Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Caso Déborah

La jueza solicita a la Guardia Civil un contrainforme sobre el disco duro de Déborah

La magistrada remite al Departamento de Ingeniería de Madrid el dispositivo y las periciales de Lazarus que sacaron a la luz la manipulación | Este mismo equipo del Instituto Armado ya intentó analizarlo sin éxito en 2021

Un vehículo con carteles del caso Déborah. / MARTA G. BREA

El disco duro del ordenador de Déborah centra ahora la investigación del caso. La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Tui ha remitido un oficio al Departamento de Ingeniería del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil de Madrid para que realice un informe pericial sobre el dispositivo tras el estudio efectuado por Lazarus Technology por encargo de la familia de la joven viguesa, en el que concluyeron que el disco duro fue manipulado de forma intencionada tras su entrega a la Policía Nacional. Junto al propio dispositivo y el volcado que se hizo del mismo en un CD, la magistrada ordena remitir a los agentes los informes elaborados por dicho laboratorio y las declaraciones prestadas recientemente por dos expertos del mismo en sede judicial ratificándose en ese borrado deliberado de datos. Se da la circunstancia de que la unidad especializada del Instituto Armado al que se acaba de encargar este análisis es el mismo que en 2021 informó al juzgado de la imposibilidad por su parte de realizar la pericial ya que no consiguieron ni acceder ni extraer la información contenida en el disco duro.

Las diligencias por la desaparición y muerte de Déborah hace dos décadas siguen abiertas con un único investigado, el exnovio de la joven, pero en las últimas semanas no hubo ningún avance en relación con esta cuestión nuclear sobre lo que le ocurrió a la víctima cuando se le perdió la pista la tarde del 30 de abril de 2002 en Vigo. La sorpresa que saltó recientemente –y sobre la que la jueza deberá valorar si abre una pieza separada– se focalizó en el disco duro del ordenador de la víctima que la Policía Nacional recogió de la casa de los padres de la joven en 2006, cuatro años después del fallecimiento. Porque los peritos de Lazarus concluyeron que el ordenador fue manipulado de forma posterior a que fuese puesto en manos de dichos agentes policiales, sin poder precisar la fecha exacta del hackeado: las conversaciones mantenidas por la víctima por correo electrónico y Messenger en las fechas previas a su desaparición fueron borradas y, señalaron, se modificó a su juicio también de forma intencionada el registro temporal de innumerables archivos.

Paso judicial

Ante estos resultados, que los peritos de dicho laboratorio madrileño ratificaron en el juzgado tudense el pasado 26 de mayo, el paso que ha dado la jueza ha sido encargar otro informe sobre dichas conclusiones a la Guardia Civil. En primer lugar, concretamente el pasado 2 de junio, remitió un oficio al Equipo de Investigación Tecnológica (EDITE) de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra, pero esta unidad, en un escrito al juzgado, acaba de informar de que ellos no pueden emitir dicha pericial al no reunir los requisitos ni la estructura para elaborar un informe de dichas características, que necesita de la firma de dos agentes especialistas y de la supervisión de una figura superior. Este equipo pontevedrés fue el que, en septiembre de 2020, intentó clonar el disco duro en sede judicial sin lograrlo por un fallo fortuito en dicho proceso que provocó que el dispositivo empezase a echar humo.

Tras informar la unidad EDITE al juzgado de que el servicio competente es el Departamento de Ingeniería del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil de Madrid, la magistrada, en una providencia con fecha de este martes 7 de junio, resuelve encargar la pericial a dicha unidad especializada madrileña, que también intervino ya en el caso y que en febrero de 2021, tras tener consigo varios meses el disco duro, informaba de que no habían podido acceder a la información almacenada en el mismo por cuestiones técnicas al estar dañado el dispositivo. Fue con posterioridad a dicho intento frustrado cuando la jueza autorizó la entrega del disco duro a Lazarus, que tras una ardua investigación, emitió los informes que concluyen que hubo una manipulación de esta importante pieza de convicción.

A la espera del informe que emita ahora Criminalística de la Guardia Civil, hay todavía otro pendiente también centrado en el disco duro, el encargado por la defensa del exnovio de Déborah cuyos resultados aún no han trascendido.

Los abogados de la familia: “Es una pérdida de tiempo, Lazarus ya ha sido claro y contundente”

Tras los informes emitidos por Lazarus Technology, los abogados de la familia de Déborah pidieron a la jueza la apertura de una pieza separada centrada en lo ocurrido con el disco duro y, concretamente, que se analizase la cadena de custodia del dispositivo desde septiembre de 2006 en que se puso en manos de la Policía Nacional hasta mayo de 2021 cuando fue entregado al laboratorio madrileño contratado por la familia. Por el momento, el paso que ha dado la magistrada, de oficio, ha sido solicitar a la Guardia Civil un contrainforme de la pericial de Lazarus.

El equipo de letrados de la familia se muestra “incrédulo” e “indignado” con que se encargue una nueva pericial al Instituto Armado, cuando tanto el equipo de Pontevedra como el de Madrid, afirman, “no consiguieron” en su día extraer información de dicho aparato. “Es absurdo, una nueva pérdida de tiempo”, valoraba ayer Ramón Pérez Amoedo, uno de los abogados, que señala que Lazarus Technology, un laboratorio de prestigio que ha colaborado en numerosos casos criminales, sí pudo analizar el dispositivo y sus conclusiones son “claras y contundentes”. “El paso que acaba de dar la jueza es una desconsideración hacia el trabajo de estos expertos”, considera.

De hecho, los letrados han remitido un escrito al juzgado de Tui en el que, sin oponerse a la práctica de esta nueva pericial por parte de la Guardia Civil, piden sin embargo que se “fundamente” el motivo por el que ha sido solicitada.


Compartir el artículo

stats