día.

¿Y cómo plasma la arquitectura en sus patrones?

En las estructuras. Cuando pienso un vestido, en cómo cubrir el cuerpo desde la cabeza hasta abajo, imagino cómo se tiene que sostener, cómo se va a construir. Dibujo pensando en cómo se coserá. A veces esas estructuras son visibles, y otras veces van en el interior. ¿Cuál es el máximo volumen que le puedes dar a una prenda para que siga siendo prenda y no una habitación? Ese es nuestro concepto.

¿Cómo es su nueva colección?

Es continuación de la primera. Por ejemplo, hay una evolución de nuestras primeras capuchas, una versión más adaptada a la realidad del día a día, para poder usarlas en varios 'looks', con un plumas y con un abrigo. También hay ropa más deportiva y vestidos. Hay 'leggins' que ya estaban en la primera colección, pero ahora les damos más importancia. Están más entre un 'leggin' y un pantalón para un evento. Intentamos aunar todas las siluetas que nos llaman la atención por la calle, desde la más macarra hasta la más clásica. En total, 25 'looks' completos. 

¿Sus diseños son exclusivamente para mujeres?

La mayoría, pero ya estamos explorando el campo 'genderless'.

Aunamos todas las siluetas que nos llaman la atención por la calle, desde la más macarra hasta la más clásica"

decoration

La 080 es su primera gran pasarela. ¿Qué le atrae de esta cita?

Nuestro primer desfile, con la colección de 2021, fue en Sevilla, en la Code 41, la semana de la moda andaluza, una pasarela más pequeñita. Para nosotros es un sueño estar en la de Barcelona. La 080 es mucho más internacional y vanguardista.

Como arquitecto, ¿qué le parece desfilar en el recinto modernista de Sant Pau?

Estuve por primera vez hace un mes. No lo conocía. Y aluciné. Nuestro primer desfile en Sevilla fue en las ruinas de Itálica, donde se rodaron algunas escenas de 'Juego de Tronos'. Y ahora volvemos a desfilar en un entorno arquitectónico único. Hemos tenido mucha suerte, es un regalo.

¿Y qué le parece que la plataforma acoja por primera vez un desfile con prendas de segunda mano? 

Totalmente a favor que se dé visibilidad. En nuestra colección pasada ya llevábamos algunas prendas reutilizadas, como un 'look' que llevaba un tocado y una gabardina que cogimos de segunda mano. También usamos un abrigo de segunda mano para un conjunto blanco con capucha acolchada. Y vamos a seguir en esa línea.

¿Cuáles son sus maestros de la costura y de la arquitectura que más le han influenciado?

Juego con siluetas que van desde la Edad Media, el Barroco... hasta la actualidad. De Isabel la Católica a María Antonieta, una época, por cierto, donde los tocados eran una auténtica locura de grandes... Y al llegar al siglo XX, ¿cómo no reparar en Balenciaga, con todo lo que nos descubrió? En esta colección hay algún guiño a Cristóbal muy claro. Pero también me inspira Valentino e Issey Miyake. Y del mundo de la arquitectura me inspira Rafael Moneo, Zaha Hadid y Frank Gehry.

Compartir el artículo

stats