Dos presuntos autores de un robo de un bolso en Can Pere Antoni comparecieron ayer en los Juzgados de Vía Alemania. Su comportamiento fue opuesto. Mientras uno reconoció su participación en los hechos, el otro se declaró inocente y fue respaldado por el otro encausado. La fiscal pide tres años de prisión para cada uno de ellos por un presunto delito de robo con violencia.

Los hechos que se juzgaron ayer tuvieron lugar sobre las tres de la madrugada del pasado 6 de septiembre en la playa de Can Pere Antoni de Palma. Una pareja de turistas se bañaba en el mar cuando un grupo de ladrones, de origen magrebí, se acercó al lugar.

El hombre, según relató, aseguró que cogió con fuerza una mochila. Mientras, la mujer indicó que vio cómo le habían robado el bolso y fue tras los ladrones. Luego desistió al sentirse intimidada debido a que uno esgrimía un supuesto objeto punzante. La fiscal no consideró que la presencia del arma estuviera acreditada.