17 de septiembre de 2019
17.09.2019
Tribunales

Juzgan a un hermano de La Paca y su clan por traficar con cocaína en Son Banya

Las defensas solicitaron ayer en la Audiencia de Palma la nulidad de los pinchazos telefónicos y los registros domiciliarios

16.09.2019 | 23:01

El Moreno, hermano de La Paca, volvió a sentarse ayer en el banquillo de los acusados en la Audiencia de Palma. Isidro C.P., vinculado a la conocida matriarca de Son Banya, entró en el palacio de Justicia apoyándose en una muleta. No estaba solo. Le acompañaba buena parte de su clan, entre ellos su mujer, La Rosario, y una hija. El tribunal de la sección segunda inició ayer el juicio contra doce encausados por narcotráfico. La fiscalía antidroga de Balears reclama penas que suman 98 años de prisión por delitos contra la salud pública e integración en grupo criminal.

Los sospechosos relacionados con el clan del Moreno y el clan de Los Valencianos presuntamente se dedicaban a traficar con cocaína en Son Banya en el verano de 2017. La Policía Nacional les incautó cerca de siete kilos de droga de gran pureza en distintas intervenciones. Según los investigadores, los estupefacientes eran introducidos en la isla a través de envíos postales que eran remitidos desde Valencia.

Los abogados defensores pidieron ayer ante la sala, en el turno de las cuestiones previas, la nulidad de las intervenciones telefónicas y de los registros domiciliarios. Las defensas plantearon que se había vulnerado el derecho al secreto de las comunicaciones y solicitaron la nulidad de varios autos judiciales. "Todos los autos son iguales. Se construye un auto base y se adapta a los distintos autos", argumentó uno de los abogados, criticando la ausencia de motivación.

Mientras, el fiscal se opuso a las cuestiones previas planteadas y destacó que los pinchazos telefónicos y las entradas y registros están "plenamente justificados". Según indicó, "hay una base indiciaria muy contundente". Además, el representante del ministerio público subrayó que estas actuaciones están plenamente justificadas "por razones de urgencia y necesidad".

El juicio contra los doce acusados continuará mañana con el interrogatorio a los sospechosos. La vista oral transcurrió ayer sin incidentes en una sala repleta debido a la gran asistencia de público.

El Moreno, uno de los hermanos de La Paca, afronta una petición de pena de siete años y medio de cárcel, la misma condena que solicita el fiscal para su mujer y su hija. Mientras, uno de los miembros del clan de Los Valencianos se enfrenta a diez años y medio de prisión por presuntamente introducir y distribuir en Mallorca grandes cantidades de cocaína mediante envíos postales que recibía desde Valencia.

Julio de 2017


Los hechos se remontan al verano de 2017. Según la versión de la fiscalía, desde julio de 2017 hasta noviembre de ese año, los acusados se dedicaban a traficar con cocaína en el poblado de Son Banya. La droga era almacenada en la finca de los caballos que gestiona El Moreno, junto al poblado. Debido a su ubicación, muy cerca de Son Banya, resultaba más fácil abastecer los puntos de venta de droga.

Uno de los principales encausados, del clan de Los Valencianos, utilizaba una empresa de importación de vehículos domiciliada en Sagunto para encubrir sus operaciones de narcotráfico, según el fiscal. El 31 de agosto de 2017, la Policía intervino 1,6 kilos de cocaína en un coche en la calle General Riera, en Palma. Luego, en un domicilio de la calle Ticià, los agentes se incautaron de otros tres kilos de droga. En octubre, intervinieron dos kilos más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook