Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La fiscal asegura que la víctima de la violación de Gènova sufrió «intimidación ambiental»

La representante del Ministerio Público solicitó para cada uno de los dos acusados 14 años por un presunto delito de agresión sexual continuada, con diez de libertad vigilada, y otros tres años por abusos sexuales a una joven inconsciente

Los dos acusados de agresión sexual grupal durante el juicio celebrado en la Audiencia. | B.RAMON

«La víctima sufrió intimidación ambiental y, como consecuencia de esta, se deja hacer». Esta fue una de las principales conclusiones a las que llegó ayer la fiscal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma a la hora de reconstruir cómo se produjo una supuesta violación grupal a una joven y abusos a otra.

La representante del ministerio público solicitó para cada uno de los dos acusados una pena de 14 años de prisión por un presunto delito de agresión sexual continuada y diez años de libertad vigilada. Además reclamó otros tres años por abusos sexuales a una amiga que se encontraba inconsciente.

La acusación pública subrayó durante su alocución «la veracidad del testimonio» de la denunciante. En este sentido, la fiscal resaltó que su versión de lo ocurrido «está rodeada de corroboraciones periféricas». Finalmente, llegó a la conclusión de que se trató de «un acto sexual sin consentimiento»

Por el contrario, el abogado defensor de los acusados salió al paso de la valoración realizada por la representante del ministerio público. En primer término, el letrado Gaspar Oliver situó los hechos en un contexto de consumo abusivo de alcohol por todas las partes implicadas. Asimismo, el defensor rechazó que no hubiera consentimiento. «Hubo un consentimiento expreso, no se opuso» abundó.

Profunda somnolencia

Como alternativa de la absolución de sus defendidos el letrado propuso al tribunal que se apreciaran dos atenuantes muy cualificadas. La primera el elevado consumo de alcohol de los encausados y la segunda las dilaciones indebidas que han retrasado la celebración del juicio de esta causa durante más de un lustro.

Los hechos que se enjuiciaron tuvieron lugar sobre las seis de la mañana del 18 de junio de 2016 en Palma. Tras una noche de copas, dos chicas accedieron a que les llevaran a su domicilio varios chicos en su coche.

De acuerdo con el escrito del fiscal, la amiga de la denunciante se quedó dormida y el conductor se dirigió a un descampado en lugar del domicilio de la joven. Durante el trayecto, los jóvenes realizaron tocamientos a una de las chicas mientras se encontraba sumida en un estado de profunda somnolencia. Ella les instó a que la dejaran en paz.

Así, según el ministerio público, a la joven que estaba consciente la colocaron en el asiento delantero y uno tras otro la fue penetrando. El miedo y lo que la fiscal definió ayer como «intimidación ambiental» la habría atenazado y no opuso resistencia a la agresión sexual grupal en un descampado próximo a Génova.

«Tú o tu amiga»

Una agente de la Policía Nacional atendió a la joven después de que sufriera la supuesta agresión sexual múltiple en Palma. De acuerdo con el testimonio de esta, los acusados la habrían puesto en un callejón sin salida antes de consumar la violación grupal. «Tú o tu amiga, tú eliges», relató la policía que le propusieron a la denunciante para que se sometiera ella o se decantaban por la chica inconsciente.

Compartir el artículo

stats