Hace unas semanas un conductor que circulaba por la zona de Son Moix, en Palma, pasó junto a un hombre que paseaba a un perro por la calzada. El peatón le grita, se sube a un coche y se lanza en su persecución, siguiéndole de forma agresiva y pitándole. Llegaron así hasta la Vileta. El primer conductor se detiene y el perseguidor se baja del coche y le increpa junto a la ventanilla: «¡Has atropellado a mi perro!». El conductor está seguro de no haber atropellado al perro, que permanece tan tranquilo en el interior del coche, pero su dueño está cada vez más exaltado. «¡Quiero a mi perro como a un hijo y tú lo has atropellado! ¡Identifícate!». El hombre le contesta que no piensa identificarse y, que si quiere, que avise a la Policía. Entonces el dueño del perro mete la mano por la ventanilla y coge el teléfono móvil del conductor. Lo arroja al suelo, sube a su coche y le pasa por encima... tres veces. Adelante, marcha atrás y adelante otra vez antes de marcharse del lugar. Lo que quizá ignoraba es que varios vecinos se habían asomado al oír sus gritos y que el dueño del móvil aplastado le había tomado su matrícula. Cuando presentó la denuncia ante la Policía, fue cuestión de días que lo identificaran. Según explicaron los agentes al dueño del móvil, el hombre se había mostrado arrepentido y dispuesto a pagar los daños.  

Patinetes contra bicis La arrollan y le echan la culpa por frenar 

El pasado martes por la noche, una joven que iba en bicicleta por el carril bici de la calle Torcuato Luca de Tena, en Palma, frenó al ver a un patinete que se iba a cruzar con ella a toda velocidad en una intersección. Esta acción provocó que otro patinete, que iba detrás de ella, la arrollara. La ciclista sufrió una herida en un pie y daños en su bici, pero encima los dos usuarios de patinetes le dicen que ella tenía la culpa por haber frenado en seco. Es verdad que los conductores de patinetes no están obligados a saber nada de normas de circulación, así que aquí va una lección gratis: en caso de colisión por alcance, el responsable es siempre el vehículo que impacta por detrás al otro, por no respetar la distancia de seguridad. 

Los Bombers de Palma recorren el hospital de Son Espases 

Los Bombers de Palma han iniciado una serie de visitas guiadas al hospital de Son Espases, incluidas dentro del plan de seguridad del centro sanitario. El objetivo es que los equipos de extinción se familiaricen con el laberíntico edificio, y conozcan las vías de acceso y evacuación, para poder actuar con mayor eficacia en caso de un incendio. Las prácticas proseguirán a lo largo de todo el mes que viene, para que pasen por allí los integrantes de los distintos turnos.

El caballo, tendido en el suelo. Policía Local Alcúdia

El caballo de una galera se desboca en Alcúdia y choca contra un árbol 

El sábado de la semana pasada se desbocó el caballo de una galera en la calle Pollentia de Alcúdia. El animal cabalgó fuera de control hasta que se estrelló contra un árbol en la avenida Príncipes de España y volcó. El caballo no sufrió heridas, pero los agentes de la Policía Local que acudieron al lugar comprobaron que el conductor de la galera carecía de permiso, por lo que fue sancionado.