Condenada a nueve meses de prisión por simular robos en varios locales de Portocolom para cobrar el seguro

La procesada ha tenido que indemnizar con más de 5.000 euros a dos aseguradoras afectadas por el fraude

Condenada a nueve meses de prisión por simular robos en varios locales de Portocolom para cobrar el seguro

Condenada a nueve meses de prisión por simular robos en varios locales de Portocolom para cobrar el seguro / B. Ramon

Lorenzo Marina

Lorenzo Marina

 La Sección Primera de la Audiencia de Palma ha condenado a una mujer este lunes a nueve meses de prisión por simular varios robos en locales de su propiedad. También tendrá que indemnizar a dos compañías de seguros con más de 5.000 euros. La ejecución de la condena ha quedado pendiente de que el abogado defensor solicite su suspensión en un plazo de diez días.

Los hechos por los que ha sido condenada ahora se remontan al pasado 18 de septiembre de 2011. La procesada se dedicaba a alquilar locales de su propiedad para la restauración y entonces interpuso una denuncia a la Guardia Civil por un presunto robo en uno de sus establecimientos.

Según su versión, varios desconocidos forzaron los candados de uno de sus locales para acceder al interior. Una vez en el interior, los supuestos delincuentes habrían sustraído diversos efectos como un equipo de música, dos altavoces grandes, un lavavajillas, un televisor, una máquina de tabaco, la caja registradora y varios jamones. Esto lo habría tasado en unos 9.600 euros.

El 12 de febrero de 2012, la procesada interpuso otra denuncia ante la Guardia Civil aludiendo a otro robo ficticio en otro de sus locales. La denunciante aseguró que habían forzado la puerta y los supuestos ladrones habrían roto varios cristales para la fechoría. Asimismo aseguró que le habían causado un incendio y le habían sustraído un televisor y una freidora, entre otros efectos. Esta denuncia la amplió el 12 de marzo de ese mismo año.

Durante la vista celebrada este lunes en la Audiencia de Palma, las partes han alcanzado un acuerdo de conformidad. La procesada ha reconocido ante el tribunal su culpabildad en los hechos de los que era acusada.