Los análisis forenses realizados ayer al cadáver de una mujer que apareció el lunes flotando en el mar a una milla de la playa de Can Pastilla confirmaron que murió ahogada. El cuerpo llevaba unos dos meses en el mar, por lo que estaba muy descompuesto y la fallecida todavía no ha podido ser identificada.