Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía concluye que el hombre discapacitado torturado en Manacor «engañó» a los acusados

El denunciante insistió en recibir castigos físicos y llegó a prometerles 25.000 euros a cada uno

Los siete acusados, al ser puestos a disposición judicial en el juzgado de Manacor. B. RAMON

La Policía Nacional ha llegado a la conclusión de que el hombre con discapacidad que fue torturado por un grupo de jóvenes en Manacor «engañó» a los acusados. Los investigadores, basándose en el análisis de numerosos vídeos y mensajes de WhatsApp entre los sospechosos y la víctima, afirman que esta «nunca» les dijo que padecía una limitación intelectual y que fue él quien insistió en recibir los castigos físicos más severos, como tatuarle penes en la cara y coserle los dedos de los pies. Además, señalan que llegó a prometerles 25.000 euros a cada uno por su participación en el supuesto concurso que derivó en las torturas. Siete jóvenes están siendo investigados por este asunto.

El denunciante, con tatuajes hechos por los acusados. | DM

Los agentes encargados del caso han remitido un oficio al juzgado de instrucción de Manacor, al que ha tenido acceso DIARIO de MALLORCA, en el que dan cuenta del contenido de los teléfonos móviles incautados a los sospechosos. En ellos encontraron varios grupos de WhatsApp creados por el denunciante, que ofrecía premios por participar en un supuesto concurso, y numerosos vídeos grabados durante el fin de semana en el que ocurrieron los hechos en marzo de 2021. La información recabada es ingente y ocupa 152 gigabytes, según consta en el documento.

Uno de los aspectos más relevantes de esta investigación, reflejada por los policías en las conclusiones de su informe, es que el denunciante «en ningún momento manifestó a los acusados tener una discapacidad intelectual». Tampoco se han encontrado menciones de esta circunstancia por parte de los sospechosos.

La propuesta que hizo el hombre a los ‘concursantes’ era someterlo a diversas pruebas y castigos para cambiarle la imagen a cambio de una recompensa económica. La Policía destaca también que fue la propia víctima quien «más propuestas de castigos duros, vejatorios y sórdidos» hizo para sufrir en sus propias carnes.

Los vídeos grabados durante la celebración del supuesto concurso, que se llevó a cabo a lo largo de dos días en un domicilio de Manacor, evidencian también, según la Policía, que el denunciante fue quien incitó a a los jóvenes a someterlo a las torturas, propuestas por él mismo.

Los investigadores explican además que el hombre discapacitado «engañó» a los acusados para que llevaran a cabo esas prácticas, asegurándoles que con ellas ganaban puntos y prometiéndoles hasta 25.000 euros por cabeza. Incluso firmaron un contrato y el denunciante les aseguró que tenía un socio para intentar demostrar su solvencia. Cuando los ‘participantes’ empezaron a desconfiar y pedir el dinero una vez terminado el ‘concurso’, el hombre llegó a darles un nombre y un DNI, que la Policía ha comprobado que era falso y que en realidad pertenecía a un familiar suyo con el que vivía, completamente ajeno a los hechos. «En ningún momento tenía intención de pagar el premio económico», exponen los investigadores, que afirman que «engañó desde el principio» a los sospechosos.

El hombre fue atendido en un hospital por las lesiones sufridas a consecuencia de las torturas, tras lo que presentó una denuncia y la Policía detuvo a los siete jóvenes que habían participado.

Compartir el artículo

stats